Especial

Max Verstappen, la nueva estrella de la F1


Max Verstappen llegó a la Fórmula 1 en 2015, con tan solo 17 años. Su debut fue muy discutido porque apenas tenía experiencia al volante de monoplazas (solo había corrido un año en Fórmula 3), pero él mismo se encargó de disipar cualquier tipo de duda sobre su talento en tan solo unas carreras al volante de un Toro Rosso.

Tanto es así que, con solo un año de experiencia, Verstappen fue ascendido desde Toro Rosso a la escudería principal: Red Bull. Y, en su primera carrera, el GP de España de 2016, el piloto holandés se alzó con una histórica victoria aprovechando la oportunidad que le brindó el doble abandono de los Mercedes por un accidente de Rosberg y Hamilton, en un año en el que Red Bull no estaba para ganar.

Verstappen fue creciendo temporada a temporada, con una conducción tan agresiva como espectacular, de esas que hacen afición y que crean polémica a partes iguales por ir al límite del reglamento. Considerado el 'nuevo Ayrton Senna' en sus inicios, también se le han encontrado similitudes con el estilo de Fernando Alonso al conseguir extraer el máximo de cada coche.

Esta apuesta personal de Helmut Marko, ha madurado cada año hasta tener la oportunidad de pelear por el Mundial con un superclase como Lewis Hamilton, a quien ha logrado batir para convertirse en campeón del mundo en 2021.

Carrera deportiva en F1

Después de competir durante siete años en karting, el hijo de Jos Verstappen - piloto de F1 entre 1994 y 2003 - y Sophie Kumpen estaba preparado para competir en monoplazas. Dio el salto a la Fórmula 3 en 2014, con el equipo Van Amersfoort Racing. Logró diez victorias en su temporada de debut y finalizó tercero en el campeonato que ganó Esteban Ocon. 

Pero lo más importante de aquel año es que firmó su primer contrato como piloto de Fórmula 1, con tan solo 17 años. El holandés ya era considerado una promesa de futuro y las academias de pilotos de Mercedes y Red Bull se pegaron por contar con sus servicios. La balanza se inclinó de lado de la escudería de las bebidas energéticas, pues era la única que le ofrecía un asiento titular.

Al final de 2014, Verstappen se convirtió en piloto de pruebas de Toro Rosso: participó durante aquel mismo año en tres sesiones de entrenamientos libres en Japón, Estados Unidos y Brasil. En 2015 sustituiría a Jean-Éric Vergne al volante del STR10 y tendría de compañero a Carlos Sainz, que aunque acababa de ganar las World Series by Renault, tuvo que pelear con fuerza para dar el salto a la F1.

Piloto de Toro Rosso (2015-2016)

 

El debut de Verstappen en la F1 atrajo muchas miradas. Era el debutante estrella en una parrilla plagada de cambios, con el fichaje de Fernando Alonso por McLaren, el de Sebastian Vettel por Ferrari, la llegada de Sainz a la F1 como su compañero... Max demostró su talento desde el inicio de aquel año: en Malasia, la segunda carrera, logró sus primeros puntos al finalizar séptimo.

Puntuó en diez de diecinueve grandes premios en 2015 y logró dos cuartos puestos como mejores resultados, en Hungría y Estados Unidos, algo nada fácil con un Toro Rosso. La igualdad en la escudería con Carlos Sainz fue máxima, y los dos pilotos mantuvieron preciosas batallas durante el curso, pero Verstappen ya era el protegido de Helmut Marko.

Piloto de Red Bull (2016-actualidad)

¡Y tanto que era el protegido de Marko! A Verstappen solo le bastó una temporada (2015) y cuatro carreras de 2016 para convencer a sus jefes de que merecía un ascenso. El holandés fue elegido para sustituir a Daniil Kvyat al volante del Red Bull a partir del Gran Premio de España y desde entonces no se ha bajado del monoplaza.

Max entró por la puerta grande a la escudería de Milton Keynes... ¡ganó su primera carrera! Aquel gran premio en Montmeló fue un caos: los dos Mercedes, Hamilton y Rosberg, chocaron en la salida y así Verstappen pudo luchar por su primer triunfo. Tuvo que defenderse de Kimi Räikkönen, pero lo hizo con maestría para subir a lo más alto del podio.

 

En 2017, Red Bull dio un coche mejor a Verstappen, aunque tampoco estaba para luchar regularmente por la victoria. El holandés logró dos podios y dos victorias en un año complicado plagado de abandonos (siete), algunos por culpa suya y otros por culpa de la falta de fiabilidad del monoplaza y su motor Renault. 

La temporada de 2018 fue muy parecida en ese sentido, aunque fue mucho más regular. Max conquistó ocho podios y de nuevo dos victorias, lo que le llevó a ser cuarto en el Mundial de Pilotos. En 2019, ya con motor Honda, siguió con su ascenso para demostrar que, con un buen coche, podía pelear por el Mundial. Tres victorias y seis podios le colocaron en el tercer puesto del campeonato.

 

El atípico 2020, marcado por el COVID-19, vio a Hamilton conquistar un nuevo Mundial de F1, y aunque Verstappen estuvo en el podio en 11 de las diecisiete carreras celebradas, el Red Bull seguía lejos de Mercedes. Y, por tanto, Verstappen seguía lejos de Hamilton. Pero esa temporada fue una gran base para 2021, un año clave en la carrera de Verstappen.

Por primera vez, el piloto holandés consiguió luchar por el título de F1, frente a todo un siete veces campeón como Lewis Hamilton. Con nueve victorias, ocho podios y tras una serie de intensas batallas con Hamilton, Verstappen y el británico llegaron empatados a la última carrera del Mundial

Después de una carrera para el recuerdo en Abu Dhabi, Max logró batir a Hamilton para convertirse en campeón del mundo.

Resultados de Max Verstappen en la F1

Año Equipo Podios Victorias Poles Posición final Mundial F1
2015 Toro Rosso 0 0 0 12º
2016 Toro Rosso/Red Bull 7 1 0
2017 Toro Rosso/Red Bull 4 2 0
2018 Red Bull 11 2 0
2019 Red Bull 9 3 2
2020 Red Bull 11 2 1
2021 Red Bull 17 10 10

Lewis Hamilton VS. Max Verstappen

La batalla entre Lewis Hamilton y Max Verstappen es de esas que hacen historia, a la altura de aquellas que libraron Clay Regazzoni y Emerson Fittipaldi en 1974 - también llegaron empatados al final del Mundial de F1 -; o las de Senna y Prost, Hamilton y Alonso o Lauda y Hunt... Un duelo que, sin duda, hace afición.

Hamilton y Verstappen han tenido numerosos encontronazos a lo largo de la temporada 2021. Por ejemplo, en el Gran Premio de Gran Bretaña, el británico dejó fuera de carrera al holandés tras un movimiento de lo más agresivo. 

 

Más adelante, en Monza, ambos volvieron a colisionar y los dos quedaron fuera de carrera... y esta vez quien fue culpado fue Verstappen. Igual que en Arabia Saudí, tras un movimiento muy discutible de ambos pilotos.

Siempre que Verstappen y Hamilton se han encontrado en pista, han saltado las chispas entre ellos, y eso durante un año en el que el de Red Bull y el de Mercedes han estado muy igualados, presionándose uno al otro carrera a carrera. La batalla la ha ganado finalmente Verstappen, pero podría haberse proclamado justo vencedor del título cualquiera de los dos.

Toda la actualidad