Skip to main content

Noticia

Motos

Las opciones de Jorge Lorenzo para 2019: Ducati, Suzuki, retirada...

Jorge Lorenzo y sus opciones para seguir en MotoGP 2019

Jorge Lorenzo todavía no ha resuelto su futuro en MotoGP. El mallorquín tiene varias opciones, pero parece que ninguna de ellas termina de concretarse.

Márquez realizará un test de F1 con Red Bull

Las opciones de Jorge Lorenzo para 2019: Ducati, Suzuki, retirada... El nombre del piloto español está siendo uno de los que está sonando con más fuerza en los últimos días. Y es que la parrilla de MotoGP 2019 cada vez está más completa y quedan pocas motos disponibles, sobre todo a la hora de hablar de monturas oficiales. 

Lorenzo afronta unas semanas decisivas para saber qué sucederá con su futuro. Tiene opciones encima de la mesa, pero ninguna lo suficientemente concreta. Uno de sus principales problemas es su salario, demasiado alto para cualquier fábrica y sin duda uno de los aspectos que más en su contra pueden jugar a la hora de saber qué hará el próximo año. De momento, estas son sus opciones: 

Ducati: muy difícil si no llegan resultados

La pasada semana en Le Mans Andrea Dovizioso soltó la bomba. "Las opciones de Ducati ahora mismo parece que son Petrucci o Miller", señalaba el italiano. Lorenzo se quedaba fuera de esa quiniela, y aunque aseguraba estar tranquilo, la verdad es que según pasan los días parece que es más difícil seguirle viendo con los colores oficiales de Borgo Panigale. 

VÍDEO: Marc Márquez entrevista a Marc Márquez

Tanto la opción de Danilo Petrucci como la de Jack Miller representan una seria amenaza para Lorenzo. Deportivamente los dos están rindiendo mejor que Lorenzo con peor material, y además su llegada se produciría en unas condiciones económicas más favorables para Ducati. Lorenzo no quiere el contrato que tiene actualmente Dovizioso -poco sueldo base pero con muchos bonus por resultados-, y su renovación parece muy complicada. 

Suzuki: la más factible, aunque el salario vuelve a ser un problema

Viendo que las puertas de Ducati están casi cerradas para Lorenzo, Suzuki se ha erigido como la marca que podría reconducir la carrera del español tras su intento fallido con los de Bolonia. Suzuki ya ha renovado a Rins, y contar con un piloto de la experiencia de Lorenzo sería muy interesante para los de Hamamatsu.

Las características de la Suzuki parece que encajarían mejor con el pilotaje de Lorenzo que la Ducati. Sin embargo, Suzuki tampoco quiere tirar la casa por la ventana para traer a Lorenzo, que tendría que rebajarse mucho su ficha. Además, Suzuki también negocia con Joan Mir, que casi seguro dará el salto a MotoGP con Honda o con la propia Suzuki.

VÍDEO: así es la primera MotoGP eléctrica

¿Retirada? Una opción muy dura para Lorenzo

A tenor de las dificultades de Lorenzo para concretar una opción clara respecto a su futuro, en el paddock de MotoGP se ha llegado a hablar sobre una posible retirada del tricampeón del mundo. Ya se le preguntó en su día si concebía tomarse un año sabático para después regresar con más fuerza, a lo que Lorenzo respondió rotundamente no.

Pero claro, si todas las opciones de Lorenzo para 2019 son difíciles y penden de pequeños detalles, si dichos detalles no se cumplen, Lorenzo se quedaría sin sitio en los equipos de fábrica de MotoGP, una situación que sí podría hacer que se replanteara la retirada. A mí, personalmente, se me hace muy extraño pensar que Lorenzo se puede quedar fuera del Mundial. 

La opción más loca: volver a Yamaha dentro de un equipo satélite

Si Lorenzo se queda sin sitio en equipos de fábrica, todavía quedaría una última posibilidad, aunque muy enrevesada. Yamaha actualmente está en una situación crítica en cuanto al desarrollo de su M1, y tal vez el regreso de Lorenzo podría ayudar a la casa de los tres diapasones a pelear por el dominio de MotoGP a Honda y Ducati. 

Para que esto se concretara, Yamaha tendría que anunciar primero qué estructura satélite sería su equipo privado -podría ser el Marc VDS- y que una de las motos fuese para Lorenzo. Lo suyo sería también que esta Yamaha fuese pata negra como la de Rossi y Viñales para que Lorenzo también participase en el desarrollo. 

Si se produce esta opción, Yamaha haría una maniobra parecida a la que ya hizo con Rossi cuando regresó de Ducati. El italiano volvió reduciéndose mucho su salario y en unas condiciones muy discretas comparadas con años anteriores. Tal vez Lorenzo podría aceptar dichas condiciones si vuelve a tener una M1 en sus manos. Pero como he dicho, a día de hoy esta es la opción más exagerada.

Lecturas recomendadas