Noticia

Ed Welburn. ¿Por qué no queremos que se jubile este hombre?

Ed Welburn. ¿Por qué no queremos que se jubile este hombre?

Rodrigo Fersainz

29/04/2016 - 12:24

Ed Welburn se retira, pero quienes lo conocen no quieren que se jubile (y nosotros, tampoco). Hemos charlado en el corazón de Opel, Alemania, con el vicepresidente global de Diseño de GM, que se retira tras 44 años diseñando para la compañía .

Como homenaje a su trayectoria, habíamos sido invitados al acto Opel había organizado Alemania. Ed Welburn se jubila en julio, pero quienes lo conocen se resisten lo suyo, y nosotros, ahora tampoco queremos que lo haga. Charlamos con el que ha sido vicepresidente global de Diseño de GM desde 2003, tras 44 años como diseñador en la compañía, un hombre afable y enamorado de las carreras que ha compartido con nosotros algunos de los hitos de su trayectoria.  

Estamos en en Rüsselsheim, cerca de Frankfurt, en en el corazón de Opel. Y entramos directamente por una salida de emergencia esquivando prototipos camuflados a los que está prohibidísimo fotografiar. Tras ese trozo de chapa, y unas ventanas de cuarterones traslúcidos absolutamente fabriles, nos recibe una nave industrial repleta de modelos clásicos con el logotipo de la Zeta (o el rayo, o el zeppelín de los comienzos) de todas las épocas, argumento perfecto para una narración que va desde las máquinas de coser y las bicicletas que hacía Adam Opel en sus comienzos hasta algún prototipo reciente, un Opel Astra actual y el Chevrolet Corvette Stingray actual, en un precioso gris plata.

“Je, el mío es del mismo color, pero con el motor más potente”, comenta un hombre con cara simpática, de tez oscura, bigote, gafas y un pin cromado con las siglas GT (por el nuevo Opel GT) en la solapa de la chaqueta de su traje. Con una educación esquisita y una sonrisa casi permanente, son sentamos a comer en medio de aquel impresionante 'no museo', sin alfombras, sin tornos de entrada... pero que huele de lejos a gasolina, chapa antigua y motores sin catalizar.

No te pierdas nuestra prueba del nuevo Opel GT Concept. 

Este cuasijubilado de 65 años se llama Eduard T. Welburn, y puede presumir de haber estado al frente del departamento de Diseño de General Motors (GM) durante los últimos 44 años.

Fue el sexto en ocupar ese puesto en la compañía, y el primer afroamericano en EEUU, y ahora, en julio, se retira. "Como pasa en las carreras, la bandera a cuadros en una carrera no es más que el comienzo de otra. Sin el esfuerzo y el buen hacer de todo el equipo no se puede tener éxito. Y a mí me quedan aún muchas carreras que correr", cuenta emocionado luego ante el reducido grupo de periodistas europeos que acompañamos a Welburn a este homenaje de 'despedida'. 

¿Y ahora, señor Welburn, qué va a hacer con su vida? 

"Este año tengo previsto hacer un recorrido por muchos lugares interesantes del mundo con mi Corvette, pasar por Roma y plantarlo frente al Coliseo... Y en junio, ir a las 24 Horas de Le Mans y dar con él un par de vueltas al circuito de La Sarthe justo antes de que empiece la prueba. Tengo ganas de todo eso, sí". 

Suena una 'despedia' de lo más apetecible. ¿Pero qué pasará con usted el día después?

"Hace sólo tres años no quería ni pensar en la idea de jubilarme. Y ahora la verdad es que tengo muchos proyectos. ¡Voy a estar muy ocupado, no se crea! Incluso estaré involucrado en el diseño de un edificio". 

[En ese momento, alguien enseña unos bocetos de electrodomésticos y me intereso por ello. Si hay otras marcas que han recuperado este tipo de utensilios, que conectan con sus orígenes históricos, podría estar bien que Opel hiciera lo propio. Una plancha, una batidora, una lavadora...].

¿Una buena oportunidad para su tiempo libre a partir de ahora, no?

