Skip to main content

Noticia

¿Cuál es mejor, Mazda CX-3 o Seat Arona?

Mazda CX-3 vs Seat Arona

¿Cuál es mejor, Mazda CX-3 o Seat Arona? El B-SUV japonés ha encontrado un nuevo rival en el Arona, aunque, ¿cuál es la mejor compra? Vamos a averiguarlo.

Desde hace unos meses, el segmento de los B-SUV ha experimentado un crecimiento considerable en cuanto a número de afiliados se refiere. Casi todos los fabricantes ya ofrecen un modelo de estas características, por lo que decantarse a la hora de uno u otro es cada vez más complicado. Hoy vamos a esclarecer las dudas que haya entre estos dos pequeños SUV: ¿Cuál es mejor, el Mazda CX-3 o el Seat Arona?

No te pierdas: BMW X2 vs Volvo XC40, ¿cuál es mejor?

Diseño contra habitabilidad. Prestaciones contra economía de combustible. Tanto el modelo de Mazda como el todocamino de Seat son rivales en un mismo segmento. Sin embargo, existen diferencias notables entre ambos vehículos que les permitirán adaptarse a un tipo específico de comprador. Ambos van a exponer sus puntos más fuertes para tratar de alzarse con la victoria y, al final, te mostraré una conclusión que espero que te permita solventar todas tus dudas.

Mazda CX-3: la imagen más deportiva

Nos remontamos al año 2014, momento en el cual la compañía japonesa con sede en Hiroshima lanzó el Mazda CX-3. Se postula como el miembro más pequeño de la gama SUV de la marca, inmediatamente por debajo del Mazda CX-5, adopta el diseño característico de los modelos asiáticos, la tecnología y los innovadores motores con tecnología Skyactiv. Mientras tanto, en 2017 recibió un restyling que incorporó algunas novedades interesantes.

Vídeo: así es el Mazda CX-3:

Hablemos de sus cotas. El CX-3 es un B-SUV cuya carrocería tiene una longitud de 4.275 mm, una altura de 1.535 mm y una anchura de 1.765, mientras que la distancia entre ejes aciende a 2.570 mm. Presenta una configuración de cinco plazas y ofrece un maletero de 350 litros que puede verse ampliado hasta los 1.260 litros una vez abatimos los asientos posteriores. Los pesos, mientras tanto, arrancan en los 1.230 kg en la versión más ligera.

Seat Arona, ¿diésel o gasolina?

En cuanto a motorizaciones, Mazda ha dotado al todocamino con dos motores de gasolina y una única opción de gasóleo. En el caso del primero, hablamos del conocido motor Skyactiv-G de 2.0 litros con dos niveles de potencia, 120 y 150 CV, ambos de aspiración natural y disponibles tanto con tracción delantera como total, así como cambio automático y manual de seis relaciones. El diésel, por otro lado, es un 1.5 Skyactiv-D de 105 CV que también está disponible tanto con tracción delantera como a las cuatro ruedas y con cambio automático y manual de seis velocidades.

Disponible en cuatro acabados (Style+, Luxury, Luxury Premium y Senses Edition), el Mazda CX-3 que ya hemos probado ofrece tecnologías como el sistema G-Vectoring que mejora la precisión de guiado, alerta por cambio involuntario de carril, control de velocidad, sistema multimedia MZD Connect, navegador, Head-Up Display, asistente de frenada automática, sensor de ángulos muertos o cambio automático de luces de cruce a largas. Los precios, sin ningún tipo de campaña promocional, arrancan en los 19.295 euros

Seat Arona: una compra racional

Apenas han pasado unos meses desde que el Seat Arona ha irrumpido en el segmento de los B-SUV. Sigue muy de cerca los pasos establecidos por su hermano mayor, el Seat Ateca, que tan buenos resultados está dando a la marca española en cuanto a ventas. Su diseño tal vez sea algo más conservador, pero a trae a multitud de compradores que prefieren una imagen que les es más conocida.

