Skip to main content

Reportaje

Coches clásicos

Viejas leyendas: así nació y vivió el VW Beetle, el Escarabajo

Volkswagen Escarabajo en Wolfsburgo, 1945

Lo has visto mil veces por la calle. Puedes encontrarlo en un museo o en la esquina de tu casa, de alguien que aún lo use a diario. ¡Incluso puede que se te haya olvidado de que era un Volkswagen! Hoy, en nuestro apartado de viejas leyendas, así nació y vivió el VW Beetle, el mítico Escarabajo. ¿Conoces su historia? 

Pues es importante que sepas que sí, que se trata de un Volkswagen, para empezar, porque esta palabra significa en alemán 'coche del pueblo'. Y el VW Beetle fue el primer vehículo que, en realidad, supuso el origen del famoso fabricante alemán. 

Pero hay muchas leyendas acerca del modelo. O mejor dicho, muchas frases muy grandilocuentes que tendríamos que matizar durante muchos posts como este. Aquí nos vamos a centrar en los orígenes del simpático coche y cómo sobrevivió luego durante décadas, de lo más vigente en diferentes mercados... casi 'hasta ayer', como quien dice. 

Nacimiento 

¿Fue el VW Escarabajo una visión de Adolf Hitler? En realidad, no. El que sería el 'Führer' alemán era un entusiasta de los coches desde mucho antes de llegar a tener cualquier tipo de poder político. Y en cuanto pudo, entabló relación con un vendedor de Mercedes que le iría proporcionando buenos automóviles... hasta que la casa de la estrella le hizo coches a medida, blindados, con elevador para presidir de pie y a mayor altura los desfiles...

Volkswagen Beetle

Pero Hitler sabía que era necesario que el automóvil llegara a todo el país y hacía falta un modelo que popularizada la movilidad, igual que el Ford T lo había hecho en Estados Unidos y el Seat 600 lo haría años más tarde en España, por ejemplo.

Así que el líder nazi le encargó el proyecto a Ferdinand Porsche, con el objetivo de crear un 'coche para el pueblo' que fuera de tamaño contenido, con generoso espacio por dentro para dos adultos y tres niños, barato de adquirir, igualmente asequible de mantener, fiable y duradero bajo cualquier condición.

Porsche, ¿un colaboracionista? 

Porsche sí hizo los deberes, pero es que el objetivo era loable y no había nada de oscuro en aquello de ayudar a motorizar un país que estaba resurgiendo de sus cenizas tras la derrota de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) por parte de los aliados. ¿Qué tenía de malo, a priori? 

Además, a medida que Hitler acumulaba poder a la cabeza del III Reich (los nazis gobernaron en Alemania desde 1933 a 1945), ni Porsche ni nadie podía contravenir sin motivo los planes del Führer sin sufrir graves consecuencias personales, por lo que el margen de actuación parecía ciertamente escaso. 

La inspiración Tatra

Aunque Ferdinand recibiera el encargo en los años 30, lo cierto es que esta figura clave de la automoción llevaba desde el principio de siglo innovando en un sinfín de soluciones para la movilidad: ¡hasta un vehículo con motores eléctricos e independientes en las ruedas! 

tatra v570

Pero cuando Hitler le dijo que quería algo como el Tatra V570 de Hans Ledwinka, parece que el desarrollo del KdF-Wagen (que con el tiempo se llamaría VW Beetle/Escarabajo), las formas y las soluciones técnicas (motor trasero, refrigerado por aire...) eran tan claros que Tatra acabó denunciando a VW por plagio... y ganando.  

De Alemania al mundo 

Sea como fuere, lo cierto es que esta vieja leyenda que así nació y viviría como VW Beetle, el mítico Escarabajo, durante muchos años, gracias a que desde el principio fue conquistando a propios y extraños.

Evolucionó en sí mismo hasta convertirse en vehículo militar (Kübelwagen), en coche anfibio (Schwimmwagen)... y luego, ya en la posguerra, en coupé de recreo (Karmann Ghia), en buggys playeros y hasta en la mítica furgoneta VW 'Bulli'

Los 5 coches más playeros y un anfibio

En EEUU, el VW Beetle irrumpió en la segunda mitad del siglo XX con un aire de simpatía rebelde y desenfadada a partes iguales. Además, hubo una exitosísima campaña de publicidad en la que se animaba a la gente a rechazar aquellas enormes moles sobre ruedas fabricadas en Detroit para un cambio radical de filosofía ("Mejor, en pequeño").  

Últimas unidades

Por último, dentro de esta entrega de viajas leyendas, dedicado a cómo nació y vivió el VW Beetle, es justo hablar también de cómo 'murió'. 

Prueba del Volkswagen Beetle Final Edition

Pues bien, mientras que en Alemania empezó su producción en 1938 y acabó en 1978, lo cierto es que en Brasil el modelo se hizo allí desde 1959 a 1996... y México mantuvo al simpático 'Vocho', desde el año 67 a 2003, cuando ya las normas internacionales de de seguridad y antipolución ya no las resistía el coche original. 

No obstante, la versión moderna del Escarabajo llegó con fuerza como VW New Beetle y continuó más de tres décadas como VW Beetle 'a secas'... hasta su despedida definitiva para 2019.    

 

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan