Skip to main content

Noticia

¿Buscas un Lamborghini Huracán? Lo tienes por 4.500 euros

¿Buscas un Lamborghini Huracán? Lo tienes por 4.500 euros

¿Siempre quisiste tener un Lamborghini guardado en tu garaje? Pues bien aquí tienes una oportunidad, un ejemplo del Lamborghini Huracán por solo 4.500 euros. Eso sí, tendrás que echarle un vistazo porque quizás su estado no te convence…

No te pierdas: 'Jon Olsson vende su Lamborghini Huracán'

Seguro que muchos de vosotros habéis soñado más de una vez con tener guardado en vuestro garaje una de las obras de Ferruccio Lamborghini. La marca que lleva su apellido produce coches de ensueño, superdeporticos capaces de ponerte la piel de gallina con solo una mirada a sus carrocerías. El problema es el de siempre, el dinero, pues no son baratos los modelos de la casa italiana. Aunque hemos encontrado una oportunidad, un “fantástico” Lamborghini Huracán por solo 4.500 euros. Y pongo entre comillas los de fantástico porque el estado del mismo modelo, deja mucho que desear.

En el mercado de segunda mano podemos encontrar verdaderas gangas. Hay algunas marcas que se devalúan más que otras, unas subidas y bajadas de precio que si quieres conocer no puedes perderte el artículo sobre las diez marcas que menos se devalúan en el mercado de segunda mano. Aunque en este caso no nos referimos a una depreciación por el tiempo, sino por el estado, pues este Lamborghini Huracán se encuentra siniestro total.

VÍDEO: Cinco colores que no habías visto en coches

Hasta 5.000 dólares, unos 4.500 euros al cambio pide el propietario de este Lamborghini Huracán. Si bien, se podría decir que de dueño tiene poco, pues lo que podemos ver en estas imágenes no se parece demasiado a un coche. El coche se encuentra en un estado lamentable, siendo difícil reconocer muchas partes del vehículo. Al parecer, el coche sufrió un accidente y acabo siendo pasto de las llamas, de ahí el resultado.

Aun así, no podemos despreciar un modelo salido de Sant´Agata por lo que presentamos nuestros respetos. Y es que cuando este coche era realmente un coche y no un amasijo de hierros, podía completar el 0-100 km/h en menos de cuatro segundos gracias a un motor V10 de 5.2 litros con nada menos que 610 caballos de potencia. Igualmente, su velocidad máxima superaba los 300 km/h, rozando los 325 km/h de punta.

Lecturas recomendadas