Noticia

Coches 4x4

Porsche Cayenne 2018: un nuevo capítulo para una buena historia

Ignacio de Haro

19/09/2017 - 13:35

El primer SUV de Porsche se renueva y planea convertirse en la referencia en su segmento.

El Porsche Cayenne 2018 ha sido una de las novedades del Salón de Frankfurt 2017 más interesantes a pesar de haber tenido que compartir protagonismo con un deportivo tan interesante como el 911 GT3 Touring Package. ¿Te gustaría saberlo todo sobre la tercera generación de uno de sus modelos con más éxito? Acomódate, que empezamos...

El Cayenne 2018 incorpora un frontal con entradas de aire de mayor tamaño, un capó distinto pero que mantiene esa elevación en la parte central y presenta unos grupos ópticos con un diseño familiar, que por cierto, cuentan de serie con tecnología LED para todas sus funciones. El cambio exterior más notable está en la zaga, que ahora incorpora la seña de identidad de los últimos productos de la marca alemana, con unos pilotos que protegidos tras una capa transparente y unidos entre sí mediante una tira lumínica bajo la que se puede leer Porsche.

Vamos, muy del estilo del Porsche Panamera Sport Turismo, la variante más polivalente de la poderosa berlina de la marca. En líneas generales, su aspecto es más musculoso y deportivo que antes y no solo por lo ya comentado, también porque ahora las llantas son como mínimo de 19 pulgadas de diámetro y porque es algo más bajito, más ancho y más largo que antes. En concreto, el nuevo Cayenne alcanza los 4,91 metros de longitud, 1,98 m de anchura (retrovisores no incluidos) y 1,69 de altura.

Carrocería compartida

Bajo la evolucionada carrocería de la tercera generación del Porsche Cayenne encontramos la misma base que da vida a modelos como el Audi Q7 o el Bentley Bentayga. Como es lógico, ha sido puesta a punto por sus ingenieros para ofrecer el mejor rendimiento en todas las superficies y buena culpa de ello la tienen su nuevo eje delantero rediseñado ayudado por un tren posterior con dirección, su nueva suspensión adaptativa PDCC con tres cámaras o el 4D Chassis Control, un cerebro encargado de gestionar las señales de todos y cada uno de los sistemas que integra el coche para garantizar el máximo agarre, confort y eficacia en todas las situaciones y que incluye las barras estabilizadoras activas accionadas mediante un sistema eletromecánico de 48 voltios. Gracias a todo lo anterior el Porsche Cayenne 2018 es más estable, ágil y divertido que antes, algo que también se debe a que es más ligero que su predecesor (el Cayenne de acceso pasa de los 2.040 kg a 1.985, es decir, ahora pesa 55 kg menos) y a la incorporación de cuatro nuevos modos de conducción fuera del asfalto conocidos como Gravel, Mud, Sand y Rocks.

Pero donde verdaderamente deslumbra este SUV deportivo es en el habitáculo, donde nos encontramos con una mezcla de tradición, lujo y tecnología. Lo más llamativo es la gran pantalla de 12,3 pulgadas que domina el salpicadero, desde la que se manejan las principales funciones del vehículo como su completo sistema de infoentretenimiento y los distintos parámetros de sus modos offroad. Pero es que el panel táctil que encontramos en la consola central (que ahora prescinde de los botones físicos) tampoco se queda atrás en lo que a espectacularidad se refiere, con una superficie que al presionar con el dedo vibra para hacernos saber que ha recibido nuestra orden (como en el Porsche Panamera).

El cuadro de mandos incorpora dos pantalla HD de 7 pulgadas, que permiten configurar la información en función de tus preferencias pero que, al mismo tiempo, mantienen el tradicional aspecto de cinco relojes. Lo único que no es un display digital en esta zona es el cuentarevoluciones, que sigue siendo analógico y permanece en posición central. Esto es de serie en toda la gama, que ahora también puede incorporar sistemas como la visión nocturna, el asistente de mantenimiento en carril con reconocimiento de las señales de tráfico, el asistente de cambio de carril, el de atascos, el de aparcamiento…

Las dimensiones interiores, a pesar de que es ligeramente más bajo, han mejorado. La prueba está en la espectacular cifra de carga que arroja su maletero, que alcanza los 770 litros de capacidad con cinco asientos en uso (lo que significa que ofrece 100 litros adicionales con respecto a su antecesor). Y si tumbamos los asientos de la segunda fila, este dato aumenta hasta los 1.710 litros.

Antes de hablarte del apartado mecánico, queremos destacar otro detalle del nuevo Cayenne: además de los frenos que tradicionalmente podía montar hasta ahora (de acero y carbonocerámicos PCCB), esta generación estrena una nueva tecnología opcional en este punto con unos frenos con discos de acero pero que incorporan una capa de carburo de tungsteno conocidos como PSCB que, además de ofrecer una mejor resistencia a la fatiga en un uso intensivo, también soportan mejor el paso del tiempo con un mejor aspecto y una durabilidad que puede incrementarse hasta en un 30%.

Precios del nuevo Porsche Cayenne

Cuando el Porsche Cayenne 2018 salga a la venta en diciembre (aunque ya se pueden hacer pedidos), estará disponible con dos motores de gasolina sobrealimentados. El del Cayenne normal es un 3.0 turbo que genera 340 CV y 450 Nm de par con el que acelera de 0 a 100 km/h en un mínimo de 5,9 segundos y alcanza 245 km/h. Con este propulsor el consumo medio combinado se sitúa en 9,0 l/100km y tiene un precio de 87.579 euros.

El siguiente escalón de la gama es el Porsche Cayenne S 2018, que recurre a un bloque 2.9 V6 biturbo que genera una potencia de 440 CV y un par de 550 Nm. Esta versión, cuando está equipada con el paquete Sport Plus, puede pasar de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, de 0 a 200 km/h en 18,6 segundos y alcanzar una punta de 265 km/h. El consumo medio queda fijado en 9,2l/100km mientras que su precio base alcanza los 107.127 euros.

¿Necesitas algo más? Entonces lo que estás buscando es, sin duda alguna, el nuevo Cayenne Turbo 2018: monta un bloque de cuatro litros V8 capaz de erogar 550 CV y 700 Nm de par, más que suficientes como para permitirle alcanzar los 100 km/h en sólo 3,9 segundos con una velocidad punta de 286. Y eso no es lo mejor: se trata del primer SUV del mercado en incorporar aerodinámica activa, con un alerón posterior integrado en el portón que modifica su ángulo en función de la velocidad para ofrecer una carga de hasta 110 kg en el eje trasero. 

Evidentemente, tras estas dos versiones, Porsche completará la gama de su nuevo SUV añadiendo las variantes tradicionalmente asociadas al modelo pero haciendo especial hincapié en los híbridos enchufables. No podemos descartar, por tanto, que en un tiempo veamos un Porsche Cayenne Turbo S e-Hybrid con el poderoso sistema de propulsión de 680 CV y 850 Nm del Panamera Turbo S e-Hybrid.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches

Más de Salón de Frankfurt 2017