Skip to main content

Noticia

Diferencias entre el WLTP y el NEDC: todo lo que tienes que saber

WLTP vs NEDC
Aquí tienes todas las diferencias entre el WLTP y el NEDC, los dos ciclos (presente y pasado) de homologación de consumos y emisiones de vehículos en Europa.

Entre un mar de siglas y protocolos de homologación, ¿cuáles son las diferencias entre el WLTP y el NEDC? Estos dos ciclos de homologación de consumos y emisiones de vehículos en Europa representan el presente y el pasado, respectivamente, de la industria automotriz; y tienen una importancia vital para el mercado, los impuestos a pagar tanto en la compra como en la vida útil del vehículo, y sirven de nexo entre el fabricante y el comprador.

No te pierdas: El WLTP ha subido el precio de los coches un 0,7%

¿Qué es el NEDC? El New European Driving Cycle (Nuevo Ciclo Europeo de Conducción) es una prueba diseñada para evaluar el impacto medioambiental de los automóviles, mantener informado a los consumidores y homologar cifras de consumo y emisiones de CO2. Se basa en cuatro ciclos de conducción repetidos y en un ciclo de conducción extra-urbano denominado Extra-Urban Driving Cycle (EUDC).

El pasado 1 de septiembre de 2018 entró en vigor el WLTP para reemplazar al anterior NEDC. El World Harmonized Light-duty Vehicle Test Procedure (Procedimiento Mundial Armonizado para el Ensayo de Vehículos Ligeros) es un estándar a nivel global que determina los niveles de contaminación y de consumo de los coches convencionales, híbridos y eléctricos. Tiene como objetivo hacer coincidir mejor los cálculos obtenidos en laboratorio con las medias que derivan de una conducción real.

Diferencias entre el WLTP y el NEDC

Entonces, ¿cuáles son las diferencias tangibles entre el WLTP y el NEDC? Varía en un gran número de factores con el fin de determinar de forma más próxima a la real el consumo y las emisiones de partículas contaminantes de los vehículos, con el fin de que los consumidores finales no se sientan estafados por un consumo que dista mucho de prometido por el anterior NEDC en representación de los fabricantes.

Vídeo: Así es el nuevo Protocolo de emisiones WLTP:

Estas son las principales diferencias:

  • Distancia: el primer factor es el de la distancia recorrida para su homologación. El anterior ciclo NEDC simulaba un recorrido de unos 11 kilómetros, mientras que el nuevo WLTP eleva la cifra hasta los 23,25 km en un tiempo de aproximadamente 20 minutos.
  • Temperatura: la temperatura es otro factor diferenciador. Mientras que el NEDC realizaba la prueba en aproximadamente 20 ºC, el nuevo ciclo baja la temperatura hasta los 14 ºC, lo que afecta de forma más incisiva en el consumo y las emisiones de cualquier tipo de vehículo.
  • Ensayos: las medias de consumos se realizan ahora en situaciones diferentes. El NEDC ofrecía un consumo urbano, un consumo extraurbano y un consumo mixto. Ahora, el WLTP ofrecerá cifras de carga máxima (ciudad), carga media (interurbano), carga alta (carretera) y carga muy alta (autopista).
  • Prueba en parado: uno de los recursos que empleaba el WLTP (y por lo que surgió el sistema Start-Stop) para bajar los consumos era el de la prueba en ralentí, ya que el vehículo estaba parado un 25% del tiempo y ahora este espacio se ha reducido hasta el 13%, por lo que estos dispositivos pierden efectividad y se reduce el gap entre consumo oficial y consumo real.
  • Prueba en tráfico real: del laboratorio en banco de rodillos a una prueba en tráfico real con equipos de medición portátiles para determinar el consumo y las emisiones en situaciones de conducción habituales.
  • Velocidad: la velocidad también ha cambiado de un ciclo de homologación a otro. En el anterior, la velocidad era de 121 km/h, mientras que en el nuevo se ha aumentado hasta los 131 km/h.
  • Potencia: lo mismo ocurre con la potencia empleada. El NEDC demandaba 34 kW (45,5 CV), y el nuevo WLTP parte desde los 47 kW (65 CV).
  • Equipamiento: el equipamiento forma parte indispensable del vehículo para realizar las pruebas de homologación del nuevo ciclo WLTP. De este modo, se realizan pruebas con diferentes unidades con el mismo motor, pero diferentes medidas de llanta, lo que ayuda a orientar más el consumo y las emisiones a las cifras de conducción real. Con anterioridad, muchos fabricantes retiraban todo el equipamiento no necesario para reducir el peso y lograr así unas mejores cifras medias, así como una serie de trucos y artimañas que ayudaban a homologar mejores registros, pero que los alejaban peligrosamente de los que más tarden obtendrían los conductores en el día a día.

De una forma más resumida:

  NEDC WLTP
Distancia 11 km 23,25 km
Temperatura 20 ºC 14 ºC
Ensayos Consumo urbano, extraurbano y mixto Carga máxima, media, alta y muy alta
Prueba en parado 25% tiempo 13% tiempo
Prueba en tráfico En laboratorio (banco de rodillos) Conducción real con equipo de medición portátil
Velocidad 121 km/h 131 km/h
Potencia 34 kW (45,5 CV) 47 kW (65 CV)
Equipamiento No necesario Indispensable (diferentes pruebas)

Más:

WLTP

Y además