Skip to main content

Noticia

5 coches que recuerdan nuestro pasado glorioso

5 coches que recuerdan nuestro pasado glorioso

Acura era conocida y respetada por sus coches lujosos y deportivos, hoy en día ha perdido caché y sus creaciones dejan al público frío. Un repaso a cinco de sus modelos más míticos.

No te pierdas: Ludacris se compra un Acura NSX

En España nunca hemos tenido a Acura, tenemos Honda, pero no es lo mismo. La marca exclusiva del mercado estadounidense no pasa por sus mejores momentos, otrora conocida y representada por modelos que combinaban lujo y deportividad, actualmente presenta una gama algo de capa caída y en la que predominan ejemplares aburrido. ¿Cuál fue el punto de inflexión de su trayectoria? Difícil de señalar, pero echando un vistazo atrás hay numerosos ejemplos que demuestran que para Acura cualquier tiempo pasado fue mejor.

VÍDEO: Los 7 mejores Honda de la historia

El Acura NSX (Honda NSX aquí) es el único que salva a la marca hoy en día pero, aún así, no está a la altura del original. Un deportivo que encandiló a prensa y público por igual, relativamente fácil de conducir y que demostró que podían fabricarse superdeportivos asequibles. Estuvo a la venta durante 14 años (entre 1991 y 2005), algo de lo que muy pocos modelos pueden presumir. En la misma línea, aunque a un nivel mucho más de a pie de calle, estaba el Acura RSX, un deportivo para las masas que cogió el relevo del Integra y le hizo sentirse orgulloso. Además, fue de menos a más, con una variante final denominada Type S antes de cesar su producción en 2006. Con un motor 2.0 de 200 CV que cortaba a las 8.000 rpm y una caja de cambios manual de seis relaciones era una auténtica delicia.

Aunque la estética del Acura TL fuera algo más discreta que la de los dos modelos ya mencionados, era un lobo con piel de cordero, sobre todo en su variante Type S. Montaba un motor 3.5 V6 de 286 CV que mandaba toda la fuerza al eje delantero, y más adelante llegó a utilizar un 3.7 V6 de 305 CV que lo hacía realmente divertido de conducir. El Acura CL tuvo dos generaciones y, como sus hermanos, tuvo su punto álgido en su variante Type S antes de desaparecer en 2003. Combinaba un bloque 3.2 V6 de 260 CV con una transmisión manual de seis marchas o automática de cinco. Por último el Acura TSX, que supuso el principio del fin, tenía opciones interesantes como una carrocería ranchera además de la berlina, y motores que incluían un 2.4 de 200 CV y un 3.5 V6 de 280 CV.

Fuente: Carbuzz.

Lecturas recomendadas