Prueba

Volkswagen CC, ahora ya sin Passat

Enrique Trillo

23/01/2012 - 09:57

El Volkswagen CC es un 'restyling' del actual Volkswagen Passat CC, pero los responsables de la marca de Wolfsburgo han querido abandonar la denominación Passat porque consideran que es un vehículo más exclusivo y mejor equipado que la berlina de la que parte. Disponible, por el momento, con dos motores diésel y otros dos gasolina, con potencias que van desde los 140 hasta los 210 CV.

El Volkswagen CC es una berlina de cuatro puertas pero con diseño coupé que sigue la estela marcada por su predecesor, el Volkswagen Passat CC, que, a su vez, quiso arrebatar parte de su éxito al primer modelo de estas características que apareció en el mercado, el Mercedes CLS.

Respecto al modelo del que parte, al margen de los evidentes cambios estéticos (personalmente creo que ha perdido parte de su agresiva identidad) en el frontal y en la zaga, hay que destacar que mejora sensiblemente el equipamiento de serie, que también es mejor si lo comparamos con el Passat normal.

Los diseñadores han querido aportarle un aspecto similar al del Passat que se fabrica en EE.UU y al del lujoso Volkswagen Phaeton, no tan rebuscado en sus líneas, más sencillo y de aspecto más 'premium'. Aunque con eso creo que ha dejado de tener un aspecto tan agresivo como antes. Parece menos coupé y, por tanto, se distingue menos del Passat, que es justo lo que pretenden conseguir.

Aunque en términos estructurales apenas varía respecto al modelo anterior, ya que coincide en todas sus cotas (batalla incluida), salvo en la longitud total, que ha disminuido en un insignificante milímetro.

Estos son algunos de los accesorios que el Volkswagen CC 2012 puede equipar: detector de fatiga, sensor de luces, alerta de colisión con función de frenada de emergencia, sistema de aparcamiento automático, 'Easy Open' (se abre el maletero al deslizar el pie por debajo del parasoles trasero -igual que el actual Audi A8-).

El nuevo CC dispone de dos motores 2.0 TDI de 140 y 170 CV, ambos de serie con 'Start-Stop' y sistema de recuperación de energía en las fases de deceleración y frenado. Habrá otros tantos gasolina: un 1.8 TSI de 160 CV y un 2.0 TSI de 210 CV. Un poco más adelante llegará un 3.6 FSI de 300 CV.

Me gustaría destacar especialmente la variante BlueTDI del 2.0 TDI de 140 CV, que es uno de los primeros propulsores en el mundo que cumple con la normativa Euro 6. Consume solo 4,9 l/100 km y tiene unas emisiones de 127 g/km.

Todos los motores con potencias de hasta 210 CV pueden equiparse de manera opcional con el efectivo cambio de doble embrague 'DSG', que será de serie en la variante de gasolina más potente. Este mismo modelo también saldrá de fábrica con la tracción a las cuatro ruedas '4Motion', que se podrá instalar opcionalmente en las versiones diésel.

Como novedad orientada a una mejor eficiencia, el cambio 'DSG' dispone de una función adicional en el caso de las variantes de gasóleo, que es la que permite desacoplar el motor de la transmisión tan pronto como el conductor levanta el pie del acelerador.

Si no cambian en cuanto a las medidas exteriores, tampoco lo hace en el apartado dinámico. Sigue siendo un modelo con una buena puesta a punto, que aporta una buena firmeza en zonas de curvas y suficiente confort para viajar. Eso sí, hay que destacar que monta de serie ela suspensión adaptativa 'DCC' y que ahora puede contar con el diferencial electrónico de deslizamiento limitado 'XDS' (lo estrenó Seat en modelos como el Seat León FR), que será de serie en los dos modelos de gasolina más potentes y en el TDI de 170 CV. En el resto de versiones también se podrá montar, pero pagándolo aparte.

El nuevo Volkswagen CC, al igual que el Passat CC, se fabrica en la factoría alemana de Emden. Estará la venta desde el mes de febrero a partir de 33.530 euros.

 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Todo sobre Volkswagen

Volkswagen CC CC

Buscador de coches