Noticia

Ford Mustang Cobra Jet 2016, capaz de arrancar el asfalto

Ignacio de Haro

11/04/2015 - 12:57

La firma del óvalo azul ha presentado en el SEMA 2015, que se celebra estos días en Las Vegas (Estados Unidos), al Ford Mustang Cobra Jet 2016. Se trata de un auténtico coche para carreras de aceleración del que fabricarán un total de 50 unidades y que gracias a su motor 5.0 V8 con compresor Whipple y a sus neumáticos de drag de gran agarre, es capaz de hacer caballitos al acelerar.

No te pierdas: Los 8 Ford Mustang tuneados que cabalgarán en el SEMA 2015

Si el año pasado Ford sorprendió a los aficionados a las carreras de aceleración presentando en el SEMA al Ford Mustang King Cobra, que convertía al famoso ‘muscle car’ en el rey de las carreras de drag, en la edición 2015 de este mismo evento, que se celebra estos días en Las Vegas (Estados Unidos), ha introducido una nueva versión todavía más radical. Se llama Ford Mustang Cobra Jet 2016 y es un auténtico bólido de competición diseñado para dominar los circuitos de un cuarto de milla de longitud y del que tan solo fabricarán 50 unidades.

La firma del óvalo azul sigue los pasos de los Dodge Challenger Drag Pak 2015 y Chevrolet Camaro COPO con la introducción del Mustang Cobra Jet 2016, un coche pensado y fabricado única y exclusivamente para las tan populares carreras de drag estadounidenses, pues cuenta con homologación para participar en las categorías NHRA Stock y Super Stock. Este modelo, tal y como viene de serie, es capaz de cubrir la pista de un cuarto de milla de longitud (algo más de 400 metros) en aproximadamente 8 segundos.

Como puedes ver en el vídeo que tienes justo encima de estas líneas, el nuevo Ford Mustang Cobra Jet es una auténtica bestialidad. Los 50 compradores recibirán un coche listo para competir, con un motor 5.0 V8 con compresor volumétrico Whipple (un bloque derivado del que monta el Ford Mustang GT), caja de cambios de carreras, frenos y neumáticos específicos, jaula de seguridad y asientos con arneses de cinco puntos de anclaje, entre otras cosas. Además, podrán añadir una serie de elementos opcionales disponibles de fábrica, como la barra anti-caballitos (‘wheelie bar’, en inglés) o un paquete de gráficos para la carrocería. ¿Su precio? A partir de 99.990 dólares, el equivalente a unos 91.500 euros.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches