Skip to main content

Noticia

Competición

Rally Marruecos: Fernando Alonso, el alumno más aplicado

Fernando Alonso y Carlos Sainz en el Rally de Marruecos

Fernando Alonso afronta el mayor reto de su carrera deportiva.

Durante la segunda parte de 2019, Fernando Alonso ha vuelto a convertirse en alumno para cursar el “Máster” más difícil al que nunca habría pensado que se enfrentaría. El piloto que lo ha ganado (casi) todo en circuito ahora se ha pasado a los rallys. Ha pasado de ser el reputado maestro a ser el alumno más aplicado de la clase. Así es como lo muestra en el Rally de Marruecos.

VÍDEO: Resumen de la Etapa del Rally de Marruecos

Fernando Alonso empezó a tomar las primeras lecciones de los rallys el pasado mes de marzo, cuando fue invitado (sin mayores intenciones, según él) a probar el Toyota Hilux que había ganado el Dakar unos meses antes. Durante dos jornadas que compartió con Giniel de Villiers (campeón del Dakar de 2009), el español se puso a prueba en un terreno absolutamente desconocido para él.

Después de cerrar una excelente temporada en el Mundial de Resistencia 2018/2019, tras conseguir el título de pilotos junto a sus compañeros en el equipo Toyota y de ganar por segunda vez las 24 Horas de Le Mans, Alonso se centró al 100% en aprender todo sobre los rally-raids. Aunque nosotros no lo supiéramos todavía, él ya había decidido cuál sería su próximo reto.

El maestro se convirtió en alumno

El piloto del que todos querían aprender en los circuitos de Fórmula 1 se convirtió a finales de agosto en un alumno más en los rallys. Un alumno que tenía que olvidarse de casi todo lo que sabía sobre la competición en circuito para aprender incluso palabras nuevas: puntos de paso, controles, waypoints, dunas, roadbooks, copilotos… Puede que muchos pilotos de su reputación no se arriesgaran a “sufrir” en estas condiciones de mucho estrés y altas temperaturas como las que se suelen vivir en un raid, pero Alonso es distinto: lleva la competición en la sangre y no hay desafío al que se atreva a decir que no. Y si tiene que aprender, aprende.

En Namibia, Polonia y Sudáfrica, Alonso ha completado maratonianas jornadas de test con el Toyota Hilux en los últimos meses, descubriendo todo lo desconocido, y sumando kilómetros que valían oro. Después de correr su primer rally en Sudáfrica, el Lichtenburg 400, se fue a Qatar para entrenar con Nasser Al-Attiyah en las dunas. Cómo no, se buscó al mejor profesor.

“Tenía que decirle que se bajara del coche…”

Fernando Alonso en Marruecos

Alonso completó varios días de test con Al-Attiyah en Qatar. Fue hace un par de semanas y justo antes de comenzar el Rally de Marruecos, que se celebra desde el sábado y donde Nasser compite contra Alonso “en la distancia” porque Fernando aún no es rival, el qatarí recordaba cómo habían sido los entrenamientos que habían compartido.

“En los días que estuvimos en Qatar tuve que decirle que paráramos, porque no se quería bajar del coche”, decía el vigente campeón del Dakar a Marca, mostrando claramente la actitud del asturiano.

Alonso siempre se ha caracterizado por querer aprender tanto como pueda, por ser el más aplicado, de forma incansable. Ya lo hacía en el karting, también en Fórmula 1 y posteriormente cuando por sorpresa se metió en el ‘jaleo’ de las 500 Millas de Indianápolis de 2017. Recordemos que en medio de la temporada de F1 viajaba a Estados Unidos para hacer test, reunirse con su equipo y entrenar en el simulador de Dallara en América.

Alonso en las dunas

El trabajo de Alonso no se limita a conducir el coche, bajarse del mismo, descansar y subirse al mismo a la mañana siguiente. La mecánica del Toyota Hilux 4X4 es totalmente distinta a la de los F1 que ha pilotado en las casi dos décadas que ha estado en la categoría reina, y también ha querido aprender cada detalle del mismo.

“Siempre me ha gustado montar y desmontar mis motores. Este coche es más complejo, pero no es algo que me dé dolor de cabeza", dijo el asturiano también a Marca. “En los entrenamientos de mecánica, Alonso es el primero en calzarse los guantes y ponerse manos a la obra”, se puede leer en este medio.

El Rally de Marruecos es un entrenamiento: andar antes de correr

También forma parte del entrenamiento y de la obsesión de Alonso por aprender su participación en el Rally de Marruecos, en el que está inmerso desde el sábado. Fernando debe andar antes de correr y él lo sabe mejor que nadie. En las dunas y pistas del norte de África, el bicampeón de F1 se ha ‘olvidado’ de su palmarés para aprender como uno más, como un alumno aplicado que sabe que debe conocer todos los secretos de esta especialidad para poder medirse a los Peterhansel, Al-Attiyah, De Villiers, Roma y Sainz que llevan repartiéndose los triunfos aquí durante años.

Imagen: Toyota/@RallyeduMaroc / @DPPI / @Marcel / @rally-zone

Y además

Más de Fernando Alonso, mucho futuro por delante