Skip to main content

Noticia

Coches para el recuerdo: Fiat 500 Giardiniera

Fiat 500 Giardiniera
El mini-familiar.

El Fiat 500 es un icono de la automoción, uno de esos vehículos que marcaron un antes y un después en la historia, permitiendo que una Italia económicamente deprimida tras la guerra se motorizara, en un movimiento muy similar al del Volkswagen Beetle en Alemania. Su éxito fue tal que durante su producción no dejaron de aparecer nuevas versiones, siendo una de las más llamativas el Fiat 500 Giardiniera.

VÍDEO: Así pasó el Fiat 500 los test EuroNCAP

Con el modelo original presentándose al mundo en 1957, hubo que esperar tres años hasta 1960 para conocer la que sería su variante más versátil. Anteriormente ya había pasado de ofrecer dos a cuatro plazas, pero el Giardiniera fue el primero que montó una carrocería familiar de verdad impulsaba la versatilidad del compacto.

Su diseño era idéntico al del 500 base (manteniendo incluso sus puertas, las dos únicas que tenía, con sistema de apertura suicida), con los añadidos que hoy vemos utilizar para crear las versiones rancheras o Station Wagon: a partir del pilar B el techo se alarga en paralelo al suelo en lugar de caer, creando una carrocería de mayor longitud y con mucho más espacio. Esto se antojaba clave en un vehículo de tan reducidas dimensiones y beneficiaba tanto a los pasajeros de la segunda fila,  como a la capacidad del maletero, que según la publicidad de la época podía guardar “el equipaje de cuatro personas”.

Cinco virtudes y un defecto del Fiat 500

De hecho, para maximizar el espacio disponible se optó por una solución peculiar. El motor de 499,5 cc, 18 CV de potencia y 30 Nm de par máximo, que estaba en la zaga como en el Fiat 500 normal, se giró de lado y se situó lo más abajo posible para aumentar el tamaño del maletero. La refrigeración quedaba en manos del aire que pudiera entrar por las tomas del vehículo, que se colocaron en una posición alta para reducir la cantidad de polvo y suciedad que entrar en el bloque motor.

Aunque el Fiat 500 Giardiniera fuera el familiar de la gama, su tamaño seguía siendo muy reducido: apenas 3.181 mm de largo, 1.324 mm de ancho y 1.350 mm de alto, con una distancia entre ejes de menos de dos metros y un peso en vacío que solo llegaba a los 555 kilos.

El futuro

Y es que el Fiat 500 Giardiniera vuelve a estar de actualidad ya que la marca italiana ha anunciado su vuelta. Siguiendo con su plan de diversificar el 500 en todo tipo de formas y segmentos, y habiendo conquistado ya territorio SUV y monovolumen con sus variantes X y L, esta nueva versión vendría a sustituir a un punto con muchos años a sus espaldas y del que no se ha anunciado reemplazo. Es más, está previsto que junto a las versiones de combustión se lance un Giardiniera eléctrico.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Todo sobre Fiat

Y además