Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Prueba del Ford F-150 Lightning: por California con la pick up eléctrica

Prueba del Ford F-150 Lightning

El Ford F-150 es el “coche de América”. Sigue siendo grande, pero ahora también es silencioso. ¡Probamos el nuevo Ford F-150 eléctrico!

Probablemente no haya otro automóvil sobre el que se haya cantado con tanta frecuencia en la cultura musical estadounidense como este: el "Eff Uann Fifftie". Un pick-up para la gente, con millones de unidades vendidas a granjeros, pero también a otro tipo de público que, sencillamente, no concibe tener un vehículo que no sea una pick up. 

Usado, rayado, abollado, pero siempre indestructible durante nueve generaciones, el F-150 es el más pequeño de la Serie F de Ford. Y el más barato. Es habitual verlo aparcado en Estados Unidos, que a menudo no son mucho más grandes que esta pick up.

VIDEO

VÍDEO: Así es la Ford F-150 Lighting, la versión eléctrica de esta mastodonte

Evolución verde

En los últimos años, se ha convertido en un modelo de alta tecnología. Motores más pequeños, más económicos, menos consumo, menos suciedad. Pero siempre con esos tubos de escape del grosor de un brazo y el sonido del viejo V8.

Y ahora, esto: ruedo por el legendario Sunset Boulevard en Los Ángeles en el último Ford F-150, sin tubo de escape en la parte trasera, y todo lo que puedo escuchar es el rodar de los anchos neumáticos.

 

A medida que el cielo de Hollywood comienza a cambiar de un azul brillante a un azul oscuro, mi Ford muestra sus verdaderos colores. El arco LED blanco en todo el frente y la luz roja horizontal en la parte trasera les dicen a los que saben (y hay muchos de ellos aquí): “conduzco el F-150 Lightning, la nueva pick up totalmente eléctrica.

Comportamiento

Y la gente se detiene, mira, casi se vuelve loca, y algunos viene y me hablan, , me felicitan, me preguntan: "¿De dónde lo has sacado? ¿Cuánto cuesta? ¿Cuál es su potencia? ¡Qué suerte!".

Sí, soy un tipo afortunado en mi camino de Hollywood a las autopistas de California, hacia el oeste, 2500 kilómetros en un coche que puede revolucionar el mercado estadounidense. Porque un modelo tan popular tiene lo que se necesita para entusiasmar a la gente con una nueva tecnología. Incluso teniendo en cuenta que el Lightning de acceso parte de los 48.769 dólares, mucho dinero por el F-150 en Estados Unidos. 

La versión de gama alta que llevo entre manos (Platinum) tiene un precio de 98.669 dólares. El entusiasmo de algunos vaqueros (de la gran ciudad) se desvanece rápidamente cuando se lo digo. 

lateral F-150 Lightning

Los dos motores se alimentan con la energía de la enorme batería de 131 kWh con solo tocar un botón y muestran brevemente cuán poderosamente puede acelerar un pick-up de tres toneladas.

Cuando se enciende el semáforo, la pick up eléctrica supera fácilmente a muchos coches deportivos. Cambio el programa de conducción de "Sport" a "Normal" y conduzco mi Lightning fuera de la gran ciudad hacia la carretera rural.

Zaga Ford F-150 Lightning

Primer destino: la ciudad occidental de Lone Pine. Teóricamente, mi Lightning tiene una autonomía de 480 kilómetros (incluso es posible un máximo de).

El consumo es más alto de lo esperado

Pero el consumo es superior al esperado, aunque dejo rodar al Ford y no supero los 130 km/h. Para ir sobre seguro, hago una parada de doce minutos en la estación de carga rápida en el desierto.

En Lone Pine, el dueño del motel en el que me hospedo tiene mil preguntas sobre el coche. Y se sorprende cuando se entera de que puedo cargar bidireccionalmente, es decir, también podría suministrar electricidad a un Tesla. 

Faros de la F-150 Lightning

¿Dónde tengo mi equipaje?, pregunta, mirando el espacio vacío detrás de la cabina doble. Sin decir una palabra y con solo presionar un botón, levanto el capó delantero y mira con asombro mis dos maletas, que caben en el maletero delantero de 400 litros.

Equipamiento

Cockpit totalmente digital, conectividad de última generación, una enorme pantalla táctil de 15,5 pulgadas, cámara de 360 grados, báscula digital para la caja. Además de BlueCruise, la conducción autónoma de Ford de nivel 2. Eso y mucho más bajo un techo de cristal y el cielo abierto de California.

Salgo de Lone Pine por la hermosa autopista 395 hacia Reno. Son 423 kilómetros para llegar allí. La 395 es en realidad un camino rural, perfecto para el Lightning, que ahora usa unos buenos 28 kWh.

Encuentro mi banda de música country favorita en la radio digital y la escucho a través de 18 altavoces Bang & Olufsen. En Reno, puedo cargar gratis en el garaje de un hotel, con solo 6,6 kW. Pero tengo toda la noche.

En Gambling Town, pierdo 100 euros en la mesa de blackjack, pero hago un nuevo amigo a 32 millas al oeste. Kurt, un conductor de un pick up GM de la ciudad de Truckee, quiere saber todo sobre mi Lightning. 

Pero no puedo convencerlo. "Yo elegiría un híbrido diésel. Consume poco pero no necesita una estación de carga". Sumo 150 km más de autonomía después de 10 minutos en la estación de carga.

Ahora uso menos electricidad en el camino a San Francisco, porque es un descenso de casi 2.000 metros y dejo rodar el F-150 de nuevo. Luego bombeao unos buenos 170 kW de energía a la batería con un cargador de 350 kW, y después de diez minutos tengo electricidad para otros 150 km.

Porque al día siguiente llega la ruta del mamut. Desde San Francisco de vuelta a Los Ángeles: unos buenos 600 kilómetros.

 A mitad de camino en Harris Ranch, me detengo durante 40 minutos para almorzar un bistec de una libra de peso. Mientras tanto, mi pick up ha cargado 79 kWh, suficiente para el segundo tramo a Hollywood.

Mientras conduzco, me pregunto si Ford también traerá el F-150 Lightning a Europa. Sé que Martin Sander, jefe de vehículos eléctricos de Ford para nuestro mercado, se está haciendo la misma pregunta en este momento.

Mientras cae la noche en Sunset Strip, entre los clubes nocturnos y los locales de striptease, yo también vuelvo a pecar. Enciendo el sonido de propulsión durante unas pocas millas, que se supone que le da a mi coche eléctrico un sonido de motor clásico. Pero suena artificial. Hay que empezar a asumir que los tiempos están cambiando. 

Ford

Modelos populares

Ver todos los modelos

Etiquetas:

pick-up

Y además