Comparativa

Comparativa: Volkswagen Polo/Opel Corsa/Ford Fiesta/Seat Ibiza/Kia Rio

El nuevo Volkswagen Polo vuelve a demostrar, una generación más, que apenas tiene defectos. ¿En qué lugar deja a la competencia? Lo comprobamos enfrentándolo a sus rivales más duros. Comparativa: Volkswagen Polo vs Opel Corsa, Ford Fiesta, Seat Ibiza y Kia Rio.

Opel Corsa 1.0 Ecotec Turbo

Este coche llega con el motor menos potente del quinteto, y eso se nota. El tres cilindros de 90 CV y 170 Nm requiere ir más estirado para mostrar algo de garra, y al subirlo de vueltas suena más esforzado y es un poco más ruidoso que el resto. 

A eso añade una palanca del cambio que se resiste a fluir por las distintas relaciones, y una dirección poco equilibrada que resulta poco comunicativa cuando ruedas fuerte y demasiado directa cuando llevas un ritmo más sosegado. Los asientos, pos su parte, apenas ofrece sujeción lateral, y cuando ruedas muchos kilómetros, la espalda se resiente. Finalmente, echamos de menos que sus suspensiones filtres un poco mejor, ya que en determinadas circunstancias del asfalto la respuesta se torna algo seca. 

VÍDEO: Mira cómo "tira" el Corsa OPC: el más potente de la gama

A favor de este Corsa juega su avanzada tecnología, como las luces de xenón de última generación y su generoso despliegue de asistentes electrónicos. 

Puesto 5 con 470 de 750 puntos.

Kia Rio 1.0 T-GDI ISG 100

La primera virtud de este Kia son sus siete años de garantía. Añade un cockpit bien acabado y con un manejo muy intuitivo de los elementos de control y un comportamiento equilibrado al volante. Es un coche que rueda relajado, sin sobresaltos. La suspensión tiene un tarado tirando a blando que resulta confortable en viajes largos, y el motor, con 100 CV y 172 Nm, tiene un buen empuje, si bien el deslizamiento del embrague en las arrancadas es mayor que en sus rivales. Y eso requiere cogerle el punto para lograr una buena aceleración a la salida de los semáforos. 


El Kia Rio tiene espacio para cinco personas y eso le honra visto su tamaño, pero es poco recomendable llevar el coche tan cargado: las suspensiones llegan rápido a su límite.

Puesto 4 con 495 de 750 puntos. 

Seat Ibiza 1.0 EcoTSI

El nuevo Seat Ibiza es un coche moderno y tecnológicamente avanzado, por eso es una pena que esto no se corresponda con su interior: los ajustes son sólidos, pero abundan demasiado las superficies duras y muchos plásticos tienen un aspecto pobre. Y la pantalla del infotaiment va ubicada demasiado abajo, lo que obliga a desviar la mirada al conducir, un aspecto que muchos coches actuales ya han superado. 


El Ibiza, que comparte plataforma con el nuevo Polo, tiene un tarado del chasis enfocado al dinamismo. Por eso, sobre todo nuestra unidad de pruebas con ruedas de 17 pulgadas, tenía un rodar algo seco. Pero aparte de este detalle, su comportamiento apenas admite pegas: las suspensiones trabajan bien, el coche pasa por las curvas aplomado, ágil y con mucho agarre, y la sensación de seguridad, incluso en una conducción decidida, es muy elevada. 


El espacio interior es desahogado, cuatro adultos viajarán cómodos, e incluso pueden ir cinco sin muchas estrecheces. El maletero, con hasta 1.165 litros, es generoso. Y su motor de 175 Nm tiene una respuesta briosa y da más alegrías de lo que uno esperaría de 95 CV. 

Puesto 3 con 500 de 750 puntos.

Ford Fiesta 1.0 EcoBoost

Empecemos por su comportamiento, porque es su punto fuerte: una auténtica delicia. Tiene un pisar sorprendentemente aplomado para un coche de este tamaño, devora las curvas ágil y sin inmutarse, su dirección tiene un tacto preciso y es comunicativa, y las suspensiones siempre tienen margen de sobra y proporciona un buen confort en viajes largos. 

Volkswagen Polo vs Opel Corsa, Ford Fiesta, Seat Ibiza y Kia Rio
Volkswagen Polo vs Opel Corsa, Ford Fiesta, Seat Ibiza y Kia Rio


El motorcito de un litro aprovecha al máximo sus 100 CV, e incluso en puertos de montaña con mucha pendiente es sorprendente el brío con el que estira. El consumo, además, está en la media de lo que uno espera en este segmento y potencia, y el cambio manual de seis velocidades es preciso y de buen tacto. 


Dentro, el espacio es algo más ajustado que en sus rivales, y en su equipamiento, si tiras de la lista de opciones, no faltan los asistentes más avanzados de Ford. El precio de partida, es competitivo.

Puesto 2 con 502 de 750 puntos.

Volkswagen VW Polo 1.0 TSI

Empecemos por su principal defecto: el precio. Su coste de partida es superior al de sus rivales, y los extras son caros. A su favor cuenta con el mejor valor de depreciación. 


Por lo demás, su comportamiento se sitúa en medio segmento por encima de sus rivales: vibra menos, la calidad de rodadura es superior, las suspensiones filtran de forma impecable, los asientos ofrecen mucha comodidad a la par que agarre, la dirección tiene un tacto directo y unas respuesta precisa, y su motor de 95 CV y 175 está muy bien aislado y apenas se nota en el interior. En nuestro circuito de pruebas, ha consumido 5,9 litros a los 100 kilómetros: es, por tanto, muy austero. Para que te hagas una idea: el Kia ha tragado medio litro más. 
Y por dentro es espacioso, los acabados son intachables y en general ofrece un ambiente que proporciona mucho bienestar.

Puesto 1 con 515 de 750 puntos. 


 

Lecturas recomendadas