Vídeo: conoce todos los detalles del Seat Arona:

¿Qué ofrece en cuanto a tamaño y capacidades? El Arona cuenta con una longitud de 4.138 mm, una altura de 1.552 mm y una anchura de 1.780 mm, mientras que la distancia entre ejes llega hasta los 2.566 mm. Aunque es más corto, en el resto de cotas es más grande que su rival asiático, siendo, además, más ligero, con pesos que van entre los 1.165 y los 1.320 kilogramos en la versión más pesada. Su maletero, mientras tanto, presenta una capacidad volumétrica de 400 litros que se ven ampliados hasta los 1.280 litros una vez abatimos los asientos traseros.

La gama de propulsores del SUV de Seat es también más amplia que la del CX-3. Ofrece tres motores de gasolina sobrealimentados, un tricilíndrico 1.0 EcoTSI con 95 y 115 CV, así como un 1.5 EcoTSI de cuatro cilindros y 150 CV. Por su parte, los diésel son el bloque 1.6 TDI de cuatro cilindros con 95 y 115 CV de potencia. Los motores están disponibles tanto con cambio manual de cinco y seis relaciones, como automático DSG de doble embrague con siete velocidades. En cuanto a la tracción, esta se limita en exclusiva al tren delantero.

A nivel tecnológico, el Arona sigue los pasos de sus hermanos mayores, el Seat León y el Seat Ibiza, e incluye lo último de la marca para este segmento, como el detector de ángulo muerto y alerta de tráfico cruzado, cámara de visión trasera, asistente de frenada en ciudad, asistente de arranque en pendiente, control de velocidad de crucero, detector de fatiga, climatizador bizona y pantalla táctil de 8 pulgadas con conectividad Seat Full Link. Los precios, mientras tanto, arrancan en 17.300 euros y se divide en cuatro acabados: Reference Plus, Style, Xcellence y FR.

Conclusión

Como te decía al principio de este artículo, son rivales en un reñido segmento que cada vez gana más competidores y adeptos, pero también existen multitud de diferencias entre ambos. Si tu próximo coche será el Seat Arona o el Mazda CX-3, los cuales tienen al Nissan Juke, el Kia Stonic, Renault Captur o el Volkswagen T-Roc, entre otros, como rivales, estás ante dos opciones muy interesantes que debes conocer al detalle antes de realizar la compra.

Vídeo: los 5 SUV más baratos que te vas a poder comprar en 2018:

Por un lado, el CX-3 es un SUV con un marcado carácter más deportivo. Su diseño es más atrevido y los niveles de equipamiento son más completos de serie que los de su rival español. Sin embargo, sus cotas limitan mucho su capacidad de carga, una limitación que también vemos de manifiesto en la gama de motorizaciones con tan solo tres opciones entre las que elegir. Por el contrario, ofrece sistemas de tracción total que no están disponibles en el Arona ni como opción.

Por otro lado, el Seat Arona es un coche más enfocado a un uso en ciudad, gracias a sus pequeños pero eficientes mecánicas 1.0 EcoTSI de tres cilindros. También es más polivalente, con un maletero más grande y hasta cinco propulsores entre los que elegir. Como punto negativo, te diré que no está disponible con tracción total, aunque los precios también son algo más contenidos.

En este caso, debes tener muy claro lo que necesitas de un coche. ¿Algo enfocado en un uso en carretera? ¿Valoras el diseño atrevido? ¿Es muy importante el nivel de equipamiento y vas a salir fuera de la carretera a menudo? El Mazda CX-3 es la opción más apropiada. Por el contrario, ¿buscas un SUV polivalente? ¿Prefieres motores turbo de baja cilindrada? ¿Necesitas un maletero amplio y no das importancia a un uso fuera de la ciudad? El Seat Arona está esperándote en el concesionario más cercano.

Fotos: Fabricantes

Lecturas recomendadas