Lista

Motor

10 coches eléctricos e híbridos que fueron pioneros

coches eléctricos híbridos pioneros
Porque los coches eléctricos e híbridos no nacieron en este siglo...

Desde hace unos años, la electrificación en los automóviles ha llegado para quedarse. El dieselgate aceleró la situación, pero, aunque no lo creas, tanto el coche eléctrico como el híbrido lleva gestándose más de un siglo. Puedes comprobarlo en este reportaje con los vehículos eléctricos e híbridos que fueron pioneros

Volkswagen Elektro-Golf

coches eléctricos híbridos pioneros

La firma de Wolfsburgo mostró en 1976 el Volkswagen Elektro-Golf, una versión 100% eléctrica de su famoso modelo, ideada tras la gran subida del precio del petróleo. Rendía 30 CV, tenía una autonomía de 60 km y pesaba tonelada y media. Solo se fabricaron 25 unidades.

Casi cuarenta años después, ya en la séptima generación, Volkswagen lanzó el e-Golf. Tenía una potencia de 116 CV y una autonomía de 190 km gracias a su batería de iones de litio de 24.2 kWh -en 2017 llegó su actualización con 136 CV, 300 km de autonomía y una batería de 35.8 kWh-.

Prueba del Volkswagen e-Golf

 

Lohner-Porsche Semper Vivus

coches híbridos y eléctricos pioneros

Podríamos decir que es el padre de los coches híbridos. El modelo fue ideado en 1900 por Ferdinand Porsche junto a Lohner. Equipaba dos motores De-Dion Bouton monocilíndricos de 2,5 CV que movían una bomba de agua que generaba la electricidad necesaria para que funcionasen los dos motores eléctricos que se hallaban en las ruedas delanteras. Además, su tonelada y media también podía ser impulsada por un bloque de gasolina. Con todo ello, el Semper Vivus podía recorrer 64 km con las baterías.

Peugeot VLV

coches eléctricos híbridos pioneros

En 1941, Peugeot finalizó el VLV, un coche eléctrico de pequeño tamaño -tenía una longitud de 2,67 m-. La firma francesa, que continuó con el desarrollo de este modelo en plena Segunda Guerra Mundial, logró una autonomía de entre 70 y 80 km. Sus baterías tenían que ser cargadas sin prisa, puesto que la carga tardaba 10 horas, y su motor entregaba una potencia de 3,3 CV -no superaba los 30 km/h-. Este biplaza descapotable con una anchura de ejes diferente fue el primer eléctrico que se vendió en el mundo. En total se produjeron 377 unidades; no fueron más porque en 1943, el régimen de Vichy lo prohibió. 

Seat Toledo eléctrico

coches eléctricos híbridos pioneros

En 1992, durante las Olimpiadas de Barcelona, Seat fue socio y patrocinador del Programa de Voluntarios Olímpicos. Para mostrar al mundo su buen hacer, la compañía española creo el Seat Toledo eléctrico. Tenía una autonomía de 65 km y sus baterías, que pesaban 500 kilogramos, se cargaban mediante la toma que estaba escondida en la calandra.  

BMW 1602 Elektro-Antrieb 

coches eléctricos híbridos pioneros

Otra marca que quiso lucirse en unos Juegos Olímpicos, en este caso los de Múnich (1972), fue BMW, donde presentó el 1602 Elektro-Antrieb. Era un coche eléctrico cuyas baterías de plomo-ácido estándar de 12V, producidas por Varta, ofrecían una autonomía de 30 km. La velocidad máxima que alcanzaba era de 100 km/h. Este coche eléctrico fue pionero, además de por su sistema de propulsión, porque equipaba un sistema que regeneraba energía cuando frenaba. ¿Te suena? Sí, es una de las muchas tecnologías que equipa el BMW i3:

 

GM EV1

coches eléctricos híbridos pioneros

General Motors hizo una fuerte apuesta por el coche eléctrico desarrollando el GM EV1. En un principio tenía una autonomía de 130 km, pero llegó a tener 200 km, y rendía 14 CV. Lástima que los 500 puntos de recarga que instaló California no sirvieran para impulsar este vehículo, cuyo proyecto se canceló en 1999 por falta de viabilidad, achatarrando casi todas las unidades que se fabricaron. 

Mercedes-Benz 190 E Elektro

coches híbridos y eléctricos pioneros

La firma de la estrella tampoco se quedó atrás en investigación. En 1990 mostró en la Feria de Hannover el Mercedes-Benz 190 E Elektro, un coche eléctrico en el que se probaron diferentes soluciones, como las baterías de cloruro de sodio-níquel y de sodio-azufre. La evolución, que fue mostrada en el Salón de Ginebra de 1991, equipaba en cada rueda trasera un motor eléctrico de corriente continua alimentado por imanes permanentes de 22 CV, por lo que rendía unos 45 CV. Varias unidades de este Mercedes fueron testadas durante más de 100.000 kilómetros. 

Audi 100 Avant quattro Duo

coches híbridos y eléctricos pioneros

Audi también se adelantó a los tiempos actuales con el 100 Avant quattro Duo. Se trataba de un coche híbrido, presentado en el Salón de Ginebra en 1990, basado en el 100 Avant. Su sistema de propulsión estaba compuesto por un motor de gasolina 2.3 de cinco cilindros y 136 CV y por uno eléctrico de 12,6 CV -el primero mandaba la potencia a las ruedas delanteras y el segundo, a las traseras- que era alimentado por una batería de níquel-cadmio.

Prueba del Audi A7 Sportback 55 TFSIe: como el Duo, híbrido y enchufable

Opel Impuls

coches híbridos y eléctricos pioneros

La compañía de Rüsselsheim implementó en 1990 el programa Opel Impuls, cuyo objetivo era el de investigar para una posible electromovilidad. Es así como se desarrollaron los tres prototipos de coche eléctrico: Opel Kadett E (1984-1991), Astra F  (1991-1998) y Astra F con carrocería familiar. El pionero equipaba un motor eléctrico de corriente continua de 16 kW (21,5 CV) y tenía una autonomía de 80 kilómetros. Ofrecía recuperación de energía mediante frenada y retención. 

Suzuki Carry Van Electric 

Suzuki Carry Van Electric 

En 1970, Suzuki presentó el primer monovolúmen eléctrico, el Carry Van Electric. Esta versión limpia del vehículo diseñado por Giorgetto Giugiaro fue creada para patrullar el recinto de la Exposición Universal de Osaka de 1970. En total se fabricaron 10 unidades de este monovolumen compacto de tan solo 2.990 mm de longitud. La compañía japonesa logró mantener el habitáculo con el mismo espacio alojando la batería, que fue desarrollada por Yuasa, y el motor, que era de 60V y 4,6 kW, en el piso. Con este conjunto, el Suzuki Carry Van Electric tenía una autonomía de 50 kilómetros y podía alcanzar los 45 km/h.

Y además

Más de Coches híbridos