Lista

Tecnología

7 graves consecuencias que el Brexit tendrá para el automóvil en España

7 consecuencias del Brexit para el motor en España
Upday

Por suerte las consecuencias del Brexit para el automóvil en España ni serán tan fuertes como las que sufrirán los británicos, ni tienen por qué ser todas ellas malas. Eso sí, habrá en general un impacto negativo que se sentirá en las fábricas españolas de coches, en las de componentes y en el transporte de mercancías por carretera. 

Según el Banco de España, de producirse un Brexit sin el Acuerdo de Salida propuesto por la UE, el coste para la economía española sería de 9.000 millones de euros en cinco años (0,82% del PIB). Ante el caso de una salida ordenada, las consecuencias se mitigarían considerablemente, con una factura de 6.000 millones (0,5% del PIB). 

Te interesa La manipulación de los SCR en los camiones, un fraude masivo

El último plazo extendido para el Brexit desde Europa es hasta el próximo 12 de abril, cuando el Gobierno del Reino Unido debería convocar las Elecciones Europeas si no ha ratificado el Acuerdo de Salida. Y es que, de celebrarse los comicios sin uno de los estados miembros, todas las decisiones que tomara el Parlamento Europeo podrían ser recurridas en el futuro. 

consecuencias del brexit
el sector español de proveedores de automoción exportó componentes por un valor de 7.136 millones de euros, el 9,9% fueron para el Reino Unido.

Así, tras varios años de negociaciones, ya solo quedan dos escenarios a ojos de la UE: o el Acuerdo de Salida propuesto o una salida sin acuerdo. Esto significaría que Reino Unido volviera a regirse por el marco genérico de la Organización Mundial del Comercio de cara a sus exportaciones e importaciones y los ciudadanos europeos perderían automáticamente su derecho a la libre circulación, es decir, la primera consecuencia del Brexit es que solo se podrá viajar a Reino Unido con pasaporte en vigor y por un periodo máximo de tres meses y viceversa. 

Sin embargo, haya acuerdo o no, se darán múltiples consecuencias del Brexit en la industria del motor. A continuación puedes ver las siete más evidentes y previsibles. 
 

1. Los coches pagarán más impuestos
 al ser exportados e importados de Reino Unido

consecuencias del brexit automóvil

Tras un Brexit sin acuerdo, tanto los turismos españoles deberían pagar un 10% de impuestos cuando desembarquen en Reino Unido como los británicos al entrar en la UE. España exporta más de 300.000 vehículos anuales a Reino Unido por un valor de 3.600 millones de euros. Además de encarecerse en unos 370 millones, según los datos de Anfac (la patronal de los fabricantes), también se pagarán más caros coches como los de Land Rover, Range Rover o Jaguar, aunque se trata de marcas de lujo que bien pueden absorber una subida de precio.



Los que no lo harán tan bien serán modelos como el Honda Civic o el Toyota Auris Hybrid que se también se fabrican en Reino Unido. No es de extrañar, por tanto, que Honda ya haya anunciado que cerrará la planta de Swindon donde se hace el compacto. También podría subir el precio del Nissan Juke y del Nissan Qashqai, que se produce en exclusiva en Sunderland para toda Europa, que está entre los 10 coches más vendidos en España y tiene en su idónea relación precio-calidad-tamaño su principal baza.

2. La balanza comercial España-Reino Unido será menos beneficiosa


Balanza comercial españa reino unido

El automóvil es el mayor sector exportador a Reino Unido desde España, un 13% de los coches que se producen aquí se venden allí. Según datos del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), España exportó a ese país automóviles y tractores por valor de 4.842 millones de euros mientras que las importaciones de coches hechos allá sumaron 1.902 millones. A este saldo a favor de España habría de sumarse el de las máquinas y aparatos mecánicos (exportaciones por 1.317 millones frente a importaciones de 1.419 millones).

Otros sectores, como el de la cerámica o el de la agricultura también se resentirán. La balanza comercial España-Reino Unido arroja un saldo a nuestro favor de unos 7.500 millones de euros al año y es de prever que los nuevos aranceles recorten bastante esa cifra. También el hecho de que, en los primeros años, Reino Unido entrará seguramente en recesión. Sin embargo, a la larga con una libra debilitada frente al euro, no solo se recortará esa cifra, sino que también llegarán menos turistas británicos, que podrían optar por el sol y la playa de los países del norte de África con monedas más débiles. 

3. Subirá el desempleo, también en España

desempleo por el Brexit

Una consecuencia muy directa del Brexit sobre el motor se sentirá en Swindon en 2021, cuando Honda eche el cierre y mande a su casa a los 3.500 trabajadores que hoy fabrican el Honda Civic. Pero esta no es la única marca que ha anunciado despidos, a los 1.500 empleados que dejaron la Jaguar Land Rover (JLR) en 2018, se unirán en 2019 otros 4.500 (la mayoría en Reino Unido). Por su parte, Toyota advirtió recientemente que, ante un Brexit no pactado, su fábrica de Derbyshire (3.000 trabajadores).

En Reino Unido hay 30 fábricas de coches que emplean directamente a 186.000 personas (856.000 empleos indirectos). Un 10% de todas estas personas son trabajadores de la UE no británicos. A los cientos, o miles, de españoles que buscarán empleo en el país por culpa del Brexit (el 14% de los emigrantes españoles residen allí) se unirán otros tantos que aquí tampoco lo encontrarán a causa de la menor cantidad de turistas británicos y a la bajada de las exportaciones, aunque cuantificar su número no sea posible ahora mismo. Según la consultora alemana IWH, la factura del Brexit en forma de desempleo ascenderá en unos 600.000 puestos de trabajo en toda Europa, 100.000 solamente en Alemania. 

4. Podría llegar más inversión a España

consecuencias del brexit honda

Aunque el saldo comercial entre Reino Unido y España es de 7.528 millones a nuestro favor, curiosamente las inversiones las más de 300 empresas Españolas (15.304 millones) asentadas en ese país son casi 5 veces mayores que las británicas en España (3.544 millones). Es de prever que haya o no acuerdo, de producirse el Brexit y entrar el país en recesión, muchos de esos millones retornarían a España en forma de nuevas inversiones. 


Independientemente de que esa desinversión en Reino Unido venga o no a España, cabe pensar que por lo menos alguno de los modelos de coches que allí se producen sí terminen fabricándose aquí. No en plantas nuevas, puesto que los costes laborales hace a España menos atractiva que los países del Este de Europa, pero sí en las que ya existen, como la de Nissan en Barcelona, la de PSA en Figueruelas o la de Ford en Almussafes. Nissan ya ha anunciado que no hará el próximo X-Trail en Sunderland y su planta catalana parece una alternativa idónea... 
 

5. El transporte de mercancías entre Reino Unido y España será más caro

consecuencias del brexit

El Brexit representará un cambio radical en lo que al transporte de mercancías entre Reino Unido y la UE. Hasta 1.000 camiones transitan diariamente entre España y las islas que, de certificarse el divorcio, sufrirán un incremento en costes del 10% solo por el tiempo adicional de espera en la frontera, según Astic, la Asociación del Transporte Internacional por Carretera. Si se tiene en cuenta que cada uno de estos viajes tiene un coste medio de 3.500 euros, la factura asciende a 3,5 millones al día.
 
Según Astic, en el paquete de contingencia presentado por el Gobierno no se ha incluido ninguna medida paliativa de los posibles efectos adversos para el transporte de mercancías en camión que significará el que fronteras que han estado décadas abiertas, repentinamente, vuelvan a existir. 

6. Permisos de conducción deberán españolizarse

Permiso internacional para conducir

Los 300.000 británicos residentes en España dispondrán de 9 meses para decidir si deciden canjear su permiso de conducción británico por uno español -cosa que si viven aquí ya deberían haber hecho en todo caso-, pasado ese tiempo, sufrirán la incomodidad de tener que sacarse el carné internacional de conducir. Sobre todo porque solo podrán renovarlo en su país y esto debe hacerse anualmente. Exactamente lo mismo les pasará a los conductores españoles y europeos que circulen por el Reino Unido. También a los miles y miles de españoles que viven y trabajan allí. 


 

7. Los coches homologados en Reino Unido no podrán venderse en la UE

homologaciones

Otro problema que puede surgir con el Brexit es el de las homologaciones de vehículos. Por normativa europea, los coches deben haber pasado por un centro oficial que certifica su seguridad, emisiones y características técnicas y que le otorga a cada coche una homologación de tipo. La patronal de los fabricantes europeos ACEA ha reclamado varias veces una solución en forma de convalidación bilateral, pero esta no ha llegado y de materializarse el Brexit, cualquier coche homologado en Reino Unido desde 2010 deberá pasar de nuevo por el mismo trámite (coste de 600.000 euros por modelo) si se quiere que circule legalmente por Europa.

Lecturas recomendadas