Skip to main content

Noticia

Mazda CX-3 km0, ¿realmente interesa?

Mazda CX-3

Vamos a hablar hoy de uno de los SUV más demandados del mercado, el Mazda CX-3, cuya compra se puede abaratar si nos decantamos por una unidad de kilómetro 0. ¿Interesa realmente hacer una apuesta así? Vamos a verlo.

En la época en la que vivimos pocos son los compradores de coches que no se han planteado guardar un SUV en su garaje. Es la moda, ya sabéis. Y dentro de ella tenemos al CX-3 de Mazda como uno de los vehículos destacados. Pero no, hoy no es día de hablar de sus características tanto dentro como fuera del asfalto, sino de la mejor manera de comprarlo. ¿Es mejor una unidad nueva o un Mazda CX-3 km0?

¿Qué es un km0?

Una unidad km0 de cualquier coche es más asequible económicamente que una nueva. Pero no son coches de segunda mano. Se trata de un vehículo que, por la razón que sea, ha sido matriculado por el concesionario y ha rodado muy pocos kilómetros. Solo por eso tendremos derecho a un ahorro de dinero que en ocasiones puede rentar. ¿Y por qué solo en ocasiones? Porque tendremos que aceptar el coche tal y como es, sin voz ni voto en cuanto a su estética o equipamiento.

No te pierdas: Todos los precios del Mazda CX-3

¿Interesa el Mazda CX-3 km0?

Para saber si nos interesa un Mazda CX-3 km0 lo más sencillo es que visitemos la web www.mazdaselected.es, preparada para que consultemos todas las ofertas que la firma tiene registradas en lo que a unidades de este tipo y de segunda mano se refiere. Aunque si por el contrario prefieres visitar varios concesionarios para comprobar de primera mano lo que allí se cuece, adelante, que no está de más.

Elijas el método que elijas verás que el ahorro que permite el SUV japonés con sus unidades km0 es interesante, pero no definitivo. A día de hoy, y con todos los descuentos y promociones vigentes, el precio de partida del CX-3 es de 20.645 euros. Se trata de la variante de gasolina de 121 CV con acabado Origin y tracción delantera. El ahorro puede llegar a ser de unos 2.000 euros en este caso. Si apostásemos por la versión más asequible entre los diésel, que nueva parte de 21.845 euros, salvaremos algo más, casi 3.000 euros en algunas unidades.

El problema llega cuando queremos un Mazda CX-3 con tracción total. Las unidades km0 que hemos visto antes de escribir este texto son todas de tracción delantera. Si queremos un 4x4, que lógicamente son las versiones con acabados más altos, nos tocará rascarnos el bolsillo hasta lo que dictamine la lista de precios. Y en este caso hablamos de un coste de partida de 26.650 euros para la variante diésel AWD más asequible y de 27.750 para su homónima de gasolina.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas