Noticia

El Audi A7 2018 es digital. Y tecnológico. Y tremendo

Luis Guisado

19/10/2017 - 23:35

Llega una nueva era de diseño

El nuevo Audi A7 llegará al mercado en 2018 y lo hará con una línea que si la miras por encima parece continuísta, pero en realidad estrena un nuevo lenguaje de diseño. Sí, esa cosa de la que hablan muchas veces los diseñadores, es en realidad lo que hace que un coche evolucione. Si lo miras de perfila, vas a encontrar una línea que seguro que te resulta familiar. 

Vídeo: Audi A7, todos los detalles en movimiento

En Audi dicen que el A7 es el modelo 'dinámico', mientras que el Audi A8 que acaban de lanzar este 2017 es el 'soberano'. En la gama premium que podríamos denominar superior también meten al Audi A6, que espera un recambio para ya mismo. De este último dicen que es 'atlético'.

Más allá de que te guste o no, no se puede negar que es un coche espectacular. Su línea utiliza grandes superficies de chapa con alguna que otra arista y nervios que potencian su imagen dinámica. No, no lo digo yo, sino el equipo de diseñadores de Ingolstadt que están a punto de estrenar un nuevo centro de diseño de esos modernos que, se supone, va a ayudar a diseñar mejores coches.

Por el momento no te puedo decir si el nuevo Audi A7 2018 será mejor que el actual en términos de conducción, pero desde luego que sí ha dado un paso adelante en cuanto a calidad percibida. Al igual que el Range Rover Velar, utiliza dos pantallas en el salpicadero para agrupar todos los controles. La de arriba tiene 10,1 pulgadas y es la típica de infotainment: navegador, radio, etc. La de abajo es algo más pequeña, de 8,6", pero esconde lo más llamativo: aparte de servir para controlar el climatizador, se convierte en un touchpad en el que escribir direcciones, contactos telefónicos y demás. Incluso con mi letra de médico ha sido capaz de reconocer las direcciones que le introducía.

Los diseñadores de este sistema, que en una de sus fases utilizan el lenguaje HTML5 en una de las fases tempranas para probar cosas porque, según me han confesado, es rápido y efectivo, han trabajado para que el infierno que suele ser el manejo de los sistemas táctiles funcione bien. Cuando tocas el botón no pasa nada: tienes que apretar ligeramente para que todo se ponga en marcha. Además, el sistema táctil es suficientemente sensible para funcionar bien, y lo suficientemente no-sensible para que no lo actives sin querer.

En todo caso, también lo puedes controlar con la voz. Pero más allá del 'llévame a la calle X', le puedes decir "tengo frío". El sistema te preguntará la temperatura que quieres. Si cuando conduje por primera vez el anterior A8 pensé que la tecnología me empezaba a superar, ahora te lo puedo asegurar.

Más allá de los inventos que siempre son llamativos, también hay cosas más 'mundanas'. Porque sí, aunque este modelo es de lo más digital y tecnológico que te puedes echar a la cara, también tiene un motor, asientos, volante y ruedas. Exactamente cuatro, aunque en el modelo de esta presentación los P Zero de 21 pulgadas parecían ser muchas más.

El nuevo A7 se asienta sobre la plataforma MLB Evo, lo que quiere decir que es una especie de A8 coupé. Y es grande: mide 4.969 mm de largo y 1.908 de ancho, pero a cambio es bajito: 1.422. ¿Sabes eso de que los milagros no existen? La altura interior sin estar mal, puede ser algo justa para la gente que ronde los dos metros. Afortunadamente, en España de esos hay pocos...

También hay cosas que se mantienen, como el alerón trasero retráctil. Atención: se despliega a partir de 120 km/h, así que si os para la autoridad competente en España, tendréis que explicar que hacíais conduciendo a la velocidad de rayo...

Las luces del nuevo Audi A7, brutales

Probablemente sea una de las opciones más raras de ver en el mercado, pero el nuevo Audi A7 2018 utiliza una firma luminosa nueva. Un integrante del equipo de diseño lumínico nos contó al grupo de periodistas que pudimos asistir a vivir en primera persona este evento (otros te lo cuentan desde el sofá de su casa, opinando y sin haber visto ni tocado el coche) que se han inspirado en lo digital. En los unos y ceros que forman este senguaje. En las luces y las sombras, vamos. Por eso, los faros delanteros tienen una matriz de 12 segmentos iluminados separados por pequeños espacios que no se iluminan. Unos y ceros. Luz y sombra. 'Lo digital'. Detrás, más de lo mismo, perop muy espectacular. 

Que en Audi me perdonen, pero el A7 2018 une los dos pilotos con una línea de luz que ya conoces desde hace décadas en los Porsche 911. En este caso la verdad es que supera a sus vecinos de Stuttgart con una animación brutal que recorre el coche de un lado al otro. En este caso también hay 13 puntos de luz separados por esas sombras digitales...

No sé si has caído, pero lo cierto es que el nuevo Audi A7 2018 es un modelo de lo más tecnológico. Es más: yo creo que es la primera vez que escribo sobre la inteligencia artificial en un coche. La AI (así lo llaman en inglés) se activa mediante un botón y permiten maniobrar al coche en un garaje para sacarlo de un lugar complicado. En este sentido, es del estilo del que estrenó el BMW Serie 7.

En total, el nuevo A7 podría contar con un total de 39 sistemas de asistencia que forman parte de tres paquetes: el AI, el City y el Tour, orientado a los conductores que hagan grandes distancias, porque ayuda a mejorar la eficiencia en unión con el navegador.

El nuevo Audi A7 es deportivo, sí

Muchas veces la línes puede decir una cosa, pero la realidad empeñarse en demostrar lo contrario. El actual Audi A7 Sportback es un coche relativamente ágil y muy dinámico, una especie de Gran Turismo. Y en esta segunda generación, no podía ser menos. En un par de años debería llegar el RS7, pero hasta entonces nos tendremos que apañar con una potente gama de motores y de sistemas que ayudan a mejorar la conducción, como el diferencial deportivo opcional que se conjunta perfectamente con la tracción integral quattro, la única disponible.

Único es también el motor que utilizará en su estreno, a finales de febrero. Los que vayan a reservarlo a partir de diciembre tendrán que desembolsar unos 70.000 euros más las opciones (me han chivado que la media hoy por hoy para este coche son 13.000 euros) por el 3.0 TFSI V6 turbo, que según la loca nomenclatura oficial recién estrenada (y a la que deseo una corta vida) corresponde con el 55 TFSI (muy lógico, ¿no?).

Más adelante, el nuevo Audi A7 2018 incorporará unos propulsores similares a los que se encuentran bajo el capó del Audi Q7. No faltarán los motores diésel TDI de 3,0 litros y el 3.0 TFSI de gasolina con 333 CV. Por otro lado, es posible que sea un poco descabellado que incorpore el motor diésel de 435 CV del Audi SQ7 4.0 TDI quattro.

Vídeo: un Audi A7 por las dunas de Dubai

 

 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches