Noticia

Los 10 Ford Mustang más caros de la historia

Raúl Toledano

11/05/2016 - 17:36

Algunas de las versiones del 'pony car' por excelencia, el Ford Mustang, se han revalorizado con el paso de los años. Bien por tratarse de unidades con historia propia, por su particular estética, por pertenecer a una serie limitadísima o por el trasplante de algún motor único, estos son los 10 Mustang más caros de la historia.

Mecánicas poderosas, diseños atléticos, precios de compra relativamente baratos… los deportivos americanos tienen en el Ford Mustang uno de sus principales iconos (no el único) y, con permiso del Chevrolet Camaro, indiscutiblemente el 'pony car' más universal. Con 50 años de historia, seis generaciones, carrocerías coupé (Fastback) o descapotables (Convertible) y una cantidad enorme de versiones a sus espaldas (Shelby, Cobra, Boss, etc), la galería de fotos de este ranking hará las delicias de los ávidos coleccionistas de Mustang clásicos.



Si bien la última entrega, por primera vez comercializada por Ford Europa, nos sorprendió con un motor 2.3 Ecoboost de cuatro cilindros, mejores acabados y un equipo más tecnológico, los Mustang más celebres rompen de raíz con este aburguesamiento planteado por los deportivos europeos: las motorizaciones de los Mustang cuanto más grandes (de hasta 7 litros de cilindrada) y ruidosas, mejor.

O por lo menos así piensan aquellos clientes que en los últimos años han estado dispuestos a pagar auténticas millonadas por unidades del Mustang, teniendo especial predilección por variantes de la primera generación (1964-1973), sobre todo aquellas firmadas por Shelby (con su distintiva doble franja longitudinal sobre el capó) y quedando en la cúspide de este ranking el modelo del año 1967 (considerado por muchos el mejor diseño de la historia del modelo) en su declinación GT500 (con un motor V8 de 355 CV de potencia).



De esta manera, el 'pony car' de Ford por el que más se ha pagado ha sido un Shelby GT500 Super Snake Fastback del 67, con el motor V8 del GT40. Su precio de venta entonces, 7.000 euros al cambio actual, y el más accesible AC 427 Cobra, hicieron fracasar el plan de producción del Mustang más 'malote' dejando al prototipo original como una unidad única por la que se pagó en una subasta hace tres años un millón de euros.

Entre otros factores de revalorización del Mustang, está la fama alcanzada gracias a los medios audiovisuales. Se calcula que desde 1964 habrá aparecido, entre películas y programas de televisión, en 3.500 ocasiones. El Mustang alcanzó su estrellato en la película "60 segundos" protagonizada por Nicolas Cage con una variante llamada Eleanor que en realidad fue una invención de los productores. Sobre la base de un Mustang del 67 lo prepararon como si fuera un Shelby GT500, produciendo un total de once unidades. Una de ellas alcanzó un precio en subasta de 900.000 euros.

Shelby también está detrás de uno de los Mustang más exclusivos de esta clasificación, un GT350R (también de 1967) del que sólo se fabricaron 34 unidades y cuya principal característica era la reducción de peso respecto al modelo de serie, y del primer Mustang Convertible del ranking, un Shelby GT500 de 1969 en color rojo. En concreto, la unidad vendida en 2008 por valor de 650.000 euros fue propiedad del mismo Carroll Shelby. Éste la mantuvo hasta entonces, al igual que una variante Cobra.



Además de la primera generación, la quinta entrega del Mustang (2004-2014) ha sido otra de las más aclamadas por el público al recuperar los viejos cánones del modelo original. Entre las novedades la marca del óvalo resucitó el Mustang Shelby GT500, que con una cobra como emblema en la parte frontal y trasera en detrimento del caballo salvaje se distinguía del resto de Mustang. Con motor V8 de 5.4 litros y más de 500 CV y un cambio manual de seis marchas, Ford no se conformó con esto y produjo una evolución, GT500KR (“King of the Road”, también presente en el primer Mustang), con 550 CV y que se llegó a vender por 500.000 euros.

Antes de terminar no queremos olvidarnos de otro apellido ligado íntimamente a la historia del 'pony car' por excelencia, el Mustang Boss. En concreto, el Boss 429 Sportsroof Coupé de 1969, uno de los 50 que se fabricó con un motor V8 de la Nascar de 7 litros y 376 CV, alcanzó los 550.00 euros en una subasta en enero de 2007. Con permiso del líder del ranking, el Super Snake del 67, los Mustang Boss 429 supusieron las declinaciones más brutas, potentes y macarras de la época, y por lo tanto unidades siempre apetecibles para los amantes del modelo americano.

Lecturas recomendadas

Raúl Toledano

Colaborador

Raúl Toledano, nacido en Madrid el 9 de abril de 1984, es licenciado en Periodismo.

Todo sobre Ford

Ford

Modelos de Ford más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches