Skip to main content

Noticia

Cambios en la homologación de vehículos nuevos en Europa

Los fabricantes que NO cumplen con las emisiones de CO2

El WTLP ya es oficial.

Uno de los puntos que más desavenencias causa entre los conductores es comprarse un coche solo para descubrir que este consume bastante más de lo que homologa. La culpa de esto, en Europa, era del ciclo NDEC con el que se homologaban los vehículos nuevos, demasiado optimista y alejado de las condiciones de conducción reales. Pero esto va a cambiar, ya que el pasado 7 de diciembre el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y los Estados Miembros de la Unión Europea aprobaron un nuevo acuerdo sobre la normativa de homologación.

VÍDEO: El test de emisiones WLTP explicado en un minuto

El gran protagonista es el WLTP, que “se centrará en el control y medición eficaz de los consumos más altos en conducción normal y la contaminación derivada de los vehículos en su uso diario”. Esto es, incorpora al proceso de homologación “variables de conducción a altas, medias y bajas velocidades en autovías, carreteras rurales y urbanas en territorio europeo”, lo que supondrá unas cifras de consumos y emisiones mucho más cercanas a la realidad que las publicadas hasta ahora.

¿Qué es el WLTP y que trae de nuevo?

En un principio solo afectará a vehículos nuevos en Europa, pero una vez que se ponga en marcha se ampliará el espectro, esperándose que para septiembre de 2018 ya se evalúen así todas las nuevas ventas y matriculaciones que se lleven a cabo, incluso las de vehículos matriculados antes de septiembre de 2017. Es más, en enero de 2019 todos los vehículos nuevos tendrán que tener información sobre sus emisiones según el WLTP para poder ser vendidos.

De hecho, las entidades implicadas esperan que con el paso del tiempo los requisitos para aprobar esta homologación se endurezcan, llegando al nivel definitivo en 2020, por lo que se aplicará a todas las matriculaciones a partir de 2021.

Fuente: Omologic.

Lecturas recomendadas