Skip to main content
Imagen de perfil de Hugo Valverde
La opinión de
Hugo Valverde

Opinión: los Alfa Romeo equiparán un menor número de pantallas, ¿error o genialidad?

pantallas alfa romeo

Los fabricantes de automóviles, con esa intención que tienen de incorporar la última tecnología del mercado a sus productos, están copando el habitáculo de éstos con pantallas de diferentes formas y tamaños. También está ahí, claramente, la intención de conquistar a los millennial y centennial, que han nacido con un dispositivo digital bajo el brazo.

Esta corriente de instalar pantallas y suprimir botones físicos consigue que el interior de los vehículos sea más moderno y limpio. Algunos modelos como el urbano eléctrico Honda e pueden equipar hasta seis, consiguiendo un puesto de mandos más propio de una versión moderna del Enterprise.

Otros como Cadillac han apostado por tamaños más propios de una pantalla de cine. La compañía americana ha instalado en el Escalade una OLED con cristal curvo de 38 pulgadas.

Prueba Mercedes EQS 580 4Matic: un coche alrededor de una enorme pantalla que lo cambiará todo

Pero más a mano, en Europa, tienes la del Mercedes EQS, el nuevo buque insignia eléctrico de la firma de Stuttgart que en su caso acoge la llamada MBUX Hyperscreen, que está compuesta por tres pantallas: dos de 12,3 pulgadas y una, la central, de 17,7 pulgadas. Además, esta última y la del puesto del copiloto son OLED, táctiles y tienen respuesta háptica.

¿Y todo esto qué supone? Pues aunque exista la posibilidad de que me llames carca, una distracción para el conductor. Por ese motivo aplaudo la intención que tiene Alfa Romeo de volver a las pantallas pequeñas y de equipar el menor número posible de ellas. 

Jean-Philippe Imparato, el CEO de la firma, ha señalado: “El conductor en el centro, la menor cantidad de pantallas posible en el automóvil. No vendo un iPad con un coche a su alrededor, vendo un Alfa Romeo”. ¡Booom!

De esta forma nos aseguramos la existencia de botones físicos, y por ello, que la persona que circula al volante del vehículo no aparte, o por lo menos en menor medida, la mirada de la carretera.

Por ejemplo, Honda se ha dado cuenta de ello y ha manifestado que sus próximos modelos tendrán más botones analógicos. Se acabó eso de navegar de un menú a otro como si de un videojuego se tratase. Parece que en algunos coches, sí. Se acabó toquetear la pantalla para encender alguna función básica como el climatizador. Espero que así sea.

Lo cierto es que todos esos interface quedan la mar de bonitos, de eso no hay duda. Solo hay que echar un vistazo al de Mercedes, que gracias a su asociación con la empresa tecnológica NVIDIA, sus modelos, desde el de acceso a gama, presentan un sistema de infoentretenimiento con una imagen fantástica. 

Alfa pantallas

Jensen Huang, fundador y director ejecutivo de dicha compañía, señaló que “los tres potentes chips de computadora del Clase S representan el cerebro y el sistema nervioso de este automóvil”. Miedo me da que un vehículo dependa tanto de una máquina... 

Además, no me quiero imaginar, al ritmo que avanza la tecnología, cómo lucirán esos gráficos dentro de 20 años. ¿Recuerdas el Super Mario World de la de la Super NES? Pues ve haciéndote a la idea porque será algo parecido.

Asimismo, supón que de repente se quedase colgado o se apagase esa pantalla de la que dependes para todo. ¡Qué gracioso tiene que ser no saber a qué velocidad circulas o cuánta autonomía tienes! Y me dirás: un cuadro de instrumentos analógico también puede fallar. Cierto, pero ahí es cuanto te rebato: no es igual el sistema completo que una esfera o un indicador.

Por no hablar de la subida que suponen en el precio final o lo que tiene que costar arreglar una de esas Hyperscreen. ¿Me sigues llamando carca?

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o AUTO BILD.

Etiquetas:

Tecnología

Y además