Skip to main content

Noticia

Motor

Un ex CEO de Ferrari, culpable de recibir sobornos y evasión de impuestos

Ferrari LaFerrari
Motorsport Images
Le va tocar pasar por la cárcel.

Parece casi una obligación que cada persona que alcanza un puesto de poder hoy en día se dedique a hacer una u otra cosa ilegal para sacar provecho. De la misma manera, al menos queda el consuelo de que a muchos se les pilla y acaban pagando por ello. El último ejemplo de ello es el de Maurizio Parlato, un ex CEO de Ferrari (entre otras marcas) al que le va a tocar ir a la cárcel tras ser encontrado culpable de dos delitos.

VÍDEO: ¡No nos cansamos de verlo! A 372 km/h con su Ferrari LaFerrari por una autopista alemana

VIDEO

VÍDEO: ¡No nos cansamos de verlo! A 372 km/h con su Ferrari LaFerrari por una autopista alemana

El IRS (Internal Revenue Service, Servicio de Impuesto Internos) estadounidense ha llevado a cabo una investigación sobre Parlato y ha anunciado que “Después de renunciar como director ejecutivo de la empresa B, Parlato ayudó a los concesionarios y compradores de superdeportivos de la empresa B a asignar incorrectamente los superdeportivos a cambio de pagos de sobornos. Entre 2015 y 2017, Parlato recibió aproximadamente 2,8 millones de dólares de los concesionarios y compradores de superdeportivos de la empresa B a cambio de, entre otras cosas, ayudarlos a asignar mal los superdeportivos a los clientes que no estaban en la lista de compradores aprobados”.

Aunque el informe no desvela cuál es la “compañía B”, si que hacen referencia a que el modelo en cuestión era un superdeportivo que debutó en 2013, con un precio de partida de 1,4 millones de dólares y cuya tirada estuvo limitada a 500 ejemplares. O, lo que es lo mismo: el Ferrari LaFerrari.

Así, llevó a cabo esta actividad cuando ya había dejado Ferrari North America (donde entró en 2002) y se encontraba trabajando con Lotus, compañía con la que estuvo desde 2010 a 2014, momento en el que pasó a Bugatti, la cual anunció en enero que Parlato renunciaba por motivos personales, algo que ahora es más comprensible.

Según el informe de los federales, como parte de esos sobornos recibió 2,8 millones de dólares, que intentó mover por bancos extranjeros, llevando a cabo evasión de impuestos. Ahora, como castigo, se enfrenta a una pena de tres años de prisión y a una multa de 250.000 dólares.

Fuente: Carbuzz

Etiquetas:

Superdeportivos

Y además