Skip to main content

Prueba

Prueba Lexus ES 300h: poco que envidiar

Prueba Lexus ES 300h
Nota

8

Premium e híbrido.

En el segmento de las berlinas premium no corren aires de bonanza, debido a la fiebre SUV, que aunque ha bajado unos grados, se mantiene bastante alta. Pero todavía hay mercado para los Audi A6, BMW Serie 5 o Mercedes Clase E, todos ellos en el entorno de los cinco metros. ¿El objetivo de este ES 300h? Está muy claro: robarles un trozo del pastel. ¿Y cuáles son sus argumentos para conseguirlo? Probamos el Lexus ES 300h para averiguarlo.

Todos los coches nuevos que se lanzan en 2019

Para empezar, su estética llama más la atención que la de sus rivales alemanes. No te digo que sea más bonito, eso queda a tu elección, pero ninguno hace girar tantas cabezas en este segmento. Tampoco su interior deja indiferente. Su diseño también es muy moderno y su calidad premium se nota en los recubrimientos de piel que muchas piezas exhiben. Hay bastantes botones físicos para controlar la climatización o el sonido, lo que agradecerás, ya que el Touchpad que hay entre los asientos no se maneja con demasiada facilidad.

VÍDEO: Nuevo Lexus ES 2018

Sus asientos, de cuero de serie, también son de lo más cómodo del segmento, con un mullido perfecto para recorrer muchos kilómetros, aunque no sujeten lateralmente tan bien como los más deportivos del acabado F Sport. Pero quizá es detrás donde el Lexus ES se disfruta más. Y no solo por el espacio que hay en esta zona o por la cantidad de controles que tienes a tu disposición si abates el reposabrazos central. También es la mejor zona para viajar porque no es un coche que emocione al volante.

Y es que resulta mucho más placentero conducir a un ritmo muy tranquilo, que pisar el acelerador de verdad. Porque entonces, el sonido del motor de gasolina atmosférico inunda el habitáculo y estropea la paz y el confort que existía hasta entonces. Además, este sistema híbrido, que ofrece 218 CV en total, no tiene una aceleración que impresione. Parece más enfocado a buscar bajos consumos. Algo que sí consigue, ya que en nuestro test no llegó a los 6,0 l/100 km.

¿Cuál es mejor, Lexus ES 300h o BMW Serie 5?

Tampoco el cambio ayuda, ya que es un CVT (variador continuo) en el que ni siquiera sus levas tras el volante mejoran mucho su respuesta. Por lo menos, la transición de funcionamiento del motor eléctrico al de gasolina, y viceversa, es prácticamente imperceptible, aunque este último se enciende más de lo deseable. En fin, mientras consiga el objetivo del bajo consumo...

También la suspensión del Lexus está pensada para devorar kilómetros, ya que en carreteras nacionales parece tragarse cualquier irregularidad y muestra solo suaves vaivenes verticales. Para rematar este placentero viaje, su equipo de serie no deja casi nada como gasto extra. Y eso, en este segmento, se agradece.

Nuestra opinión

Lo digo en el titular: no tiene nada que envidiar a las berlinas alemanas con las que compite. Y en algunos casos las supera, como en su completo equipamiento o en un confort a bordo muy elevado. Además, su sistema híbrido también le supone, hoy por hoy, una ventaja.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Su sistema híbrido supone, a día de hoy, una ventaja sobre sus rivales alemanes.

Lo peor

El cambio de tipo variador continuo no es lo mejor del ES, ni tampoco el Touchpad para el sistema multimedia.

Lecturas recomendadas

Y además