Noticia

Coches 4x4

Los SUV que vienen: gordos y sexys

Los SUV que vienen: gordos y sexys

Luis Meyer

02/08/2013 - 11:47

Demasiado pesados, demasiado caros, demasiado sedientos: los SUV de lujo no suelen despertar muchas simpatías. Para cambiar esta tendencia, Audi, BMW y Mercedes plantean unos SUV más elegantes y crean coupés a partir del Q8, X7 y GL.

Los SUV grandes y lujosos tienen un problema de imagen, al menos en Europa occidental. Quien haya conducido alguno de estos coches ya sabe lo que es que el resto lo mire como a un 'Rambo de la carretera'. Es cierto que desde la inclusión de motores diésel más ahorradores su imagen ha subido algunos enteros, pero lo que está claro es que estas moles no entran dentro de la categoría de 'coche simpático'. Los futuros SUV Audi Q8, BMW X7 y Mercedes GL Coupé vendrán a solucionarlo. (Échale un ojo a sus fotos en la galería que han publicado nuestros compañeros de AUTO BILD en Alemania).

Lo que será seguro es que los SUV grandes seguirán ocupando una pequeña parte del mercado, y seguirán llevando equipamientos de lujo, e intentando ganarse el corazón del público. Está claro que la solución no pasa por poner una pegatina en chapa que diga “me-lo-puedo-permitir”, porque no sería honesto. Pero sí pueden ser más discretos y elegantes. Incluso estos super SUV pueden reducir algo la altura del techo, adoptar una silueta con algo de coupé y emplear materiales más ligeros para quitarse algunos kilos. Y no cabe duda de que los siguientes SUV coupés nos van a hacer disfrutar: Audi quiere presentar un Audi Q8 en 2015, basado en el  Audi Q7 2014. BMW planea para 2017 un largo BMW X7 sobre la plataforma de los próximos BMW X5 y X7. Y Mercedes se está pensando lanzar en 2016 una variante coupé del enorme GL.

Los SUV que vienen: BMW X7, más espacio y menos peso

El BMW X7 lo esperamos para 2018, pero ya estamos impacientes. El peso debería reducirse en unos 350 kilos. Junto al aluminio, el magnesio y los aceros especiales, entrará en juego el carbono para su fabricación. El futuro chasis de aluminio alojará unas redas de 21 pulgadas. Al mismo tiempo, BMW está pensando en sustituir las estabilizadores regulables del eje trasero por unos amortiguadores de aire. Las ventajas: mucho más ligero, compacto, más margen para pasar de muy confortable a muy deportivo y una clara reducción en los movimientos de la carrocería.

El futuro BMW X7 está planteado como un vehículo muy espacioso, también en su tercera fila. La batalla, alargada en unos 15 centímetros, facilitará el acceso y dará más espacio para las piernas en los asientos traseros. El portón trasero tiene una caída vertical, aunque en su parte superior se inclina bastante para darle una línea coupé. En cuanto a las motorizaciones, mantiene su combinación de seis y ocho cilindros. Para el BMW X7 M50d se prevé un aumento de potencia hasta los 400 CV. Un tres litros de también 400 CV llenará el hueco entre el gasolina de acceso, de 300 CV, y el modelo V8 de 4 litros biturbo y 500 CV. También están en proyecto la posibilidad de desactivar algunos cilindros, un híbrido (PHEV) y un cambio automático de nueve relaciones.

Los SUV que vienen: Mercedes GL Coupé, la manera más noble de conducir un SUV de la marca de la estrella

Cuando Maybach era solo una idea, ya se había presentado en Mercedes el proyecto de un SUV sobre la base del Mercedes GL, con un exterior sorprendente y un interior más sorprendente aún. Pero la cosa no fructificó, y aquel superSUV desapareció. Hoy se ha retomado en Stuttgart la idea de un SUV de grandes proporciones, que de fabricaría en Tuscaloosa (Alabama, Estados Unidos). Para Mercedes este proyecto cobra sentido, ya que su conservador GL pasa algo desapercibido entre SUV como el Audi Q8, el BMW X7 o el Range Rover.

Lanzar una versión coupé del GL no asegura un éxito de ventas, pero le daría aún más prestancia a la marca en mercados como el chino y el estadounidense. Y sería una inversión relativamente baja, fácil de rentabilizar. Una nueva parte del techo con mayor inclinación será inevitable, pero los elementos de la electrónica y la mecánica pueden heredarse. Otros paragolpes, nuevas luces y una parrilla imponente, así como un interior especialmente refinado marcará las diferencias más patentes. La innovación más importante en motores vendrá de la mano del supereficiente diésel de seis cilindros en línea de la plataforma OM 656, al que Mercedes dará vía libre por primera vez en la categoría de los 300 CV. Le seguirán en 2017 un gasolina y una nueva generación de V8, combinados con un cambio de nueve velocidades.

Los SUV que vienen: Audi Q8, peor para el campo

Ruedas grandes, menos distancia libre al suelo, más aerodinámico y una elegante y deportiva carrocería coupé harán que el Audi Q8 luzca aún más dinámico que el Range Rover Sport. Destacan especialmente sus luces LED delante y detrás, una parrilla rediseñada, las anchas aletas y la cada vez más típica protuberancia horizontal en el portón trasero. 

Audi ofrece en el sucesor del Q7 un cuatro cilindros de gasolina con 225 CV, y presumiblemente también lo llevará el Q8. Un cuatro cilindros empleado como base para un híbrido enchufable pensado para el mercado europeo, junto al 3.0 V6 TDI con motor eléctrico de 109 CV. Los híbridos funcionarán con la clásica tecnología quattro en lugar de llevar un motor eléctrico en el eje trasero. Especialmente solicitados serán los dos motores V6. El 3.0 TFSI rendirá 310 CV,  el nuevo 3.0 TDI moviliza 272 CV. Por encima estarán dos cuatro litros de ocho cilindros con 435 CV (gasolina) y 394 CV (diésel). Todas las variantes llevarán de serie el cambio automático de ocho relaciones.            

Lecturas recomendadas

Todo sobre BMW

BMW

BMW

BMW

Modelos de BMW más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches