En los últimos meses, muchas son las empresas que, como parte de sus planes de movilidad del futuro, han visto en el patinete eléctrico una solución interesante a todos estos problemas causados por grandes urbes repletas de tráfico y con altos niveles de contaminación. Para paliar estos efectos negativos, analizamos todas las características del patinete eléctrico como solución para la movilidad urbana, los precios, normativas y los 10 mejores modelos del mercado.

No te pierdas: Patinetes eléctricos 2019, ¿qué necesitas para llevar uno?

Los patinetes eléctricos son herramientas de movilidad urbana portátiles ideales para las grandes ciudades, donde el acceso al tráfico se restringe por los protocolos anticontaminación, el aparcamiento es más limitado y se registran altos niveles de emisiones. De este modo, muchos emplean los denominados aparcamientos disuasorios para estacionar sus vehículos y se desplazan en estos patinetes hasta sus puestos de trabajo. 

Los residentes en las ciudades pueden utilizar estos patinetes y dejar aparcados sus coches en los garajes para desplazamientos más amplios. Dado su peso y tamaño, se puede acceder con ellos (plegados) al transporte público, y muchas empresas de alquiler los ofrecen las ciudades como una forma inteligente de desplazamiento para turistas y todo aquel que quiera hacer uso de ellos.

El mejor patinete eléctrico de 2020

Vamos a analizar cuáles son los 10 mejores patinetes eléctricos del mercado, determinando características como la autonomía eléctrica, la batería, las ruedas, el peso y el precio. De este modo, podrás hacerte una idea más concreta de cuál es el mejor patinete eléctrico y cuál se adapta mejor a tus necesidades y estilo de vida. Estas son los 10 mejores modelos.

Modelo Autonomía Batería Ruedas Peso Precio
Xiaomi Mijia M365 30 km 7800 mAh (litio) 8,5 pulgadas, neumático inflable 12,5 kg 399,99 euros
Megawheels S1 12 km 5.000 mAh (litio) 6 y 5,5 pulgadas, neumáticos caucho sólido 7,8 kg 199 euros
Ecoxtrem 800W 40 km 36V (litio) Neumáticos hinchables 34 kg 592 euros
E-Twow Booster V Samsung 35 km 10.500 mAh (litio) Neumáticos caucho sólido 10,9 kg 849 euros
Town Evolution 350W Brushless 29 km 8.000 mAh (litio) 8 pulgadas, neumáticos antipinchazos 10 kg 379 euros
Dynamic 500W 40 km 15.000 mAh 10 pulgadas, neumático hinchable 18,9 kg 749 euros
Dynamic 350W 30 km 10.400 mAh (litio) 10 pulgadas, neumáticos hinchables 15,5 kg 599 euros
Twin motor dual 1600W Brushless 40 km 20.800 mAh 10 pulgadas, neumático hinchable off-road 27 kg 1.399 euros
Mi Sabway 30 km 6.000 mAh 8,5 pulgadas, caucho sólido 12 kg 359 euros
Volt200 250W 15 km 9.000 mAh 9 y 8 pulgadas, caucho sólido 18 kg 279 euros

Precio patinete eléctrico: para todos los bolsillos

El precio de los patinetes eléctricos varía en función del fabricante, el equipamiento, los motores, la batería y la autonomía que ofrezca. Dependiendo de cuántos de estos factores incluya y la calidad del producto definitivo, los precios pueden partir desde poco más de 100 euros (conoce los patinetes eléctricos más baratos de 2018), y pueden llegar a alcanzar la barrera de los 1.500 euros cuando se trata de un buen patinete eléctrico para adulto, con dos motores, asiento, una batería de gran capacidad y una gran autonomía que te permita recorrer grandes distancias sin preocuparte por el nivel de carga de la batería.

Batería patinete eléctrico: la dificultad de elegir adecuadamente

Al igual que en el apartado de precios, la batería de un patinete eléctrico es la fuente principal de energía que suministrará electricidad al motor (o motores) que nos impulsarán en nuestro viaje. Las hay de diferentes tamaños, siendo la de iones de litio la más común entre los patinetes eléctricos más comerciales. 

Se mide en amperios-hora (Ah) o miliamperios-hora (mAh) y, cuanto mayor sea la cifra, mayor será la capacidad de carga energética de la batería. Como has podido ver en la tabla anterior, hay de todo tipo, desde 5.000 mAh (5 Ah), hasta más de 20.000 mAh (20 Ah). Como has podido comprobar, los modelos equipados con baterías de mayor amperaje ofrecen también la mayor autonomía eléctrica.

Ruedas patinete eléctrico: cuestión de confort

Las ruedas de un patinete eléctrico también es un factor a tener en cuenta a la hora de realizar la compra de un patinete u otro. La razón es que, dependiendo de su configuración, el patinete será más o menos cómodo, es decir, absorberá con mayor efectividad cualquier irregularidad del terreno por el que circulemos.

Las hay de caucho sólidas, con una mayor durabilidad y resistentes a cualquier tipo de pinchazo, ya que no llevan aire en su interior, sino que son macizas. Por el contrario, su mayor desventaja es que no amortiguan tan bien las irregularidades, y será más incomodo circular con ellos por zonas bacheadas o irregulares.

Por el contrario, otros modelos equipan llantas con neumáticos hinchables, es decir, el mismo sistema que puede equipar un vehículo convencional. En su interior, una cámara de aire mantiene la forma y firmeza del neumático, permitiendo absorber mejor las irregularidades del terreno y aportando mayor agarre, aunque con una menor vida útil y una menor resistencia frente a pinchazos. Estos neumáticos también pueden ser de tipo off-road.

También existe un modelo de patinete eléctrico de 3 ruedas, con dos neumáticos delante y uno atrás. Este tipo de patinete aporta una mayor estabilidad, aunque la autonomía puede ser algo menor debido a la mayor resistencia a la rodadura y el coste de adquisición y mantenimiento, algo más elevado frente a los patinetes eléctricos convencionales.

Normativa patinetes eléctricos: ¿cómo circular con ellos?

Según la Instrucción 16/V-124 publicada en 2016 por la Dirección General de Tráfico, los VMP (Vehículos de Movilidad Personal) se clasifican en dos tipos diferentes:

  • Tipo A: velocidad máxima limitada a 20 km/h y 25 kg de peso
  • Tipo B: velocidad máxima limitada a 30 km/h y 50 kg de peso

Aunque en esta ley no se establecen otras limitaciones, dependiendo de cada municipio se han redactado una serie de normativas que condicionan el uso de los patinetes eléctricos. Mientras tanto, el Gobierno prepara un Real Decreto sobre Vehículos de Movilidad Personal que incluirá una serie de novedades:

  • Velocidad máxima limitada entre 6 y 25 km/h
  • No se consideran vehículos a motor y no están obligados a contratar un seguro (a los propietarios particulares)
  • Prohibido circular por vías interurbanas
  • No es necesario permiso de circulación, aunque es obligatorio el certificado de circulación
  • No será obligatorio matricularlos

Por el momento, la normativa sobre patinetes eléctricos de la DGT 2020 no ha entrado en vigor, y toda la responsabilidad recae sobre los ayuntamientos, quienes regulan, en base a la Instrucción 16/V-124 de 2016, cómo está permitido circular con un patinete eléctrico por sus respectivas ciudades. Los casos más claros son los de Madrid y Barcelona.

Normativa patinetes eléctricos Madrid

La normativa del Ayuntamiento de Madrid sobre los patinetes eléctricos se basa en la Instrucción 16/V-124 de la DGT, diferenciando en tipos A y B a los patinetes. No se permite circular con un VMP bajo los efectos del alcohol o los estupefacientes. Tampoco está permitido el uso de auriculares que reduzcan la capacidad auditiva de los conductores.

Los patinetes pueden ser utilizados por menores de 15 años cuando estén acompañados de adultos en una zona cerrada al tráfico, y deben equipar casco en todo momento. Pueden circular por calles con una velocidad igual o inferior a 30 km/h, así como ciclocalles, carriles bicis, pistas bici, aceras bici y senda bici. Por el contrario, no se permite circular por calzadas de más de 30 km/h, ciclocarriles, aceras convencionales, espacios reservados a peatones, carri bus y taxi.

Normativa patinetes eléctricos Barcelona

En el caso del Ayuntamiento de Barcelona, éste diferencia tres tipos diferentes de patinetes eléctricos:

  • Monociclos de una y dos ruedas o patinetes de pequeñas dimensiones
  • Patinetes eléctricos o segway de hasta 1,9 metros de longitud, menos de 50 kg y con una velocidad máxima de 30 km/h
  • Triciclos de carga de turistas y mercacías

En Barcelona no está permitido circular por la acera, deberá hacerlo por el carril bici en todo momento a una velocidad máxima de 30 km/h. Aunque no se permite estacionar en la acera ni asegurarlos con elementos de protección al mobiliario urbano, la Ciudad Condal permite aparcarlos en las zonas para motocicletas y bicis.

Se requiere el uso de casco, luces y reflectantes, timbre, identificación y registro y de un seguro para patinete eléctrico en la mayoría de casos. Si el conductor es un menor de 16 años, deberá estar siempre acompañado de un adulto en una zona cerrada al tráfico.

Toda la actualidad