Skip to main content

Noticia

Chevrolet ayudó al Porsche 911 GT3 RS en su tiempo en Nürburgring

Porsche 911 GT3 RS 2018 Nürburgring

La forma en la que Chevrolet ayudó al Porsche 911 GT3 RS en su espectacular tiempo en Nürburgring no es la que esperas, pero contribuyó a que lo lograse.

Hace algo más de una semana supimos que el Porsche 911 GT3 RS había bajado de los 7 minutos en Nürburgring, concretamente hasta los 6 minutos y 56,4 segundos, lo que le permite entrar en el selecto grupo de coches de producción que han bajado de la barrera de los siete minutos, junto al Porsche 918 Spyder, el Lamborghini Aventador SV, el Lamborghini Huracán Performante y el Porsche 911 GT2 RS que actualmente ostenta el récord. Sin embargo, lo que no sabíamos hasta ahora es que Chevrolet ayudó al Porsche 911 GT3 RS en su tiempo en Nürburgring.

No te pierdas: Prueba: en un Porsche 911 GT3 RS 'facelift'... ¡Con Walter Röhrl!

Sin embargo, no de la forma que crees. Chevrolet no le hizo entrega de su tecnología, sus motores o sus fondos económicos. Ni siquiera utilizó un coche de carreras como guía para que el Porsche 911 GT3 RS lo siguiera y pudiera conseguir semejante tiempo de vuelta. Nada más lejos de esto. La forma en la que la compañía americana ayudó a Porsche se llevó a cabo más bien en los despachos.

Gesto altruista de Chevrolet con Porsche

El día en cuestión en el que el 911 GT3 RS logró su registro de vuelta, era Chevrolet quien había reservado Nürburgring para su uso privado, poniendo a punto el Chevrolet Corvette ZR1 para establecer su propio registro. Sin embargo, la pista estaba en condiciones óptimas y Porsche lo sabía, por lo que decidieron pedir prestado el circuito a sus compañeros americanos y probar suerte con dos máquinas RS con los pilotos Kévin Estre y Lars Kern a los volantes.

Chevrolet les cedió gentilmente una hora a los chicos de Porsche para que trataran de establecer su tiempo de vuelta. “Nos dieron una hora de pista. Les permitimos observar y fue un ambiente bastante agradable entre competidores”, dijo Andreas Preuninger, jefe de Porsche GT, a CarThrottle. Los más interesante es que la compañía alemana ni siquiera necesita una hora completa para tratar de bajar de la barrera de los siete minutos.

La primera vuelta cronometrada ya paró el crono antes de los siete minutos y el 6 minutos y 56,4 segundos llegó en la cuarta vuelta cronometrada de Kévin Estre. “Después de media hora estábamos fuera de la pista otra vez y muy felices”, concluyó Preuninger. Desafortunadamente, Chevrolet no puede celebrar con el mismo júbilo los resultados del Corvette ZR1, ya que, según los informes, su tiempo rondaría los 7 minutos y 10 segundos, algo que ahora se tercia lento, pero que sigue siendo un registro espectacular.

Fuente: CarThrottle

Lecturas recomendadas