Prueba

Audi A7 Sportback 3.0 TDI competition: heredero de Le Mans

Rodrigo Fersainz

No está pensado para las carreras, pero el Audi A7 Sportback 3.0 TDI competition hereda de las últimas victorias de la marca en Le Mans una interesante mezcla de tecnología, prestaciones y ahorro energético que lo hacen de lo más apetecible. Aún no se conoce su precio, pero nosotros ya lo hemos probado en Dinamarca y Suecia.

Mientras celebra los 25 años de sus motores TDI, la marca de Ingolstadt apuesta por esta laureada tecnología como "la mejor para reducir emisiones" en el presente y en el futuro. Y por eso, ya no extraña que el nuevo Audi A7 Sportback 3.0 TDI competition herede de las 24 Horas de Le Mans el gusto por las prestaciones turbodiésel y por el ahorro energético.

Con una potencia de 326 CV, la versión competición es la más poderosa de las tres variantes con las que se ofrece la mecánica de gasóleo V6 3.0 (también, con 218 y 333 CV) que va a montar el renovado Audi A7 Sportback, y ya hemos tenido la oportunidad de probarla en una ruta entre Copenhague (Dinamarca) y el circuito de Sturup (Suecia), tal y como estará en el mercado, con tecnología biturbo, tracción integral quattro y un cambio automático de 8 velocidades triptronic.

Audi A7 Sportback Competition

El A7 también estará disponible con el bloque 4.0 TFSI de gasolina, que desarrolla 450 CV en el Audi S7 Sportback o 560 CV en el Audi RS 7 Sportback.

Cambios estéticos y dinámicos

Personalmente, nunca he sido un enamorado de las líneas del A7, pero una vez que me pongo al volante, reconozco dos cosas: 

- Uno: que los cambios estéticos son muy acertados. Sobre un nuevo parachoques, la parrilla se ha simplificado todavía más en lo que ellos llaman 'singleframe'. Los nuevos faros de LED vienen de serie, aunque existe la opción de montar los Matrix de LED, como los que lleva esta unidad y puedo probar en el túnel que atravieso para cruzar, bajo el mar, desde la Península de Escandinavia hasta el sur de Suecia. Los intermitentes con indicación dinámica que detrás ya vienen de fábrica se incluyen en los Matrix delante. Son un detalle que ya se conocen por ejemplo en el Audi R8 hace mucho, pero no por ello dejan de ser resultones (creo que más estéticos que prácticos). 

Audi A7 Sportback Competition al volante

- Y dos, que los propulsores que le dan un carácter más deportivo son los que más le favorecen. Y este aumento de adrenalina en el coupé de cinco puertas de Audi no es una casualidad, pues sus responsables comentan que la pasión por conducir uno de sus productos también debe encajar en los otros valores que esperan sus clientes, tales como ecología, durabilidad, o vanguardia tecnológica.

Hace calor en Dinamarca, mucho, pero aquí merece la pena especialmente apagar el aire acondicionado -y la radio-, para tomar conciencia de lo que este bloque de tres litros biturbo es capaz de hacer en cuanto a prestaciones... y decibelios. Este coche es un nuevo ejemplo de que la tecnología ya permite desde hace tiempo disfrutar de un diésel como si fuera un gasolina, por su baja rumorosidad excelente respuesta, entrega progresiva del par motor, elasticidad... y, por qué no, belleza en su sonido, sobre todo si lo comparas con el que lleva el motor V6 3.0 de 'solo' 218 caballos, sin el diferencial deportivo trasero (para las versiones quattro, a partir de los 272 CV) ni nada.

Audi A7 Sportback Competition Dinamarca Suecia

Ya en territorio sueco, lo cierto es que acelerar fuerte es un gustazo, tanto por la rapidez con la que alcanzas la máxima de allí en verano (110 km/h) en quinta -y recuerdas que aún te quedan tres marchas más- como por ese bramido ronco del motor que es una auténtica gozada exprimir en modo automático o en 'S' con las levas del volante.

¿Algún 'pero'? Muy complicado, la verdad. El confort interior no está para nada reñido con la deportividad, toda la conectividad y los dispositivos de lectura (lo que llaman en Audi 'infotaiment' está bien resuelto y el display de la consola es muy generoso... Quizás, por decir algo, que la bajada de marchas manual no se produce con la inmediatez que a uno le gustaría, porque al fin y al cabo, la propia mecánica vela por sus intereses y no te permite reducir mucho en las frenadas y subir demasiado de vueltas.

Aunque el renovado Audi A7 Sportback llegará a finales del verano, aún no se conoce cuánto costará exactamente el Audi A7 Sportback 3.0 TDI competition, pero sí sabemos que el precio base en Alemania del A7 Sportback será de 51.300 euros, mientras que el del Audi S7 Sportback y el del Audi RS 7 Sportback partirán de los 82.300 y 113.300 euros, respectivamente.

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!