Skip to main content

Noticia

Motor

Los mejores coches con etiqueta C que puedes comprar en España

mejores coches con etiqueta C que puedes comprar en España

A día de hoy, al buscar coche, parece un requisito casi indispensable que tenga etiqueta ECO o CERO de la DGT. Es entendible teniendo en cuenta restricciones futuras, pero es posible bajar un peldaño y comprar un coche que circule con bastante libertad y que, además, te de la posibilidad de divertirte: los mejores coches con etiqueta C que puedes comprar en España.

Y es que deberíamos tener clara una cosa: dentro de no mucho todo estará electrificado de alguna manera, así que disfrutemos de las pocas oportunidades que tenemos de hacernos con una etiqueta C para disfrutar de lo que es un motor de combustión puro.

Tres serios motivos para estar preocupado con un coche Etiqueta C

En la lista vamos a meter modelos racionales, pero también caprichos en los que deberías estar pensando para darte un gustazo si te los puedes permitir.

Seat Arona

VIDEO

Comparativa de SUV urbanos: Volkswagen Taigo contra Seat Arona

El Seat Arona dejó de lado los motores diésel, pero en su gama tiene opciones mecánicas de gasolina muy racionales y equilibradas, como el bloque de 110 kilómetros, muy polivalente y con un consumo de entre 5 y 6 l/100 km según versión.

A gusto personal, aunque sea de las versiones menos vendidas del modelo, el motor de 150 CV tiene un rendimiento realmente interesante en el Arona, le dota de un carácter muy deportivo.

Peugeot 508

A pesar del auge SUV, una berlina sigue siendo una opción óptima para hacer viajes largos y, si te gusta más, las carrocerías tipo ranchera además ofrecen espacio extra. 

El Peugeot está disponible en ambas y entre sus motores cuenta con una opción diésel de 130 CV con un consumo ajustado perfecta para lanzarte a devorar kilómetros.

Renault Clio

Aunque los titulares más recientes para el Renault Clio hayan correspondido a sus versiones electrificadas, el francés sigue teniendo interesantes variantes térmicas tradicionales.

Por su peso y concepto, tanto el motor gasolina de 90 CV como el diésel de 100 CV son opciones muy solventes, con unas prestaciones correctas y unos consumo bastante contenidos (5,2 a 5,8 l/100 km el gasolina, 4,1 – 4,7 l/100 km el diésel).

Volkswagen T-Roc

El SUV de Volkswgen ha sido la sorpresa del año, liderando el mercado español y eso que no cuenta con absolutamente ninguna versión electrificada en su gama.

La pega está en que no hay alternativas diésel, pero la gama de motores de gasolina escala bien para las necesidades de todo tipo de conductores: 110, 150 y 190 CV. Además, si quieres ir al siguiente nivel, también está disponible el T-Roc R de 300 CV.

Hyundai i30 N

VIDEO

VÍDEO: Así se las gasta el Hyundai i30 N en circuito

Los coches con etiqueta C son campo para los coches capricho, así que ahí van unos cuantos. Empezamos con un compacto radical, podríamos meter aquí algunos de sus rivales, pero ponemos como ejemplo el Hyundai i30 N.

Disponible en carrocería de cinco puertas o fastback, puedes elegir entre el motor de 250 CV o el de 280 CV y caja de cambios manual o automática. Por si fuera poco, deberíais buscar en Youtube un vídeo de cómo suena y subir el volumen.

Toyota GR Yaris

VIDEO

VÍDEO: TOYOTA GR YARIS vs MINI JCW GP, los enfrentamos ¡en circuito!

Lo que ha hecho Toyota con el Yaris es algo excepcional, que no era común ni en los buenos tiempos y que, con el “percal” actual y futuro, dudamos mucho que vayamos a volver a nunca.

Prácticamente un coche de rallyes para calle, con 261 CV, tracción integral y unas ganas locas de devorar curvas. Hasta la marca se ha sorprendido de su éxito y demanda, lo que ha supuesto unas listas de espera considerables. Todavía estás a tiempo de ponerte en la cola.

Mazda MX-5

Que no falte nunca un Miata si hay posibilidad de meterlo dentro de los parámetros de la lista. El Mazda es un coche capricho, sí, pero dentro de lo que cabe, de los más racionales. Es caro, pero tampoco en exceso (desde 29.972 euros) y puedes elegirlo con techo blando o duro retráctil.

Obviamente la mecánica de 184 CV es la más golosa, pero con la de acceso de 132 CV ya podrás disfrutar de su comportamiento dinámico en cualquier carretera de curvas.

Y además