Skip to main content

Práctico

Motor

¿Lluvia de barro? Consejos para limpiar tu coche del polvo subsahariano que cubre hoy la Península

Consejos para limpiar tu coche del polvo subsahariano

Dicen que la de hoy es la mayor nube de polvo subsahariano en décadas...

España ha amanecido hoy como si fuera una foto en color sepia. Aceras, terrazas y vehículos están cubiertos de una espesa capa de de polvo. La culpable es Celia, una borrasca que atraviesa España y, a su paso, está dejando una nube de polvo subsahariano. No hay problema, te contamos cómo limpiar tu coche si se ha visto afectado por la lluvia de barro. De lo contrario, estas son las principales amenazas que supone para los automóviles el polvo sahariano.

Te interesa: Nieve, barro, baches... los peligros de la carretera (II)

Lo advirtió ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet): una "excepcional" nube de polvo procedente del desierto recorrerá la Península Ibérica de sur a norte. Un fenómeno que, dicen los expertos, no se producía con esta intensidad desde hace varias décadas.

A la nube de polvo se suman los posibles chubascos previstos a lo largo del día que convertirán la arena que la borrasca Celia trae del desierto del Sahara en barro. Pero tranquil@, con estos consejos dejarás tu coche como nuevo...

Cómo limpiar el coche tras una 'lluvia de barro'

  1. Prepara lo necesario. No se te ocurra lavar el coche sin algo que lubrique, tipo agua, cera en spray, o jabón, por ejemplo. Estas sustancias levantan los contaminantes de la superficie. De esta forma, evitarás daños en la pintura y tener que pulir los arañazos.
  2. Sé metódico. Sigue este orden: ruedas, pintura, interior del coche y cristales. De otra forma, seguramente tendrás que lavar más de dos veces alguna parte. Limpiar primero las ruedas antes de mojar el resto del coche evitará que queden gotas de agua en ellas. Los cristales, déjalos para lo último, no vaya a ser que los manches mientras limpias el interior. 
  3. Mejor, por partes. Las ruedas sucias suelen contener polvo de los frenos que puede dejar arañazos la pintura. Así que será mejor que reserves un cubo y un guante especial para ellas.
  4. Recurre a una rejilla. La idea es colocar una rejilla en el cubo para evitar que los guantes cojan la suciedad del fondo y ensucien de nuevo cuando los uses. 
  5. Cada parte tiene su herramienta. Para las ruedas, por ejemplo, hay unos cepillos redondos diseñados especialmente para limpiar las esquinas y apartados a los que uno normal no llegaría.
  6. Microfibra, lo mejor. A pesar de que las esponjas siempre han tenido su protagonismo a la hora de limpiar el coche, lo mejor es usar una gamuza de microfibra que recoge y elimina la suciedad. Las más pesadas (300-400 g por metro cuadrado) son las más suaves y respetuosas con la pintura. 
  7. Protege con cera. Aplica un 'spray de cera' o un repelente de agua sobre la superficie pintada húmeda y seca con una toalla, también húmeda. "La toalla de microfibra cogerá aquella suciedad que no se fue con el lavado y aplicará una capa de protección durante el secado", ha añadido Kosilla.
  8. Un soplo de aire. En los espejos, luces traseras y emblemas puedes dar aire con un secador de manera que elimine el aire el agua atrapada en los distintos conductos. 

 

Ya que estás de limpieza deja que te demos unas cuantas recomendaciones para sacar brillo al coche, (en el enlace). 

También puedes echar un vistazo a nuestros 23 trucos caseros para limpiar las manchas de la tapicería y cómo limpiar los mosquitos del coche.

Fuente: Popular Mechanics

Y además