Prueba

Audi TT offroad, el futuro Audi Q4

David López

Tiene el aspecto de un coupé y se conducirá como un SUV. Pero eso de TT Coupé le deja a uno sin saber a qué atenerse. La llegada de un nuevo Audi Q4 se acerca... tiembla, Mercedes GLA

Este Audi TT offroad de cuatro puertas que presentó en el Salón de Pekín y que nosotros en AUTOBILD.ES hemos tenido la oportunidad de probar por primera vez. Un compacto musculado con una caída de techo acusada. Y aparece tan terminado, que mañana mismo podría estar fabricándose en serie. Tan solo el nombre le deja a uno un poco sorprendido: ¿por qué Audi le pone a este SUV el nombre de Audi TT Offroad Concept? ¿Por qué no llamarlo Audi Q4?

Posiblemente porque Alfa Romeo ya tiene esa denominación registrada para sus modelos de tracción integral y no tienen intención de entrar en polémicas y litigios con la marca italiana. Por eso, los de Ingolstadt han optado, de momento, por integrar este futuro Audi TT Offroad en la familia TT. Un coupé que presentará su nueva generación en otoño de este año y que, tras vender 550.000 ejemplares desde su aparición en 1998, ya casi se ha hecho una marca propia dentro del paraguas de los cuatro aros. Pero aun así, entre el deportivo coupé y el elevado SUV de cuatro puertas hay un mundo.

El reto de llevar el diseño del Audi TT a un modelo de cuatro puertas mucho más alto ha recaído en el equipo de David Caffrey, quien ha seguido una serie de premisas para su creación. En sus palabras, “un habitáculo de aspecto compacto sobre una carrocería robusta, la cintura lateral de las ventanillas resaltada y alta y unos pasos de rueda bien definidos. Esas son las señas de identidad del Audi TT”. De acuerdo, con la mente muy abierta, tal vez. Pero hasta ahora no habíamos visto un TT con cuatro puertas, por eso es complicado reconocer al coupé en esta creación. Dentro es mas fácil. No en vano, el conjunto está basado directamente en el habitáculo del TT que se presentó en el CES de Las Vegas.

El salpicadero orientado hacia el conductor, el gran cuadro de relojes digital de 10,2 pulgadas tras el volante (seguramente recuerdes que se presentó como novedad independiente con el nombre de Audi Smart Display), cuatro asientos individuales con reposacabezas integrados y la elevada consola central crean un ambiente deportivo. Solo la elevada posición de los asientos hace una ligera concesión al confort de un SUV. Detrás, los asientos cuentan con una distancia al techo suficiente y el acceso es relativamente cómodo. Si plegamos los respaldos traseros, queda una superficie de carga plana, algo que también sucede en el TT. Ahora viene lo bueno.

Ya que es un modelo tan cercano a la serie, voy a probarlo en marcha. La palanca del cambio tiene recorridos extremadamente cortos, algo que crea una sensación algo artificial y que incluso me hace dudar de si he metido marcha atrás. Espero que en la nueva generación del TT que llega este otoño sea más precisa... Pero no hay que olvidar que estoy ante un concept y la técnica está en un plano teórico. Así, según la nota de prensa de Audi, en el futuro montará la tracción quattro electrónica, que actúa sobre los dos ejes sin ninguna conexión mecánica (sí, al estilo de los Hybrid4 de Peugeot).

Delante trabaja un sistema de tracción compuesto por el motor de gasolina dos litros turbo que todos conocemos, pero con 292 CV, y un motor eléctrico de 85 kW (unos 115 CV). Detrás se ha instalado otro propulsor eléctrico también de 85 kW y en ambos casos se emplea una batería de iones de litio para alimentarlo. Según la información oficial, promete una velocidad máxima de 250 km/h y un consumo combinado de 1,9 litros, algo para lo que también hay que abrir mucho la mente... En este caso el motor que mueve a este prototipo es un pequeño bloque que no tiene nada que ver con a realidad, algo que suelen hacer muchos fabricantes para dotar de cierta autonomía de movimiento a sus maquetas. Pero este concept, como no puede ser de otro modo, ofrece un anticipo de lo que llevarán muchos modelos futuros de la marca. Por ejemplo, el sistema de asistencia en los cruces se utilizará en vehículos de gran serie, al igual que la información de semáforos que indica la velocidad a la que debes circular por ciudad para pillarlos todos en verde.

La recarga de la batería sin necesidad de cable, solo con situar el coche sobre una plataforma ya es posible, pero los costes aún están disparados. Queda, por tanto, la duda sobre el nombre. Veamos: el nuevo TT será 18 centímetros más bajo que el actual; el TT Offroad Concept, 18 más alto. Su formato lo lleva a competir con modelos como el Mercedes GLA y el Range Rover Evoque, por no mencionar al BMW X4. Además, con sus 4,39 metros de largo se puede considerar una especie de SUV compacto, aunque el techo baja ocho centímetros con respecto al Audi Q3, por lo que el lío está servido. Según Audi, lo veremos rodando por nuestras carreteras hacia mediados del año 2018, así que habrá que esperar para despejar la incógnita.

Imagen de perfil de David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar