Skip to main content
Imagen de perfil de Gabriel Jiménez
La opinión de
Gabriel Jiménez

Análisis: Primero se fue De Meo y ahora Mesonero-Romanos: ¿está Seat en peligro?

Seat confirma que Alejandro Mesonero-Romanos ha dejado la compañía
Abandonan la marca española cuando ésta se encuentra en su mejor momento

Este fin de semana saltaba el rumor que pronto fue confirmado: el hasta ahora director de Diseño de Seat, Alejandro Mesonero-Romanos, padre de criaturas rodantes tan bonitas –y con un gran porvenir– como el Seat León 2020, abandona la que había sido su casa desde hace casi una década para acompañar a su ex jefe Luca de Meo. ¿Destino? Renault.

VÍDEO: Seat León, ¿el mejor de la historia?

Así, a priori, sin tener todos los datos y habida cuenta de cómo está el sector del automóvil de un tiempo a esta parte (cierre de Nissan Barcelona, cambio de estrategia en la Alianza Renault Nissan Mitsubishi, el anuncio de que Mitsubishi dejará de introducir modelos nuevos en Europa...) la noticia suena mal. 

Y suena mal porque Seat se encuentra en uno de los mejores momentos de su historia, por no decir el mejor, y mucha culpa de ese momento dulce ha sido responsabilidad de Luca de Meo. 

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Ahora bien, esto no es más que una parte de la foto, y como suele ocurrir siempre, el árbol no nos deja ver el bosque. Porque al mismo tiempo que Seat saborea las mieles del éxito, otra marca, Renault se halla inmersa en una de las mayores crisis de su historia. El yin y el yan; las dos caras de una misma moneda.

En este sentido hay que conocer la personalidad de Luca de Meo. Yo tuve la suerte de entrevistarle hace unos años y en las dos horas que me dedicó de su apretada y preciada agenda, me cautivó con su carácter visionario, todo ello salpicado con el siempre atractivo acento italiano. 

Y es que Luca de Meo es ante todo un gurú. Es un Steve Jobs... del automóvil. Ve lo que otros no ven, y precisamente por eso la gran aportación de Luca de Meo a Seat fue ver el potencial que nadie le veía a la marca española. Vio que Seat es una marca pasional, como lo es España y como es el carácter latino –el que él también destila–. Y como buen experto en Marketing vio antes que nadie la necesidad de vincular la marca Seat con Barcelona, una ciudad internacional, abierta, vanguardista, artística, pasional, moderna... y, sobre todo, conocida en el mundo entero. Y fruto de esa visión de ir más allá del mero producto aparecen nuevos conceptos con los que construir marca como la Casa Seat o la última propuesta: el Seat Hola Tapas Bar, en Viena (Austria).

Seat Hola Tapas Bar

Y por eso Luca de Meo vio antes que nadie el hueco que había entre Seat y otra marca pasional como es Audi. De ahí lanzar la marca Cupra, con la misma pasión, pero en un posicionamiento superior... y que deja más margen al grupo. Una jugada brillante.

No te lo pierdas: Este es el increíble sueldazo que tendrá Luca de Meo

La visión de Luca de Meo también le llevó a apostar por la movilidad futura y lanzar la marca de movilidad urbana Seat Mo.

Pero entonces, ¿por qué deja Seat? Porque Luca de Meo es un hombre de retos. Le ha dado la vuelta a Seat, la ha colocado en lo más alto... y supongo –esta es pura especulación– ya ha había tocado su techo de cristal en el Grupo Volkswagen. 

Retos, desafíos. Y en Renault tiene todos los del mundo y más. ¿Y Mesonero-Romanos? Cuando un visionario como Luca de Meo, que ha sido tu jefe en los últimos años, con el que te has entendido a las mil maravillas, te dice "ven", supongo que lo dejas todo. Y no es de extrañar que Mesonero-Romanos, otro tipo con un gran talento, también tenga devoción por un reto tan mayúsculo como darle la vuelta a una marca más que centenaria como es Renault.

No hay que olvidar, además, que en el "eterno retorno" del que hablaba Nietzsche: tanto De Meo como Mesonero-Romanos ya estuvieron en el Grupo Renault...

¿Y dónde queda Seat? ¿Corre peligro? Llevo tiempo leyendo en blogs que una teoría puramente especulativa acerca de la cual precisamente el lanzamiento de Cupra supondría descafeinar Seat hasta reducirla a la mínima expresión. La citada teoría se apoyaba en un hecho: el coche eléctrico El-Born no sería primer eléctrico de Seat... sino de Cupra.

Te puede interesar: Cupra el-Born, primeras imágenes del eléctrico español

Es verdad: a mí me sorprendió la decisión de que finalmente fuera Cupra el-Born y no Seat el-Born el primer eléctrico desarrollado en España... pero si nos atenemos a los planes de negocio y teniendo en cuenta que los pioneros en comprarse un coche eléctrico serán aquellos early adopters con un mayor poder adquisitivo, hay que empezar por arriba, por una marca cara, premium, para luego 'democratizar' y capilarizar. Cuestión de números.

Y en cuanto a si Seat está en peligro... Es cierto que Luca de Meo ha sido el gran artífice del éxito de Seat, pero no hay que olvidar que fue Jürgen Stackmann quien colocó en la senda correcta a Seat. Es decir, el trabajo de ingeniería, cartesiano, fue obra y gracia de Stackmann; De Meo aportó la visión, que no es poco, ni mucho menos.

Dicen en la marca española que Seat "ya tiene la inercia" para seguir por el buen camino, y que tanto De Meo como Mesonero-Romanos han creado una buena escuela y dado las herramientas adecuadas para ello. Y no hay que olvidar, que por encima de todo Seat está bajo el paraguas del Grupo Volkswagen. Mala noticia sería que la continuidad de una corporación como Seat dependiera de sólo dos personas, ¿no?

Más:

suv de seat

Todo sobre Seat

Modelos de Seat más populares

Ver todos los modelos

Todo sobre Cupra

Modelos de Cupra más populares

Ver todos los modelos

Y además