Logo Autobild.es

El Opel Grandland X estrena nuevo motor con aires franceses

Nuevo motor diésel Opel Grandland X
Foto del redactor Aarón Pérez
La gama de motorizaciones del Opel Grandland X contará, a partir de ahora, con un nuevo motor diésel con aires franceses heredado del Grupo PSA.

Que Opel ya forma parte de PSA no es una noticia nueva, ni que acabará compartiendo todas sus plataformas y motorizaciones, tampoco. Por ello, no nos sorprende al saber que el Opel Grandland X ha estrenado un nuevo motor con aire franceses, concretamente el nuevo bloque de 1.5 litros diésel que ya ha hecho su debut en varios modelos de la compañía gala Peugeot.

No te pierdas: El Grupo PSA podría eliminar los motores y plataformas de Opel

El anuncio ha sido realizado esta misma semana por Opel, quien ha incluido en la gama el nuevo motor 1.5 BlueHDi (denominación de Peugeot y Citroën, aunque no la utilizada por Opel) de cuatro cilindros, el cual entrega 130 CV de potencia y 300 Nm de par motor desde las 1.750 rpm. El propulsor, que estará asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades de serie, homologa un consumo medio de entre 4,1 y 4,2 litros a los 100 km en ciclo combinado.

Vídeo: Opel Grandland X, mira este nuevo y elegante crossover:

Motor diésel francés y dos transmisiones disponibles

Como opción, los compradores del nuevo Opel Grandland X con motor 1.5 diésel podrán optar a una caja de cambios automática de ocho relaciones que permitirá que el consumo medio homologado oscile entre 3,9 y 4,0 litros a los 100 km. El nuevo propulsor llega para reemplazar al anterior 1.6 litros que ofrecía 120 CV de potencia, y ya ha debutado en modelos como el renovado Peugeot 308.

Mientras tanto, el nuevo propulsor estará disponible junto a una opción más grande de 2.0 litros diésel con 177 CV, y ambos cumplen con la nueva normativa de emisiones Euro 6d, la cual será obligatoria para todos los coches nuevos a partir de septiembre de 2019. A finales de esta misma década, Opel lanzará una variante híbrida del Grandland X, el cual se convertirá en el primero vehículo híbrido enchufable de producción de la firma alemana.

Los detalles sobre este nuevo sistema de propulsión híbrido enchufable no han sido revelados de momento, pero no nos sorprendería si tuviera componentes en común con el propulsor del DS 7 Crossback E-Tense con tracción a las cuatro ruedas. Éste saldrá a la venta a principios del próximo año con un sistema que combinará un motor de gasolina de 1.6 litros sobrealimentado con una pareja de motores eléctricos para una potencia combinada de 300 CV.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.