Skip to main content

Reportaje

Sillas a contramarcha 2018, ¿cuáles son las mejores opciones?

Sillas a contramarcha

Si usas una silla i-Size, tu pequeñ@ tendrá que ir a contramarcha hasta los 15 meses, pero sería mejor si fuera mucho más

Las estadísticas muestran que viajar de espaldas a la marcha es hasta cinco veces más seguro que ir en la misma dirección que el vehículo. La web 'A contramarcha' lo explica a la perfección: un impacto a 50 km/h transforma 1 kg de peso en 32 kg. En un bebé de 9 kilos, la cabeza debe pesar unos 2 kg; de manera que su cuellecito tendría que soportar una fuerza de más de 60 kg, yendo solo a 50 km/h".

Con una silla instalada en sentido contrario a la marcha esto no ocurre, pues la cabeza, el cuello y la espalda están alineados sobre el respaldo y la fuerza del impacto es absorbida por la propia silla salvaguardando al máximo las zonas más vulnerables del niño y reduciendo considerablemente la presión sobre sobre su tórax y abdomen.

En este vídeo, queda mucho más claro:

Niños a contramarcha, lo que dice la Ley

La Ley obliga a llevar a todos los niños que no superen los 135 cms de altura con un sistema de retención (SRI) homologado a su talla; sin embargo, los expertos aconsejan esperar a que el menor llegue a metro y medio para dar este paso. 

Además, es importante aclarar que ahora mismo en Europa hay dos normas de homologación en vigor (para grupo 0 o grupo 1,2,3):

  • Normativa ECE R 44/04. Es la más popular, la que divide las sillitas de auto en tres grupos en función de la talla del niño:

                     - Grupo 0-0+. De recién nacidos a 13 kilos, deben ir siempre en contra de la marcha.

                     - Grupo 1. Homologadas para niños de 9 a 18 kilos. Pueden ir de frente a la marcha, pero las hay que se colocan en ambos                         sentidos.

                     - Grupo 2/3. De 15 a 36 kilos, sujetan al niño con el cinturón de seguridad del coche.

  • Normativa i-Size. En vigor desde 2013, ya no se basa en el peso sino en el tamaño del niño. Las sillas que cumplen estos estándares son más seguras porque se someten a pruebas de impactos laterales (no solo frontales) y están preparadas para que los niños viajen a contramarcha durante más tiempo. De momento, conviven ambas normativas pero las últimas pruebas de seguridad han colocado a las i-Size en los primeros puestos de calidad.

Respecto a la orientación de la silla, la Ley actual establece que las sillas homologadas bajo la norma R 44 puede viajar de frente a la marcha a partir de los nieve kilos; mientras que la i-Size obliga a esperar a los 15 meses para dar la vuelta al niño.

Las mejores sillas para que los niños viajen de espaldas hasta los 4-6 años

En resumen, el Reglamento General de Circulación simplemente dice que las sillas usadas en el automóvil deben estar homologadas, adaptadas a su talla y peso e instaladas de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Es decir, solo las sillas iSize tienen la obligatoriedad de ir a contramarcha hasta una edad concreta, 15 meses.

El problema es que cada vez son más los expertos que coinciden en que a contramarcha el mayor tiempo posible es la forma más segura de viajar. También están convencidos de ello padres y madres unidos en movimientos  y asociaciones que piden a los fabricantes que amplíen el inventario de sillas que puedan llevar a sus hijos a contramarcha hasta, al menos, los cuatro años.

Aquí va una recopilación de las mejores sillas a contramarcha del momento:

Römer Dual-Fix iSize

Esta silla está homologada desde el nacimiento hasta que el niño alcanza los 105 cms de altura. Puede rotar 360º permitiendo a los padres elegir la posición de frente o en contra de la marcha en cada momento pero permite que los niños de aproximadamente cuatro años (hay que fijarse en la talla y no el edad) sigan viajando de espaldas.

Römer Dual Fix i-Size

La Römer Dual-Fix iSize está a la venta por 574 euros. 

Cybex Sirona M2 i-size

La nueva Sirona M2 i-Size permite transportar al niño en sentido contrario a la marcha desde el nacimiento hasta los 105 cm. También puede viajar de frente gracias al sistema "click-in" que permite intercambiar la orientación de la silla de seguridad (de sentido contrario a de frente y viceversa).

Cuenta con protectores lineales contra impactos laterales integrados (L.S.P. System) se pliegan hacia fuera en el lado que mira hacia la puerta, lo que reduce la fuerza de un impacto lateral en una etapa muy temprana del mismo. El reposacabezas es regulable hasta 12 posiciones.

Cybex Sirona M2 i-Size

El precio de la Cybex Sirona M2 i-Size es de 389 euros.

Britax Max Way

Es una silla del Grupo I/II, es decir, válida de los 9 a los 25 kilos que se instala exclusivamente a contramarcha. Se instala en el asiento central trasero y se sujeta con el cinturón, la pata de apoyo y correas Lower Tether (incluidas) para su fijación en la parte inferior del vehículo. 

Precio: 352 euros

MultiTech III

Permite que viajen a contramarcha hasta que los niños lleguen a los 25 kilos, es decir, hasta los seis años en muchos casos. Si quieres, también puedes instalarla de frente a la marcha.

Britax romer Multi Tech III

La Multi-Tech III cuenta con SICT, un sistema de protección superior ante impactos laterales. 

Precio: 393 euros

Swingfix iSize

Es un sistema de retención homologado para que los niños viajen a contramarcha entre los 40 y los 105 cms (bajo la norma iSize). Para facilitar el acceso del pequeño tiene un sistema de giro en 90 grados a ambos lados.

SwingFix iSize

 

La SwingFix Isize está dotada de una gran cantidad de innovadoras tecnologías de seguridad: por ejemplo, la protección ante impactos laterales SICT inside, implementada mediante un elemento especial de acero ubicado en el interior de la silla. Esto incrementa protección en caso de accidente, ya sea frontal, lateral o trasero.

¿El precio? 719 euros.

Lecturas recomendadas