Práctico

Las mejores sillas bebé grupo 2/3 para 2018

Las mejores sillas bebé grupo 2/3 para 2017
Noelia López

Aunque las últimas pruebas de choque demuestran que las sillas i-Size son de las más seguras del mercado, en España esta norma convive con la R44. La gran diferencia entre ambas homologaciones está en que mientras la R44 define qué sillas deben utilizar los pequeños en función de su peso, la i-Size tiene también en cuenta la talla (en centímetros).

Entre otras novedades, la i-Size establece que los niños tienen que viajar a contramarcha como mínimo hasta los 15 meses y somete a las sillas a test de impacto lateral.

Ahora bien, si tienes una silla homologada bajo la norma R44 o si estás pensando comprar una debes saber que su uso es completamente legal.

La R44 reparte los tipos de sillitas de coche en función del peso del niño y establece cuatro grupos: Grupo 0: hasta 10 kg (aproximadamente los 9 meses); Grupo 0+: hasta 13 kg (aproximadamente los 15 meses); Grupo I: de 9 a 18 kg  (desde los ocho meses aproximadamente hasta los 3 ó 4 años); Grupo II: de 15 a 25 kg (desde los 3 hasta los 7 años); Grupo III: de 22 a 36 kg (de 6 a 12 años, aproximadamente).

¿Cuándo pasar al grupo 2/3?

Con la Ley en la mano, las sillas de bebé del grupo 2/3 están homologadas a partir de los 15 kilos. La gran diferencia con las del Grupo 1 es que dejan a un lado el arnés y sujetan al niño con el cinturón de seguridad.

Decimos 'con la Ley en la mano', porque tal y como aconsejamos cuando analizamos la oferta de sillas del Grupo 1, lo recomendable es alargar el salto el mayor tiempo posible. Las sillas de auto del Grupo 2/3 están preparadas para sujetar al niño desde una vez que alcanza los 15 kilos. Las del grupo 1 son seguras hasta los 18, de manera que tienes un margen de tres kilos (y unos cuantos meses) para dar el salto.

Matias Masso nos da las claves para saber cuándo ha llegado el momento de pasar a la sila del Grupo 2:

- Nunca antes de los 15 kilos, ni después de los 18 kilos.

Si sientas a tu hijo en un Sistema de Retención Infantil (SRI) del grupo 2 antes de que haya alcanzado los 15 kilos, su cuerpo no estará preparado para soportar la fuerza del cinturón de seguridad. Además, este no quedará donde debe (en el hombro) y puede causarle heridas en la cara y el cuello.

Pasados los 18 kilos, la silla del grupo 1 deja de ser eficaz porque su arnés no está preparado para retener más peso.

- Antes de sobrepasar el ajuste más alto del arnés.

Si el hombro del niño queda más alto que la ranura más alta del arnés, puede comprimir la columna del pequeño en caso de impacto frontal.

- Si la cabeza asoma por encima del respaldo.

Este criterio es válido para las sillas que viajan en contra de la marcha (en el grupo 1 son pocas, pero las hay). Que, por cierto, es la forma más segura para los niños.

En base a esto la conclusión sería: una silla del grupo 1 que sujeta al niño con arnés de cinco puntos, siempre es más segura que una del grupo 2/3. Debes tratar de retrasar el cambio lo más posible, pero no más allá de los 18 kilos o si el arnés queda por encima de su hombro.

Las mejores sillas del grupo 0/0+ 

Colocar el cinturón de seguridad, razón de ser de las silla del grupo 2/3

A partir de los 15 kilos, se considera que el cuerpo de tu hijo está preparado para aguantar el tirón de un cinturón de seguridad de adultos. La incoherencia es que los fabricantes de coches diseñan los cinturones para personas de más de metro y medio. Supone esto que los niños de 15-18 kilos que no midan 1,50 m (todos), necesitan una ayuda.

¿Por qué los niños no deben llevar abrigo en el coche?

Los SRI del grupo 2/3 se han creado para garantizar que los pequeños de más de 15 kilos viajen sujetos por el cinturón de seguridad de tres puntos, pero sin peligro de que este les cause daños en el abdomen, el cuello o la cara.

Estos dispositivos cuentan con un cojín con guías laterales que ajustan el recorrido del cinturón a la cadera del niño, modificando el ángulo con el punto de anclaje superior y apartándolo así de la cara y el cuello. Se suma a este un respaldo articulado con una guía adicional a la altura de los hombros, que ayuda a mantener el cinturón apartado del cuello.

 

Siempre con respaldo, por favor

Desde enero de 2017 todos los niños que no alcancen los 125 cms de altura deben viajar con un elevador con respaldo.

Con este cambio en la norma se dió por escuchada una vieja petición de los expertos que no se cansaban de advertir del peligro que supone en caso de impacto lateral el uso de elevadores sin respaldo (conocidos como alzadores).

