Skip to main content

Noticia

Así podría ser el nuevo Audi RS 5 en versión Shooting Brake

Audi RS 5 Shooting Brake

Así podría ser el nuevo Audi RS 5 en versión Shooting Brake, un diseño digital de RainPrisk que toma como base la carrocería coupé para crear esta versión.

Los Shooting Brake son vehículos con un atractivo añadido. Un familiar con carrocería de tres puertas puede ser el sueño de muchos potenciales clientes. Sin embargo, la practicidad y el raciocinio ganan siempre en esta lucha frente a la pasión, por lo que son muchos los coches de tres puertas que están desapareciendo (como los compactos de tres puertas), por lo que no tiene mucho sentido crear una versión de tres puertas de un sedán familiar. Sin embargo, esto no impide a los diseñadores digitales hacernos soñar, como la versión Shooting Brake del Audi RS 5 que te traigo hoy.

No te pierdas: Prueba Audi RS 5 Coupé: adictivo es poco

Es obra del diseñador RainPrisk, quien ha tomado como base el nuevo Audi RS 5 Coupé para crear esta variante de carrocería de dos puertas con una línea de techo más larga que termina en un portón trasero con ventana en lugar del maletero tradicional, así como un kit de carrocería muy llamativo que puede no ser del agrado de todo el mundo, aunque le añade personalidad.

Vídeo: Nuevo Audi RS 5 Coupé: Así es y así suena:

Así es el Audi RS 5 en versión Shooting Brake

Al parecer, el diseñador se inspiró en algo que Liberty Walk sería capaz de producir, por lo que eliminó la caída natural del techo del RS 5 Coupé, ensanchó los pasos de rueda, rediseñó por completo la zaga manteniendo tan solo los faros y la zona de matrícula del original, incluyó un alerón descomunal de tipo cola de pato y un set de llantas llamativas con neumáticos Dunlop y taloneras a juego.

Por si no lo recuerdas, el Audi RS 5 Coupé de segunda generación es el rival natural del BMW M4 y del Mercedes-AMG C63 Coupé. Está equipado con un motor V6 biturbo de 2.9 litros, el de menor capacidad frente a sus rivales (3.0 y 4.0 litros), el cual ofrece 450 CV de potencia y 600 Nm de par motor. 

El coupé de Audi se asocia a un cambio automático que canaliza la potencia a ambos ejes junto a un sistema de tracción total quattro, consiguiendo alcanzar los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos antes de detener la aguja en los 280 km/h si está equipado con el Dynamic Package opcional que lo deslimita desde los 250 km/h.

Foto: RainPrisk (Facebook)

Lecturas recomendadas