Skip to main content

Noticia

Ferrari pide perdón por dañar una muralla china

Ferrari la ha liado y se ha visto obligada a pedir disculpas después de que un 458 derrapara en lo alto de una muralla china y dejara grabadas las huellas de sus neumáticos (de momento, imborrables).

Boquiabiertos se quedaron los turistas que visitaban la citada muralla china al ver como un Ferrari 458 ascendía por una de las rampas que antaño sirvieron de protección a los soldados. Más aún, cuando vieron que el deportivo comenzaba a derrapar, sin tener en cuenta que lo hacía sobre un monumento histórico con varios siglos de antigüedad.

Las críticas no se hicieron esperar. Vecinos, turistas y autoridades chinas han puesto el grito en el cielo, hasta el punto de que Ferrari se ha visto obligada a pedir disculpas.

La oficina central de Ferrari en China ha mostrado su pesar, aunque asegura que el responsable es un distribuidor de la marca –Kuaiyi Automobile– al que no había autorizado para tal acción. Parece ser que el concesionario quería celebrar los 20 años de Ferrari en China de una forma que todo el mundo recordará.

Lo ha conseguido, pues, de momento y por más que lo han intentado, los funcionarios de mantenimiento no han conseguido borrar las huellas de los neumáticos.

Lecturas recomendadas