Skip to main content

Noticia

Mercedes-AMG C63 Coupé 2018: novedad en Nueva York

Mercedes-AMG C63 Coupé 2018
El Mercedes-AMG C63 Coupé 2018 ha sido oficialmente revelado en el Salón de Nueva York 2018 que se celebra estos días, aunque la actualización no afecta al motor.

Tras ser revelado el Mercedes Clase C Coupé 2018 hace unas semanas, llegaba el turno de hacer lo propio con la versión tope de gama del modelo, el Mercedes-AMG C63 Coupé 2018. Con motivo del Salón de Nueva York 2018, la compañía alemana ha revelado esta actualización que, para nuestro pesar, no afecta al rendimiento de su potente mecánica V8 biturbo.

No te pierdas: Mercedes-AMG G 63: 585 CV de poderío todoterreno

A nivel de diseño exterior, el nuevo C63 Coupé adopta la parrilla Panamericana que debutó el año pasado en el Mercedes-AMG GT, así como entradas de aire que han sido rediseñadas para aumentar el ancho visual del frontal. Los pasos de rueda han sido ajustados para mejorar el paso del aire y han instalado un nuevo difusor trasero que ahora se complementa con un nuevo faldón, un escape rediseñado y llantas de aleación mejoradas de 18 y 19 pulgadas.

Vídeo: Mercedes-AMG C63 Coupé: el 'presi' se pone a los mandos: 

Cambios que se ven reflejados en el interior

El nuevo Mercedes-AMG C63 Coupé presenta también cambios a nivel interior, con un nuevo volante deportivo terminado en cuero y controles táctiles, un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y un sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil de 7 o 10,25 pulgadas de tamaño. Nuevas opciones, como asientos de dos colores en Magma Grey y cuero Nappa negro con costuras en amarillo, o un nuevo surtido de acabados y terminaciones también están disponibles.

Sin cambios en el motor, aunque con matices

Para nuestra sorpresa, la compañía no ha mejorado el rendimiento de su motor, pese a que sí lo ha hecho recientemente con el Mercedes-AMG C43, el cual recibe ahora 390 CV en lugar de los 367 originales. Sin embargo, el C63 Coupé seguirá siendo ofertado en dos versiones, las cuales tienen en común el motor V8 biturbo de 4.0 litros. La versión estándar entrega 476 CV y 650 Nm de par, mientras que el C63 S eleva la cifra hasta los 510 CV y 700 Nm de par motor.

Los matices llegan cuando analizamos la transmisión automática, la cual es ahora un AMG SPEEDSHIFT MCT 9G que promete recortar los tiempos de aceleración. Dependiendo del modelo, ya que será común en el C63 Cabrio, el C63 Berlina y el C63 Estate, puede pasar de cero a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 290 km/h.

Otros cambios que merecen una mención son la suspensión AMG RIDE Control adaptativa, un diferencial trasero de deslizamiento limitado y un nuevo sistema AMG DYNAMICS que permite al conductor elegir entre seis modos de conducción que incluyen Slippery, Comfort, Sport, Sport+, RACE e Individual. Se espera que la comercialización dé comienzo en Estados Unidos el próximo año, por lo que no debería variar mucho para el mercado europeo.

Y además