[Ed mira divertido a otros miembros de Opel]. ¿Una lavadora? Nunca he puesto una. Sí, una vez pagué por ella, pero..." [risas]. 

¿Qué ha cambiado en 44 años para un diseñador?

Muchas cosas. Pero desde hace diez, se han producido novedades que yo nunca me hubiera esperado. Por ejemplo, por el excesivo uso que se le da a la tecnología. Aunque también es positivo en muchos aspectos. Por ejemlo, si tienes que hacer un diseño para una parte del automóvil que está relacionada con algún elemento ya fabricado, se puede hacer una pegatina a escala real con ese elemento, pegar en el papel y empezar a dibujar el esto a partir de ahí. Eso es fantástico. 

Sin embargo, GM es un gigante 'lleno de logos' y de personas de distintas procedencias y culturas: GM, Oldsmobile, Buick, Cadillac, Chevrolet, Opel/Vauxhall... ¿Cómo se gestiona todo esto desde el punto de vista del Diseño? 

Hay que tener muy claro el ADN de cada marca. [...] Es curioso, porque a pesar de ser una compañía tan global, no viaja tanta gente por el mundo, en realidad. Para mí fue un desafío trabajar aquí, en Alemania a finales de los 90, sin conocer el idioma, la cultura... Es increíble poder trabajar con un equipo tan fuerte, tan global, con el conocimiento tan cercano de los mercados y, a su vez, esforzándose y compartiendo tantas ideas y soluciones. Cuando empecé, en los estudios pequeños había gente que se tapaba al dibujar para que no le copiaran.

No obstante, no siempre será fácil llegar de EEUU e imponer criterios en marcas que son identitarias para un país. Me refiero a Opel, pero también a Saab en su momento...

Desde luego. El secreto es dar libertad a los equipos. Por ejemplo: nadie va a entender a Opel mejor que los propios alemanes de Opel, ni el contacto con sus clientes... Hay que escuchar mucho a todos. 

¿Ha tenido que cambiar las estructuras de la compañía en algún aspecto, con el paso de los años?

Sí, hemos diseñado, incluso, procesos. Las videoconferencias están muy bien y son mucho mejores que el teléfono a la hora de trabajar en equipo, pero siempre que se pueda, es mejor hablar de ciertas cosas cara a cara, porque hay mucha mejor comunicación y se tratan cosas personales. Se establecen otros vínculos para lograr una atmósfera muy competitiva, pero sana. La tecnología sólo funciona si conoces al que tienes al lado, a los miembros de tu equipo.

Una vida dedicada a su pasión

Ed Welburn nació en Filadelfia (EEUU) el 14 de diciembre de 1950, en el seno de una familia dedicada a la automoción, pues su padre era mecánico y tenía un taller de coches. Su primer dibujo con ruedas lo hizo a los dos años y medio. Fascinado por el automóvil y, especialmente, por modelos de los 50 como el Cadillac Cyclone o el Chevrolet Corvette, mandó una carta a GM para trabajar en la compañía y ésta le contestó con los pasos que debería seguir. En 1971, empezó como becario en el GM Design y un año después comenzó su carrera en General Motors como diseñador asociado a los Estudios de Diseño Avanzado, con lo que se convirtió en el primer diseñador afroamericano del gigante estadounidense.

A partir de ahí, como diseñador o jefe de Estudio, tomó parte de los trabajos para el Buick Rivera y el Buick Park Avenue, el Oldsmobile Aerotech (y su récord de velocidad en 1987), el Oldsmobile Antares y el Intrigue.

Tras su paso por Alemania y sus proyectos con Saturn y con energías alternativas, su regreso a EEUU estuvo ligado a trabajos en carrocerías monocasco, SUV y camiones, así como los modelos Hummer H3, Cadillac Escalade, pick-up... 

Este año, parte de sus trabajos se expondrán en el Museo Nacional Smitsonian de Historia y Cultura Afroamericana, cuando sea inaugurado en EEUU. 

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Todo sobre Opel

Opel

Modelos de Opel más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches