Skip to main content

Práctico

Motor

La diferencia entre aceite sintético y mineral

Diferencias entre el aceite sintético y el mineral
¿Sabes cuál es mejor? ¿Por qué?

Si has leído alguna vez sobre el aceite que necesita tu coche, quizás te has preguntado por la diferencia entre aceite sintético y mineral. Y en realidad, ya no es una elección, porque el lubricante que se ha impuesto ha sido el sintético. ¿Por qué? El aceite es uno de los principales elementos de cualquier motor de combustión.

Diferencias entre el aceite sintético y el mineral

Se trata de un compuesto que permite que las diferentes piezas móviles de una mecánica no rocen entre sí, no aumenten demasiado de temperatura y no se produzca el temido 'gripaje' -y rotura probablemente definitiva del motor-. También previene la corrosión

VÍDEO: Consejos para el mantenimiento de tu coche

Por tanto, es vital respetar lo que diga el fabricante de tu vehículo en materia de: 

  • Plazos de sustitución: no pasarte del kilometraje indicado, aunque tengas que rellenarlo antes tú mismo, cuando compruebes el nivel y veas que es necesario.
Diferencias entre el aceite sintético y el mineral

No te pierdas: ¿cómo mirar el aceite de tu coche? 

No obstante, ten en cuenta que los líquidos/fluidos de cualquier coche o moto caducan con el tiempo y se sedimentan incluso cuando lo tienes en 'cuarentena' voluntaria o forzosa. Por lo que cada dos o tres años se recomienda su sustitución completa.

Diferencias entre el aceite sintético y el mineral
Diferencias entre el aceite sintético y el mineral

Por cierto, cuando llegue el momento, tienes que poner también un filtro de aceite nuevo (porque si no, la operación no habrá servido para nada). 

  • Tipo/denominación: debes seguir las indicaciones de la viscosidad que necesites (mira el último punto). 
Diferencias entre el aceite sintético y el mineral

Diferencia entre aceite sintético y mineral

Dado que los motores son cada vez más sofisticados, requieren una lubricación más específica y son más sensibles a las impurezas y sedimentos de los aceites del motor (en la valvulina -aceite del cambio- sucede algo parecido, pero la exigencia no es tan acusada).

Aprende con AUTO BILD: todos los trucos para tu coche

Además el aumento de prestaciones de la mecánica también necesita de un fluido que se adapte mejor a todo ello y que soporte mucho mejor el desgaste que todo aceite acaba acusando. 

Por eso, de forma paralela, los lubricantes también se han ido desarrollando en función de estas exigencias. Y las empresas especializadas aplican hoy día los últimos avances tecnológicos para dar con el producto perfecto... al menos, para tu motor, por lo que se decantan por los productos sintéticos

Diferencias entre el aceite sintético y el mineral

Estos tienen mejores propiedades y se adaptan mejor a temperaturas extremas. Y, teniendo en cuenta que en un motor las temperaturas pueden llegar a ser muy altas, utilizar este tipo de aceite es lo idóneo.

Es más caro de producir, por lo que este 'salto' se traduce también en el aumento de precio, pero a la larga merece la pena, por que su vida útil es más larga y porque su trabajo previene mejor las averías

Cómo llevar tu coche al taller en grúa ¡y gratis!

Por tanto, podríamos resumir en que las diferencias son: 

  • El aceite sintético: es el que en un laboratorio, mediante procesos mucho más complejos y elaborados, se refina de una manera más efectiva y el resultado es un producto con menos impurezas y más 'personalizado' para la mecánica elegida.
  • El aceite mineral: es el que antaño se llamaba 'normal' o 'convencional', más barato de obtener y menos refinado. 

Y sobre la viscosidad, ¿sabes de qué hablamos?

La viscosidad es una propiedad del aceite que define su pegajosidad. Y no hay una norma sobre el 'grosor' que tiene que tener para que las piezas móviles del motor, por un lado, evite el rozamiento de las piezas pero, por otra parte, fluya con rapidez entre todos los elementos. 

¿Qué especificación usar? 

Como ya hemos dicho, las recomendadas por el fabricante. ¿Qué significan las cifras? Por ejemplo, si tienes un tipo 10w40

  • 10w: es su grado de fluidez a bajas temperaturas. 
  • 40: capacidad para trabajo a altas temperaturas sin alterar sus propiedades.

No mezcles

Pero no todos los motores necesitan lo mismo y 'racaear' en los botes puede salir caro en lo referente a la salud de tu motor y, después, a la de tu cuenta corriente. Por lo que lo ideal es: 

  1. Dejarse guiar por la recomendaciones del fabricante de tu coche. 
  2. No mezclar especificaciones/cifras distintas. 
  3. No mezclar latas/bidones de aceite abiertos en diferentes momentos para aprovechar los restos sobrantes de otras veces. 
  4. No mezclar aceites minerales con sintéticos
  5. No usar un mismo producto abierto hace más de dos años.  

 

 

Y además