Skip to main content

Lista

Motor

7 mejores coches ingleses que jamás se han fabricado

mini

A continuación encontrarás un completo listado que incluye a los 7 mejores coches ingleses que jamás se han fabricado, los mejores que han salido de Gran Bretaña.

En el Reino Unido existen y han existido multitud de fabricantes prestigiosos a nivel internacional, autores de los 7 mejores coches ingleses que jamás se han fabricado. En este artículo vamos a hablar de los que, para nosotros, son los coches que mejor definen el espíritu inglés, que han marcado una época y que en la actualidad son auténticas leyendas.

Dos Jaguar, un McLaren, un Land Rover, un Aston Martin, un Mini y un Lotus. Estos son los coches que consideramos los mejores vehículos que se han fabricado en la historia. La lista está compuesta por superdeportivos, un todoterreno, auténticos deportivos clásicos y un utilitario que supuso un punto de inflexión para la industria automotriz en Europa.

7 mejores coches franceses que jamás se han fabricado

Aquí tienes los que, para nosotros, son los 7 mejores coches ingleses que jamás se han fabricado:

Jaguar XJ220

coches-serán-clásicos-2017-Jaguar-XJ220

El Jaguar XJ220 es uno de los mejores coches ingleses que jamás se han fabricado. La firma del felino lo creó para 1992 bajo el control de Ford. El XJ220 no llegó al mercado como originalmente iba a ser, ya que, debido a una serie de problemas económicos, Jaguar se vio obligado a modificar varios elementos sobre el prototipo que había presentado previamente, como el motor.

A pesar de ello, el XJ220 estaba equipado con un V6 biturbo de 3.5 litros que desarrollaba una potencia de 550 CV originalmente. Esto sirvió a la firma británica para coronar al XJ220 como el coche de producción más veloz del mundo, con una máxima de 347 km/h, y a conquistar las 24 Horas de Le Mans de 1993. Solo se fabricaron 281 unidades oficialmente, aunque hubo algunos prototipos más.

McLaren F1

McLaren F1

El rey de reyes de los coches británicos es, sin lugar a dudas, el McLaren F1. Este superdeportivo nació en 1994 de la mesa de diseño de Gordon Murray, con un interior para tres pasajeros en una configuración de 1+2. 

Pero lo más destacable es su motor V12 de atmosférico y origen BMW de 6.0 litros con 627 CV de potencia que le bastó para ser el coche de producción más rápido del mundo con motor de aspiración natural gracias a una velocidad máxima de 391 km/h.

El McLaren F1 también es famoso por su gesta en las 24 Horas de Le Mans de 1995, donde no solo ganó la legendaria carrera de resistencia, sino que los diferentes F1 GTR que participaron lograron terminar primer, tercer, cuarto, quinto y decimotercero. Una demostración más del dominio del F1 y de McLaren en la máxima competición.

McLaren F1 superdeportivo concebido sobre una servilleta

McLaren F1: el superdeportivo concebido sobre una servilleta en un aeropuerto

Land Rover Defender

Land Rover Defender 1996

Si existe un 4x4 que sea emblemático sin importar su país de origen, ese es el Land Rover Defender. El todoterreno inglés nació en 1948, pero no obtuvo la denominación Defender hasta el año 1983. Permaneció casi sin cambios hasta 2016, cuando cesó su producción para dar paso a una nueva generación, que lleva en el mercado desde 2018.

Sinónimo de rudeza, de capacidad todoterreno y de simplicidad, el Defender es uno de los mejores 4x4 del planeta y, aunque ahora es un vehículo mucho más moderno que ese clásico 4x4, sigue conservando su esencia off-road, aunque con un toque mucho más exclusivo y lujoso.

Aston Martin DB5

Aston Martin DB5

Famoso por la taquillera franquicia de James Bond, el Aston Martin DB5 es uno de los coches más emblemáticos construido por el fabricante de Gaydon. Se presentó en 1963 con una carrocería de Touring y estuvo a la venta dos años en los que comercializó poco más de 1.000 unidades.

Bajo el capó se equipó un motor de seis cilindros en línea y 4.0 litros con 286 CV de potencia. En la actualidad, el DB5 es uno de los Aston Martin más coleccionables del mundo, llegando a pagar incluso más de un millón de euros en una subasta por un ejemplar en buen estado y bajo kilometraje.

Mini

mini

El Mini original, no la marca, sino el coche, es otro de los mejores coches ingleses que jamás se han fabricado. Tal vez no sea el más potente ni el más rápido, pero fue clave para el mercado del automóvil comprendiera que un coche pequeño podía, al mismo tiempo, ser un vehículo muy capaz. 

Creado en 1959 por la British Motor Co., el Mini era un coche muy pequeño con cuatro plazas, un motor delantero transversal, caja de cambios y tracción delantera, y unos costes de uso muy reducidos. Además, dinámicamente era tan especial que una versión de competición llegaría a alzarse con la victoria en el Rally de Montecarlo de 1966.

Jaguar E-Type

frikadas jaguar e-type

No podemos hablar de belleza ni de coches ingleses dejando fuera al más icónico de todos, el Jaguar E-Type. Disponible como coupé y roadster, el E-Type del que se vendieron más de 72.000 unidades, se convertiría en uno de los coches más bellos de la historia. Tanto que el mismísimo Enzo Ferrari diría que “es el coche más bonito que jamás se ha construido”.

El E-Type es especial por diferentes factores, lo que incluye su espectacular imagen y los potentes motores V12. Hoy es un artículo de colección y los ejemplares en buen estado están muy cotizados.

Lotus Elise

Lotus Elise

El último de los 7 mejores coches ingleses que jamás se han fabricado es el Lotus Elise. Es un vehículo mucho más moderno que el resto de los que conforman la lista, ya que se lanzó en 1996 y cesó su producción en 2022. Este pequeño deportivo es sinónimo de prestaciones, dinámica de conducción y peso contenido.

Bautizado en honor a Elisa, la nieta del presidente de Lotus, Romano Artioli, el Elise es un biplaza descapotable con motor central, un diseño simple y un peso contenido para perfeccionar su rendimiento deportivo y su comportamiento tanto dentro como fuera de la pista de carreras.

Y además