Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

¿Cuál es mejor, el Kia Sportage o el VW Tiguan 2016?

¿Cuál es mejor, el Kia Sportage o el VW Tiguan 2016?
Seguimos con los SUV y el ataque de los surcoreanos a centro neurálgico del automovilismo alemán. ¿Cuál es mejor, el Kia Sportage o el Volkswagen Tiguan 2016? El crossover de Kia, en su cuarta generación, es más seguro, eficiente y equipado que nunca, mientras que el Tiguan 2016 es el más tecnológico y avanzado de los dos contendientes. Vamos a tratar de averiguar cuál es mejor.

El segmento de los crossover está en auge desde hace tiempo, por comodidad, por versatilidad y por un puesto de conducción elevado que facilita, en algunas situaciones, la conducción. Es por ello que la mayoría de fabricantes cuenten entre sus filas con al menos un SUV para este segmento, pero, ¿cómo elegir entre tantos? Los rivales que hoy se ven cara a cara pueden ser dos interesantes opciones para adquirirlos. ¿Cuál es mejor, el Kia Sportage o el Volkswagen Tiguan? Recuerda que el alemán ya se ha enfrentado al Nissan Qashqai, puedes leer esta comparativa aquí.

Kia Sportage: renovado y más seguro que nunca

Por relación calidad-precio-equipamiento, el Kia Sportage 2016 es una de las opciones más interesantes del competitivo segmento de los SUV. La cuarta generación del popular todocamino se presentó en el pasado Salón de Frankfurt y presenta todos los nuevos rasgos de diseño de la firma surcoreana, así como un interesante acabado GT Line que otorga un plus de deportividad al conjunto.

 

El interior se presenta completamente renovado y destaca la pantalla táctil de 7 y 8 pulgadas del sistema de infoentretenimiento unido al sistema de sonido firmado por JBL. Las comodidades son varias, como los asientos calefactados y ajustables en 10 posiciones, mientras que las plazas traseras también ofrecen esta función y pueden ser reclinables en hasta 17 posiciones. Todo un punto a favor del coreano.

Kia ha mejorado los niveles de ruido, dureza y vibración en el nuevo Sportage, al mismo tiempo que lo ha hecho más seguro al incluir más airbags, el asistente de frenada de emergencia, el de cambio involuntario de carril, el de ángulo muerto o el de alerta de tráfico cruzado, entre otros.

 

En motorizaciones, el Kia Sportage dispone de dos motores de gasolina, uno atmosférico 1.6 GDI y otro turbo 1.6 T-GDI, con potencias de 132 y 177 CV. El 1.7 CRDI de 115 CV, un 2.0 litros CRDI de 136 CV y otra opción con 184 CV son los propulsores de gasóleo disponibles. Como parte del equipamiento de serie, el Sportage dispone de transmisión manual de seis relaciones y tracción delantera, pero opcionalmente estará disponible una caja de cambios de doble embrague DCT. Por el momento no está disponible ningún sistema de tracción integral.

Volkswagen Tiguan: el incomprendido más conectado

Llega el turno del Volkswagen Tiguan 2016. La segunda generación del SUV de la firma alemana no termina de salir bien parado de nuestros cara a cara, pese a contar con la mejor conectividad y el sistema de infoentretenimiento más avanzado del segmento. Por precio, el Tiguan pierde terreno frente al Sportage, pero en calidad de acabados y materiales, se muestra claramente superior. Analicemos un poco cuáles son las cualidades del todocamino de Volkswagen.

 

Se ha puesto a dieta. Pierde un total de 80 kilogramos con respecto a la generación anterior, algo que favorece la conducción y los consumos. En el apartado de motores, las opciones de gasolina pasan por propulsores turboalimentados TSI con capacidad de entre 1.4 litros y 2.0 litros y potencias que oscilan entre los 125 y 220 CV. Por su parte, los eficientes diésel son los 1.6 y 2.0 TDI, con entre 120 y 240 CV, este último con un sistema biturbo. 

Se presenta hasta un 15% más eficiente y dispone tanto de tracción delantera, para los motores más pequeños, como de tracción integral para los más potentes. Por otro lado, está planeada una versión híbrida enchufable que compartiría la mecánica del Volkswagen Golf GTE, es decir, una potencia de 204 CV con un consumo por debajo de los 2 litros a los 100 km. Esta alternativa es todo un punto a favor del Tiguan en este cara a cara.

Por otro lado, los asistentes de seguridad son nuevos y variados en el nuevo Tiguan. La función de frenada de emergencia en ciudad, los frenos multicolisión y el detector de fatiga, entre otros. La conectividad es el punto álgido de crossover alemán, ya que es capaz de proporcionar información de atascos en tiempo real, conexión a internet y capacidad de utilizar aplicaciones móviles a través del sistema multimedia. La instrumentación digital y el head-up display culminan el conjunto.

 

Ha llegado el momento tan esperado para el nuevo Tiguan. En esta ocasión, lo limitado del Kia Sportage supone una ventaja para el SUV alemán, pese al rango de precio que es claramente superior. Pero el apartado de la conectividad, la batería de asistentes de seguridad, las mecánicas, más potentes y amplias, y la futura variante híbrida enchufable le otorgan la corona al Volkswagen Tiguan. Enhorabuena.

Y además