Noticia

Coches 4x4

Skoda Vision X: su versión de producción llegará en el Salón de Ginebra 2019

Skoda Vision X
Enrique Trillo

Es un SUV híbrido de gas que competirá con el Seat Arona, Renault Captur...

La versión de producción del Skoda Vision X, confirmada para el Salón de Ginebra de 2019. Skoda lanzará dentro de un año su tercer SUV; un fiero competidor del Arona, que verá su versión de producción en la muestra suiza de 2019. Así lo ha confirmado el responsable de Ventas y Marketing de la marca, Alain Favey, en unas declaraciones recogidas por AutoNews. El nuevo SUV de Skoda contaría con una nomenclatura similar a la del Karoq o Kodiaq, y tendrá aspectos similares a estos SUV, así como del Vision X.

Skoda presentó recientemente el Skoda Vision X, un prototipo que supone la respuesta de Skoda para competir en el segmento de los SUV del segmento B, es decir, los derivados de los utilitarios, como en este caso que partiría del Skoda Fabia. Los checos no quieren quedarse atrás en en uno de los segmentos de moda, y han creado u prototipo de SUV híbrido que, cuando llegue a ser coche de producción, lo hará para plantarle cara al Seat Arona, al Renault Captur, al Kia Stonic... 

Diseño del Skoda Vision X

Como te decía, el Skoda Vision X vio la luz en el Salón de Ginebra 2018, y es un prototipo híbrido que incorpora las típicas características de los SUV de la marca, como el capó abultado y la reconocible parrilla frontal que marca la imagen de la marca. Pero también cuenta con novedades en lo relativo al diseño. Por un lado, la parrilla está diseñada con la inspiración de los cristales de Bohemia checos, cuenta con una toma de aire especialmente grande en la parte delantera y el paragolpes va rematado por una agresiva pieza cromada que le da mucha fuerza al conjunto.

Vídeo Skoda Vision X: así luce en Ginebra. Descubre más datos

 

Un detalle también innovador y específico de este prototipo SUV de Skoda es que invierte el orden en que van colocados los faros delanteros. Los principales son ahora los que van situados debajo y el de la parte superior se ha destinado a las luces de día LED y los intermitentes.

 

Skoda Vision X

 

Por último, en lo relativo a la estética, la parte posterior cuenta con el característico corte horizontal de los SUV de Skoda y un prominente protector del chasis en la parte baja, que le da un aspecto muy robusto. Aunque el dato curioso es que se va a reemplazar el logotipo de la marca por las letras de Skoda. Esto es algo que no ocurre en el modelo de arcilla que yo he tenido ocasión de ver, pero me aseguran que el potrotipo del Vision X que se va a ver en Ginebra así será. Y en función de la aceptación que tenga esta medida, la veremos poco a poco en el resto de modelos de la gama.

 

Sistema de propulsión del Skoda Vision X

Pero dejemos a un lado la estética y vayamos a los importante, porque lo verdaderamente revolucionario de este coche no está a la vista. Está equipado con un sistema híbrido de gas. Esto es algo que ya está inventado y que utilizan algunos taxistas en grandes ciudades. Como sabrás, no es raro encontrar Toyota Prius transformados a gas, pero lo novedoso en que un fabricante se decida a hacerlo de serie.

Aunque no es tan básico como parece. En este caso, está equipado con un motor 1.5 Turbo de gasolina, que también puede funcionar con gas natural comprimido GNC, concretamente este propulsor recibe la denominación comercial de 1.5 TSI G-TEC. No se ha precisado si la transmisión será manual o automática, pero por las imágenes que nos han mostrado (embargadas hasta el Salón de Ginebra. Te las mostraremos el próximo día 5) todo indica que un cambio automático sería el encargado de enviar sus 130 CV de potencia al eje delantero. El par máximo es de 250 Nm.

 

Skoda Vision X esquema técnico

 

Dispone de dos tanques de gas. Uno va situada bajo el suelo del maletero, tras el eje trasero, y el otro debajo de la segunda fila de asientos. Entre ambos ofrecen una capacidad de 14,4 kg de gas, lo que augura una buena autonomía, ya que es aproximadamente lo mismo que ofrece el Skoda Octavia, es decir, que podría recorrer unos 250 km.

Por otro lado, acoplado al eje trasero, cuenta con un motor eléctrico, que se encarga de mover las ruedas traseras. De ahí que aunque no exista árbol de transmisión, es decir, aunque no hay unión mecánica entre ambos ejes, se puede considerar que este Skoda Vision X es un vehículo 4x4.

De hecho, los checos se atreven a decir más, ya que aseguran que tiene tres tipos de tracción: delantera cuando funciona con gas o gasolina, trasera cuando se utiliza la energía almacenada en las baterías y se circula en modo totalmente eléctrico y, finalmente, 4x4 cuando el eléctrico apoya al motor de combustión en arrancadas fuertes o fases de gran aceleración, momentos en que aporta 70 Nm de par extra.

Las baterías, por cierto, tienen una capacidad de solo 1,5 kWh, pero el objetivo es que almacenen la energía recuperada al frenar y decelerar y así recorrer un máximo de 2 kilómetros, que servirían, por ejemplo, para salir de un aparcamiento sin hacer ruido ni contaminar. Además de esas fases de aceleración ya mencionadas.

Esta nueva tecnología tiene como resultado unas emisiones de solo 89g de CO2/km. La autonomía declarada de todo el conjunto es de 650 km y las prestaciones, bastante razonables: de 0 a 100 en 9,3 segundos y 200 km/h de velocidad máxima.

 

Nuevo Skoda Vision X, el SUV del segmento B de Skoda

Con sus proporciones compactas, el Vision X se presenta como el compañero ideal para un estilo de vida urbano y activo. Líneas precisas y contornos limpios caracterizan el exterior y ponen en valor el carácter dinámico del prototipo híbrido, con carrocería FlexGreen. El color Antracita del techo aporta una nota de contraste y toques deportivos. Además, los distintivos parachoques, los umbrales laterales, un gran techo panorámico de cristal y las llantas de aleación de 20 pulgadas crean un aspecto poderoso. El diseño se inspira en la tradición de la cristalería checa.

 

Skoda Vision X

 

El interior del Skoda Vision X define un lenguaje de diseño fundamentalmente nuevo. No he tenido acceso a él debido a que el modelo que hemos visto era una maqueta de arcilla, pero en las imágenes que nos han adelantado se aprecia un salpicadero ancho, de contornos ergonómicos y con una pantalla independiente en color. Los servicios de infoentretenimiento y conectividad son rápida e intuitivamente accesibles a través de la pantalla. Los elementos iluminados hechos de cristal tallado, junto con la pantalla en color, crean efectos de luz.

Laman la atención las soluciones Simply Clever típicas de Skoda, como la repisa bajo la pantalla principal, que ha sido pensada para poder apoyar la muñeca y así facilitar el manejo de las funciones táctiles.

No te pierdas: ¿Qué tienen en común el Lamborghini Urus y el Skoda Fabia?

 

Fecha de lanzamiento del Skoda Vision X

El Skoda Vision X es la visión del fabricante checo para un vehículo crossover moderno. Como ya hemos dicho, se trata de un prototipo, pero todo indica que es la base del tercer modelo de la familia SUV de Skoda.

Ampliar la gama de modelos poniendo el foco en el prometedor segmento SUV es uno de los pilares de la Estrategia 2025 de Skoda. En 2025, Skoda ya habrá lanzado vehículos híbridos, además de coches completamente eléctricos. Para entonces, uno de cada cuatro vehículos entregados por la marca en todo el mundo tendrá un sistema de propulsión híbrido enchufable o puramente eléctrico. El primero en llegar será el Skoda Superb PHEV. Y todo hace pensar que en 2020 llegará el SUV del segemento B derivado de este Vision X.

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.