Logo Autobild.es

Toyota GR 86 2021: así se mejora un deportivo tradicional

Tras el Toyota GR Supra y el Toyota GR Yaris, llega el tercer modelo de la serie GR de Toyota: el Toyota GR 86 2021. Varios meses después de conocer a su hermano mellizo (el Subaru BRZ) la compañía de Toyoda ha querido desvelar los primeros detalles de este deportivo que llegará a Japón en otoño de 2021.

Este Toyota Supra preparado es espectacular

El Toyota GR 86 y el Subaru BRZ se han desarrollado conjuntamente y aunque comparten la misma base, las dos marcas han dado a sus respectivos modelos de una sensación distinta. El objetivo de Toyota pasa por lograr una evolución de las sensaciones de conducción que proporciona su deportivo coupé. Como resultado, ha diseñado un vehículo pensado para ofrecer un rendimiento deportivo y directo.

Toyota GR 86 2021: así se mejora un deportivo tradicional

Las dimensiones del Toyota GR 86 son casi idénticas al modelo anterior: mide 4,265 metros de largo, 1,775 de ancho, 1,310 de alto y tiene una distancia entre ejes de 2,575 metros. Para mantener un peso de 1.270 kilos, los japoneses han empleado aluminio en ciertos componentes (como el techo) al mismo tiempo que mejoraban la rigidez de la carrocería en, aproximadamente, un 50% con respecto al modelo anterior. En cuanto a la parte aerodinámica han trabajado en las salidas de aire, los spoilers laterales y otras partes que proporcionan una mayor estabilidad de la dirección y una mejor capacidad de respuesta.

El diseño del Toyota GR 86

A nivel estético, el Toyota GR 86 no se diferencia demasiado del Subaru BRZ: luce una parrilla ‘Functional Matrix’ parecida a la del GR Yaris y una firma lumínica algo distinta. Su perfil corresponde al clásico coupé deportivo con una zona inferior baja (para rebajar al máximo el centro de gravedad), una cabina que se estrecha en la parte posterior y los guardabarros que se extienden horizontalmente hasta la línea de cintura.

Toyota GR 86 2021: así se mejora un deportivo tradicional

En el interior las cosas se han diseñado pensando en el conductor: el objetivo es que se concentre en la conducción. Y para ello han dispuesto un panel de instrumentos digital y una pantalla TFT de 7 pulgadas que, al arrancar, muestra una animación inspirada en los pistones del motor. El conjunto lo completan determinados botones físicos y detalles cada vez menos frecuentes en los coches nuevos como el freno de mano de palanca. En cuanto a las asistencias al conductor, el Toyota GR 86 ha sido equipado con el sistema EyeSight de Subaru que incluye tecnologías que ayudan a reducir y prevenir cualquier incidente.

Un bóxer de 2.4 litros

El motor del Toyota GR 86 ha aumentado de cilindrada pasando de 2.0 a 2.4 litros para mejorar su rendimiento: ahora tenemos a nuestra disposición un cuatro cilindros bóxer que entrega 235 CV a 7.000 rpm y tiene un par motor de 250 Nm a 3.700 rpm. Su pareja de baile puede ser una transmisión manual de seis velocidades o una automática con el mismo número de relaciones que transmiten esa fuerza a las ruedas traseras. Así las cosas, es capaz de pasar de  0 a 100 km/h en 6,3 segundos.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Coches deportivos