Comparativa

Comparativa Audi TT 2014 vs Volkswagen Scirocco

Versiones comparadas:

David López

14/12/2014 - 10:00

Duelo en la gran familia del grupo VAG. ¿Cómo se comporta el nuevo Audi TT 2014 contra el Volkswagen Scirocco? Una lucha de dos coupés diésel para usar todos los días protagoniza esta comparativa.

No podían tener aspectos más diferentes. Y eso que son primos. En un lado el agresivo, refinado y novísimo Audi TT, al otro el redondeado Volkswagen Scirocco con esas formas sui generis que recuerdan a un familiar deportivo. Los dos son de la misma estirpe y llevan en sus genes la técnica del Golf. El TT, de la séptima generación; el Scirocco, a la venta desde 2008, tomó muchos elementos del Golf V, aunque se ha ido renovando convenientemente con el paso de los años. Veamos cómo responde frente al TT. ¡Ven, primo, vamos a jugar juntos!
De lo primero que uno se da cuenta en el interior es: ¡cómo pasa el tiempo! El habitáculo del Scirocco respira el típico aire de Volkswagen por los cuatro costados: sobrio, funcional, ergonómico y con ajustes sólidos. No hay nada que reprocharle... Hasta que te sientas en el del Audi TT, claro está. Aquí ha empezado el futuro.

No pierdas la primera prueba del nuevo Audi TT

Audi renuncia a una pantalla en la consola, e incluso a los mandos de la radio. Todas las funciones (sonido, navegación, ordenador de viaje y los menús del vehículo) se integran en una pantalla de 12,3 pulgadas situada justo frente al conductor, sustituyendo a la instrumentación tradicional. 
Los mandos independientes del climatizador también son un ejemplo sublime de optimización de espacio y recursos. La temperatura y el caudal se controlan desde los propios aireadores. El aspecto general es claro y limpio, pero sobre todo innovador y refinado. A su lado, el habitáculo del Scirocco se ve anticuado, pero el de Wolfsburgo aporta una ventaja indiscutible: las plazas traseras merecen tener ese nombre, y en los dos asientos individuales posteriores, que para nada resultan incómodos, entran sin problemas dos adultos. Está claro que es un coche que puedes utilizar para hacer una escapada de fin de semana con cuatro amigos. Solo te encontrarás problemas de espacio importante en su maletero: 312 litros no son suficientes para dos parejas de adultos. En el Audi TT 2014 no hay opción para llevar a nadie en las plazas posteriores. Son tan pequeñas que lo mejor es que solo viajen niños y, aun así, tendrán muy poco hueco para las piernas.

Llegamos al apartado mecánico, en el que vuelven las semejanzas. Los dos comparten el TDI de dos litros con 184 CV. La pregunta de si un diésel es lo más adecuado para animar a un coupé, la dejamos abierta. Sin duda, la potencia es más que suficiente, igual que las prestaciones, y es que no se puede decir que ninguno de los dos sea precisamente lento. Casi corren lo mismo, de hecho.
Pero al conducirlos surgen las diferencias: en cada respuesta, el Audi demuestra que está un paso por delante del Volkswagen Scirocco: rueda más aplomado, preciso y ágil. Pesa unos 100 kilos menos, su dirección responde de forma fulminante y el acertado ajuste de su control de estabilidad y sus poderosos frenos permiten rodar rápido acompañado en todo momento de una elevada sensación de seguridad.  
Eso sí, monta una suspensión impenitente con tus riñones: el dinamismo ha sido el criterio principal de los ingenieros a la hora de decidir el tarado del chasis. Un coche concebido para manos decididas, con el que el Scirocco no puede mantener el ritmo. Y eso que este VW también es ágil y manejable, pero no tiene el aplomo del de los cuatro aros. Además, su dirección es un poco menos precisa.

Resulta evidente que si buscas un coche para ir al trabajo y los fines de semana hacer escapadas con tu pareja o amigos, lo más recomendable es el Volkswagen. No obstante, si prefieres viajar solo y no te resulta importante disponer de tanto confort, debes centrar tu mirada en el TT.
Llegamos a unos terrenos más pantanosos de este cara a cara. Toca hablar del precio. Es evidente que estos coches se compran con menos lógica que un monovolumen. Es decir, el aspecto emocional cobra gran importancia en cualquier coupé aunque se mueva con un motor diésel. Como era de esperar, el Audi resulta mucho más caro y exclusivo que el VW. Sin tener en cuenta el equipamiento opcional, un Scirocco 2.0 TDI te costará 10.790 euros menos que el Audi. Es una cifra de dinero tan considerable que te podría servir para llevarte, además del VW, un Dacia Sandero a casa por el valor del TT. Pero ni eso es suficiente para darle la victoria en este duelo de primos hermanos: el nuevo deportivo de Ingolstadt es un producto más conseguido.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Buscador de coches