Skip to main content

Noticia

Motor

La pregunta de los martes: ¿debería obligar la DGT a hacer un curso de conducción?

Coche calor

El actual el sistema de formación de las autoescuelas lleva unas cuatro décadas en vigor. Un tiempo en el que los cambios que se han vivido no han sido demasiado significativos y en los que la modernización no ha sido la nota dominante. Una de las consecuencias evidentes es que, hoy en día, a la mayoría de los conductores nos preparan para aprobar el examen del carnet de conducir porque a conducir aprendemos cuando cogemos el coche por primera vez y empezamos a acumular kilómetros. Es en este contexto donde surge nuestra pregunta de los martes: ¿debería obligar la DGT a hacer un curso de conducción?

Cómo pedir cita para renovar el carné de conducir

Para poder responderos a esta pregunta vamos a establecer un punto de partida basado en cifras. La cadena de autoescuelas RACC llevó a cabo una encuesta entre sus profesores y el 80% de ellos aseguraron que la principal carencia de los conductores noveles es saber reaccionar ante situaciones de emergencia como esquivar un obstáculo, realizar una frenada urgente o evitar un derrape.

Algo a lo que hay que añadir que los errores más notables están relacionados con el cálculo de las distancias entre coches, no saber frenar a tiempo y circular con un campo de visión limitado sin prestar la necesaria atención a los elementos del entorno que les rodea para saber qué está pasando a su alrededor.

conductor kamikaze

Los cursos de conducción

¿Solucionaría esto un curso de conducción? Sí porque su objetivo no es otro que mejorar las aptitudes de los conductores al volante a través de unas nociones básicas. No consiste en convertirse en un piloto profesional, sino en conocer el coche que tenemos entre manos. La mayor parte de estas instrucciones muestran cómo hacer un slalom para controlar el vehículo en situaciones semejantes, una frenada de emergencia, cómo trazar curvas con gestión de pesos e inercias, cómo enfrentarse a un subviraje y sobreviraje e incluyen simuladores de impacto o de vuelco.

Renault Twingo o Hyundai i10, ¿cuál es mejor para aprender a conducir?

Si a esto añadimos otras lecciones como conocer toda la gestión de los espejos de nuestro vehículo o sentarse correctamente porque todos lo hacemos, pero son muchos los que no lo hacen de manera adecuada… La seguridad vial propia y ajena mejoraría notablemente. 

La DGT explica cómo afecta el Estado de Alarma a los conductores extranjeros

Las ayudas a la conducción

Decíamos hace un momento que es fundamental conocer el coche que estamos manejando y mucho podrían contestar a los anteriores argumentos con los sistemas de seguridad que integran los modelos actuales. Bien es cierto que su ayuda siempre es bienvenida, pero, al mismo tiempo, pueden tener un efecto contraproducente: cuantas más ayudas hay, menos preparados estaremos para abordar estas situaciones que pueden darse en la conducción porque nos relajaremos y nos preocuparemos menos por las claves de la conducción.

Los 10 fallos más frecuentes en los test de autoescuela

Además, en muchas ocasiones los conductores ni siquiera saben cómo funcionan todos estos sistemas ni qué se siente cuando entran en acción. Por lo tanto, cuando se activan pueden asustar a la persona que está al volante creando una situación de riesgo.

Estas razones no quieren decir que esté en contra de los avances, al contrario: bienvenidos sean. Eso sí, esto no debe impedirnos llevar el control del coche y conocerlo perfectamente en cada movimiento que hagamos con él. Y esta formación que se recibe en los cursos de conducción debería ser obligatoria: es importante conocer aspectos más teóricos, pero también cómo reaccionar y cómo actuar si el coche hace un sobreviraje.

¿Debería obligar la DGT a hacer un curso de conducción?

Hay países como Austria, Suiza, Luxemburgo y Finlandia en los que esta propuesta ya es una realidad y es la senda que habría que seguir en España, donde ni siquiera existe una regulación para este tipo de formaciones. Una cosa es conducir, que es lo que aprendemos en la autoescuela. Y otra, muy diferente, hacerlo con seguridad; algo que lograremos con tiempo, sentido común… y de la ayuda de expertos. Por lo tanto: ¿debería obligar la DGT a hacer un curso de conducción? Sí: cuando un conductor consiguiese el carnet de conducir, tendría que recibir una serie de lecciones para saber reaccionar al volante en cualquier escenario. Así estaría más cerca de saber conducir con seguridad… para él y para el resto.

Y además