Skip to main content

Noticia

Este BMW Serie 8 Convertible está entre lo ostentoso y lo hortera

BMW Serie 8

El BMW Serie 8 Convertible recibe unas nuevas llantas cuyos bordes están acabados en oro, lo que le sitúa directamente entre lo ostentoso y lo hortera. Si tuvieses en tu garaje el descapotable alemán, ¿se las pondrías?

VÍDEO: El BMW Serie 8 Convertible, en movimiento

Unir en un coche elegancia y deportividad no es nada fácil. Muchas veces son características antagónicas. Sin embargo BMW lo ha logrado a la perfección no hace mucho, cuando presentaron el nuevo BMW Serie 8. Ya sea en su versión coupé o en la descapotable, llamada Convertible, tiene una imagen que a día de hoy es la envidia de muchos.

No te pierdas: Todas las novedades de 2019

Como todo producto de altos vuelos en el mundo de la automoción, el Serie 8 es carne de preparación. Son muchas las empresas que tienen ideas en mente acera de cómo 'mejorar' el producto. Y lo ponemos entre comillas porque una cosa es pensarlo y otra lograrlo. Retocar un vehículo de estas características tiene un claro riesgo, y es que quedes en evidencia porque empeores el resultado. Mucho nos tememos que eso es lo que ha pasado con el Serie 8 Convertible que hoy tratamos. Y eso que los cambios no son especialmente profundos.

Forgiato es el artífice de que el BMW Serie 8, en este caso en su variante descapotable, luzca unas llantas que otra cosa no, pero llamar la atención, la llaman. Su diseño se ha bautizado como Orologio-M, y pueden tener un tamaño de 20, 22 o incluso 24 pulgadas. Tienen cierto aire retro, pero esa ostentosa circunferencia dorada en su borde tiene difícil defensa. Puede ir en el color oro que ves en las imágenes o en un oro rosado ligeramente más discreto. En cualquier caso, pocos serán los que defiendan esta llanta. Sencillamente no casa con el resto del coche.

No te pierdas: Probamos el nuevo BMW Serie 8

Al menos el que tenga el placer de sentarse en el interior del coche podrá olvidarse pronto de la llamativa imagen de su exterior. ¿Por qué? Porque la unidad del Serie 8 que ves en las fotografías es un M850i xDrive, es decir, la que equipa un motor V8 de 4.4 litros con Twin-Turbo capaz de desarrollar una potencia de 530 CV y un par máximo de 748 Nm. Su aceleración es ni más ni menos que un 0 a 100 km/h en 3,6 segundos. Pensándolo bien, si me lo regalasen podría aceptar el que todos los vecinos me mirasen raro...

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además