Skip to main content
Imagen de perfil de Rodrigo Fersainz
La opinión de
Rodrigo Fersainz

La pregunta del martes: ¿tiene sentido un Fiat Multipla en 2020?

¿Tiene sentido un Fiat Multipla en 2020?
Sus 6 plazas serían un acierto, pero ¿necesariamente debería tener aires SUV?

El gigante italiano se ha caracterizado en los últimos tiempos por hacer movimientos estratégicos de lo más polémico, quizás, por aquello de "mejor que se hable ¿mal? de mí a que no se hable". El caso es que, con mayor o menor acierto comercial, la historia demuestra que ha tomado decisiones de lo más arriesgado: recuperar Abarth como marca independiente, usar el nombre de Delta ("capricho de Segio [Marchionne]", nos decían en Turín) para un compacto derivado del Bravo, fulminar Lancia (menos en Italia) después de habernos anunciado en Italia a bombo y platillo las renovación de la marca en todo el mundo tras su fusión con Chrysler; lanzar deportivos puros como el Alfa Romeo 4C y el Alfa Romeo 4C; sucumbir a las tentaciones SUV con el Alfa Romeo Stelvio; engordar el icónico Fiat 500 hasta convertirlo en Fiat 500 X y Fiat 500 L... Y, fusiones empresariales FCA-Grupo PSA aparte... ¿un nuevo monovolumen de 6 plazas? ¿Tiene sentido un Fiat Multipla en 2020

Fiat Multipla: ese gran incomprendido

Desde luego, hace décadas que los coches dejaron de clasificarse sólo en grandes, pequeños y medianos. Poco a poco, todos los fabricantes fueron creando segmentos y subsegmentos para ampliar su gama en consonancia con las también crecientes necesidades de movilidad. Y por ello, del mismo modo que después de las dos guerras mundiales se impuso la necesidad de microcoches, que la crisis energética de 1973 eliminó modelos y motorizaciones demasiado 'gastones' o que los jóvenes de los 80 pudieron desquitarse con todo tipo de utilitarios vitaminados con motores grandes -sin electrónica que ayudara a domesticarlos-, hoy, con la electrificación y los combustibles alternativos se busca la excelencia en eficiencia energética y seguridad debido a las exigentes normativas en ambas materias. 

¿Tiene sentido un Fiat Multipla en 2020?

Pero en la década de los 90, la obsesión fue el espacio y, junto a un gusto por vehículos más voluminosos y, quizás, una 'democratización' de los viajes -más rápidos, cómodos y económicos, debido a la estandarización del aire acondicionado y los sistemas multimedia, a las mejoras en las infraestructuras y al despegue de los motores turbodiésel-, las berlinas de toda la vida fueron reemplazadas por el último grito: los monovolúmenes.

"En los años 90, vendíamos espacio. Las carrocerías crecían y crecían, pero las ruedas se quedaban igual, con llantas incluso pequeñas, con lo que luego nos parecían diseños monstruosos", me reconocía un importante diseñador francés hace unos años, en una cena que compartimos en París. 

Las 6 plazas no 'caducan'

Por ello, en 1998 veía la luz el Fiat Multipla, un extravagante ejercicio de practicidad y confort por dentro... con unas líneas de lo más rimbombantes por fuera: más de cuatro metros de largo, faros delanteros separados, amplísimos ventanales, instrumentación elevada y 'apiñada en la parte central' del salpicadero... y, sobre todo, aquello que lo hacía más especial: seis plazas modulables en una configuración 3+3. ¿Un concepto 'desfasado' hoy día? ¿Tendría sentido un Fiat Multipla en 2020 con esa personalidad, aunque la estética fuera actualizada con líneas más atractivas? ¿Por qué ha caducado la idea de las 6 plazas?

¿Tiene sentido un Fiat Multipla en 2020?
¿Tiene sentido un Fiat Multipla en 2020?

Todo sería acostumbrarse, si bien, hay que reconocer que al Multipla original le costó Dios y ayuda ser visto con otros ojos, a pesar de que en su lanzamiento no se escatimaron recursos y un empleado ilustre de la empresa -el campeón del mundo de F1 Michael Schumacher, que ya era piloto oficial de Ferrari- se encargó de protagonizar el anuncio de televisión, en el que -emulando a la servilleta en la que Alec Issigonis concibió el Mini medio siglo antes- el alemán arrastraba seis sillas en un restaurante para demostrar las bondades de esa disposición en el nuevo Fiat Multipla.

El nombre, por cierto, no era nuevo, porque el fabricante recuperaba parte de la denominación y el concepto del Fiat 600 Multipla, vehículo producido en Italia a finales de los años 50 (nunca tuvo su réplica en Seat) con el que Fiat reivindicó siempre la paternidad del primer monovolumen, tantas veces atribuida -y sin acuerdo según el lado del Atlántico desde el que se hable- al Chrysler Voyager (que curiosamente acabaría siendo Lancia Voyager en Europa) y al Renault Espace

¿Tiene sentido un Fiat Multipla en 2020?

 

El caso es que, a día de hoy, estética del Multipla de los 90 sigue eclipsando sus cualidades dinámicas y de espacio, incluso a pesar de haber recibido un lavado de cara en 2004. De hecho, si al principio se le criticó por tener unos rasgos demasiado rompedores, luego no faltaron quienes acusaron a sus creadores ¡de privarlo de sus principales señas de identidad!  

¿Tiene sentido un Fiat Multipla en 2020?

¿Tiene sentido un Fiat Multipla SUV?

Después de todo este recorrido por el fortísimo carácter de este por dentro, no parece que el concepto de habitabilidad haya perdido vigencia con el tiempo, porque siempre hay un público que busca un vehículo así para desplazarse en familia.

Es cierto que los coches de 7 plazas -especialmente, en todocaminos- llegaron para absorber esta demanda, pero la realidad es que las dos últimas butacas auxiliares, en la gran mayoría de los casos, siguen siendo útiles sólo en caso de emergencia, mientras que el Multipla ofrecía una menos, sí, pero todas reales y pensadas para que seis adultos fueran cómodos en su interior. 

¿Es posible hacer que un Fiat Multipla parezca bonito? 

Por tanto, la pregunta es: ¿tiene sentido un Fiat Multipla en 2020? Desde luego que habría hueco en el mercado para un vehículo cómodo, espacioso, de más de 5 plazas reales y modulables, buen maletero... Y eso no tendría por qué estar reñido con un diseño estético acertado, probablemente basado en el Fiat 500, ni con todos los "aires SUV" que el público quiera. Incluso, si el nuevo Multipla se concibe para viajar acompañado, precisamente por ser este un momento de eficiencia, no habría motivo para descartar motores diésel que completaran la oferta, más para el día a día, de mecánicas de gasolina, híbridas, eléctricas o PHEV.   

 

 

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.248 cc

  • Par motor

    200 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    95 cv /3.750 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1.704 L

  • Aceleración 0-100

    15,4 s

  • Velocidad máxima

    169 km/h

  • Consumo oficial

    4,5/3,6/3,9 l/100km

  • Precio

    23.000

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Fiat 500L Todo sobre Fiat 500L

Y además