Las mismas voces que, con la última reforma del Código de Circulación pidieron aumentar la talla mínima para dejar de usar SRI hasta 1,5 y no 1,35 que es la medida actual, aunque para esta petición de momento no hay respuesta.

Este vídeo deja claro que el respaldo es un salvavidas (o cuanto menos evita lesiones graves en la cabeza) en caso de choque lateral:

Respecto al respaldo de las sillas de los grupos 2/3 es importante hacer otra consideración. 

Al instalar la sillita, muchos padres comprueban asustados que el respaldo no queda sujeto como en las del grupo 1 y que se mueve libremente (esta es una de las razones por las que los SRI con arnés de cinco puntos siempre serán más seguras). La diferencia está en que mientras las homologadas hasta los 18 kilos son sillas de auto integrales, es decir, es la silla la que sujeta al niño; las del siguiente grupo son no integrales y es el coche a través del cinturón el que le protege.

¿Por qué las sillas del grupo 2/3 no llevan arnés?

Sabiendo que el arnés de cinco puntos es mucho más seguro que el cinturón de tres (baste como ejemplo que los coches de competición lo llevan), la pregunta es inevitable: ¿por qué las sillas del grupo 2/3 no llevan arnés?

La respuesta está en las leyes de la física que hacen que la mayoría de los arneses y respaldos que se fabrican hoy día no sean lo suficientemente fuertes como parea sujetar a niños de hasta 36 kilos.

Seis preguntas básicas sobre las sillas de bebé

La buena noticia es que, con el tiempo, todo mejora y los expertos han encontrado una solución. Se llama 'el cuarto punto de anclaje del cinturón de seguridad' y no es más que un soporte que sale de la zona de la entrepierna y evita, primero, que el tramo abdominal del cinturón se desplace del recorrido correcto y, segundo, que el pequeño se deslice por debajo del cinturón (lo que se conoce como 'efecto submarino')

Este sistema lleva años comercializándose en Estados Unidos. En Europa, sólo está disponible en la silla Romer Kidfix II.

Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una silla del grupo 2/3

1. Que la silla crezca con tu hijo.

Es muy posible que esta sea la última silla de auto que compras para tu hijo y que la utilice durante los próximos ocho años. Por eso, es absolutamente imprescindible que sea una sillita adaptativa.

No basta con que el reposacabezas tenga unas cuantas posiciones. Es importante que toda la silla crezca en anchura y en altura para que sea capaz de proteger a tu hijo desde que todavía es un pequeño de tres o cuatro años hasta que ya es casi un adolescente de 12. 

2. Sistema de anclaje

Muchas sillas del grupo 2/3 utilizan el cinturón de seguridad como único punto de sujección al coche; pero también las hay que sustituyen el isofix por enganches fix que al igual que el primero, sujetan la silla al chasis del coche.

3. Que tenga protecciones laterales

La cabeza y el cuello son las partes más vulnerables y los hombros constituyen el primer punto de contacto del cuerpo del niño con la silla en caso de choque; por eso es importante que la silla recoja bien el cuerpo del pequeño con protecciones laterales acolchadas. Las hay con cojines de aire (como un aribag) que aumentan la protección en caso de impacto lateral.

La silla más cara y segura del mundo

4. Que sea cómoda.

Tu hijo ya es mayor y expresa sus opiniones. No está de más que le lleves a la tienda el día de la compra y que le permitas probarla. Llevar a un pequeño de viaje en una silla que le resulte incómoda puede ser una auténtica tortura.

No está de más que el respaldo sea reclinable, asi sufrirá menos su espalda en los ratos en los que viaje dormido.

Algunas sillas del Grupo 2/3 a la venta en 2018

  1. Kidfix XP II SICT de Römer
    Entre las novedades que incorpora esta silla del grupo 2/3 está el sistema XP que ayuda a evitar que la barbilla choque contra el pecho en caso de choque o accidente; al mismo tiempo que reduce las lesiones cervicales.
    Cuenta también con SecureGuard un tercer punto de sujeción del cinturón de seguridad que reduce la presión del cinturón ventral sobre el abdomen.
    Kidfix XP II
  2. Solution Q3 Fix de Cybex
    El cabezal va creciendo al mismo tiempo que el niño, pero lo más importante es que el espacio de los hombros se va ajustando también a las necesidades del pequeño.
    Entre sus ventajas figura también el sistema de aireación interno que evita la sudoración excesiva en los días más calurosos. También tiene protección de impactos laterales y un sistema de inclinación de la cabeza que evita que se venga hacia adelante cuando el niño se queda dormido.
    Solution Q3 Fix
  3. Bebe Confort Rodifix AirProtect
    La tecnología AirProtect de Bebe Confort está especialmente diseñada para proteger la cabeza del niño en impactos laterales. Actúa en dos fases: en el momento del impacto, amortiguando el golpe de la cabeza contra el reposacabezas y, después, al recuperar lentamente el aire liberado, evita los posteriores contragolpes de la cabeza hasta que esta se para totalmente. 
    Bebe Confort RodiFix AirProtect

 

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees