Noticia

Un Ferrari 488 Spider se destroza en un accidente en Sudáfrica

Alex Morán

El deportivo italiano avanzaba demasiado rápido por Johannesburgo, lo suficiente como para no poder evitar un choque en una intersección.

Cuando salta una noticia sobre un accidente en un coche deportivo casi automáticamente se piensa que “habrá sido culpa suya por ir demasiado rápido”. No siempre tiene que ser así, pero desde luego el comportamiento del conductor de este Ferrari 488 Spider no ayuda a mejorar la fama de los conductores de deportivos. El italiano sufro un aparatoso accidente mientras circulaba por Sandton, situado al norte de Johannesburgo, una de las ciudades más grandes y pobladas de Sudáfrica.

VÍDEO: Así ruge el 488 Spider

Por el vídeo que ha salido a la luz, quien iba al volante del 488 Spider se aproximaba a una intersección cuando una un Mazda CX-3 giro hacia su derecha produciéndose el choque. Aunque cabría acusar al japonés de provocar el accidente, lo cierto es que se aprecia como los semáforos están en verde para ambos vehículos, por lo que ninguno hizo una maniobra ilegal. Sin embargo, la alta velocidad a la que circulaba el Ferrari si que hizo imposible que el conductor pudiera reaccionar al tiempo, ya fuera frenando o esquivando al otro implicado.

Según parece, no hubo que lamentar heridos, algo que cuesta creer teniendo en cuenta el estado en el que acabó el 488 Spider. Dado que el volantazo fue hacia la izquierda, es la zona derecha la que se llevó la peor parte, con el frontal totalmente destrozado, la puerta y el lateral abollados, el faldón arranca y la rueda trasera doblada hacia atrás, con lo que el eje habrá partido. Da miedo solo pensar en la cantidad de dinero que tendrá que pagar la aseguradora por la reparación, y si el poderoso motor 3.9 V8 de 670 CV se ha visto afectado, incluso más.

Fuente: Carscoops.

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.