Skip to main content

Noticia

Mantenimiento del Seat Ateca: todo lo que debes saber

Seat Ateca

Si vas a comprar un Seat Ateca, uno de los SUV de moda de entre las marcas generalistas, debes saber también lo que te espera en términos de mantenimiento, que resulta muy similar al del resto de modelos de la marca.

Si eres el propietario de un Seat Ateca o lo vas a ser, el mantenimiento del mismo es algo de lo que te estarás preocupando. Tranquilo, no es nada del otro mundo comparado con otros modelos generalistas, de tal forma que tendremos que estar atentos a los siguientes puntos:

1. Cambio de aceite

Una de las labores de mantenimiento más importantes del motor de nuestro vehículo es el cambio de aceite. Da igual que éste sea de gasolina o díésel, aunque sí que influye el tipo de lubricante que se utilice. En función de ello, Seat recomienda un cambio cada 15.000 kilómetros o un año o cada 30.000 kilómetros o dos años, lo que antes ocurra en cada caso.

No te pierdas: Consejos para el mantenimiento básico de mi coche

Desde Autobild te recomendamos que seas coherente con el aceite del coche, y no vayas a lo más barato que encuentres. Merece la pena invertir una cantidad adecuada de dinero para que nuestro propulsor tenga un lubricante de calidad que, además de durar más en buen estado, realice su función de forma más eficaz. Respeta además siempre el periodo de cambio que te recomienden en el taller.

2. Los filtros del Seat Ateca

Los diferentes filtros del Seat Ateca también son una parte importante del mantenimiento del coche. Por ejemplo, cada dos años debemos sustituir tanto el filtro del polvo como del polen, que nos permitirán eliminar malos olores en el interior, mitigar los síntomas alérgicos y permiten que los cristales tengan menos tendencia a empañarse.

Aquí entra también en juego el filtro del aire, que puede llegar a durar hasta 90.000 kilómetros o seis años, lo que antes ocurra. Con él en perfecto estado nos aseguramos que el motor nos dé lo mejor de sí mismo, además de facilitar un menor consumo de carburante.

3. La correa de la distribución

El cambio de la correa de la distribución es algo a lo que tarde o temprano nos tendremos que enfrentar, y desde luego de importancia extrema. Su rotura puede derivar en problemas muy graves para el motor. Cuando adquieras tu Seat Ateca te dirán exactamente cuándo has de afrontar esta operación de mantenimiento, que se puede ir por encima de los 600 euros. Lo normal es que una correa dure unos 80.000 kilómetros o seis años, lo que antes ocurra.

4. La garantía del Seat Ateca

La garantía oficial del Ateca se va hasta los dos años -puede ampliarse a cuatro u 80.000 kilómetros, lo que antes sucede-, e incluye la reparación o sustitución de las piezas defectuosas. También se ofrecen dos años de garantía en todas las reparaciones que se hagan en los talleres oficiales.

5. Mantenimiento Seat Service

Este servicio que ofrece la marca te permite por una cuota mensual -que incluso puede incluirse en la financiación del coche- tener cubiertos todos los servicios de inspección y mantenimiento del Seat Ateca previstos por la marca durante los 5 primeros años u 80.000 km. Además, de contratar este sistema podrás transferirlo a un hipotético nuevo propietario si vendes el coche antes.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas