Skip to main content

Reportaje

Cinco maneras de ganar dinero con tu coche mientras lo usas (o no)

Coches con publicidad

¿Quién dijo que comprar un coche es una inversión a fondo perdido?

Hoy vuelvo a arremeter contra el cuñado todolosabe. Ese que lleva semanas tratando de quitarte la idea de comprar coche porque dice que es una inversión a fondo perdido y que desde el momento en que sale del concesionario lo que has pagado se devalúa por minutos.

Acepto que en el segundo argumento tiene parte de razón. Cada mes que pasa o cada tanda de kilómetros que recorres reducen lo que los seguros llaman el valor venal de un coche, pero si andas un poco avispado puedes sacar un dinerito extra con tu vehículo mientras lo usas y lo que todavía es mejor, en esas épocas en las que tenías pensado dejarlo aparcado en el garaje.

A continuación, repasamos cinco maneras de ganar dinero con tu coche. Un consejo: no se las cuentes a tu cuñado, deja que rabie mientras se devana los sesos pensando de dónde salen tus ingresos extra todos los meses.

1. Haz del tuyo un coche anuncio

Convertir el tuyo en un coche anuncio es una de las maneras más sencillas de ganar dinero mientras usas tu coche. Entre las ventajas que ofrece este ingreso extra está que no tendrás que alterar tus rutas diarias; es más, cuántos más kilómetros hagas cada día, más y mejor te pagarán.

La pregunta es: ¿qué empresas están dispuestas a pagar porque lleves su imagen en tu coche?

La respuesta está en Internet. Hay empresas que se dedican justo a eso, a poner en contacto a conductores dispuestos a ganar dinero exhibiendo publicidad en sus coches y a empresas que quieren pagar por ello. Aquí tienes tres ejemplos:

También querrás saber, ¿qué requisitos se pide a un coche para ponerle publicidad? Aquí el abanico es muy amplio ya que cada empresa busca un tipo de coche (turismo, furgoneta...) o fija requisitos como el número de kilómetros que vaya a recorrer al día o la zona por la que se suele mover. Lo que sí es imprescindible es que seas mayor de edad, que tengas permiso de conducir y que seas el propietario del coche.

Coches con publicidad

Y la gran cuestión: ¿cuánto puedes ganar poniendo publicidad en tu coche? Las cantidades varían en función de la empresa, la duración de la campaña, los kilómetros a recorrer... pero suelen estar entre 120 y 300 euros al mes (algunas llegan a dar un sobresueldo de 1.000 euros).

En cualquier caso, los vinilos son colocados por expertos. No te citarán en Luna Nueva, el taller de los famosos pero casi...), pero cuando los retiren la pintura de tu coche quedará intacta.

2. Hazte repartidor de Amazon

Hace unos días supimos que Amazon busca repartidores con coche propio para su nuevo sistema de reparto Amazon Flex.

Este servicio funciona desde hace tiempo en EEUU y parece que con muy buenos resultados. En lugar de recurrir a mensajeros en plantilla, Amazon recluta a trabajadores autónomos que estén dispuestos a llevar sus productos hasta el domicilio de los compradores por un sueldo razonable.

Para ser repartidor autónomo de Amazon es necesario ser mayor de edad, tener carnet de conducir y tener un coche de tamaño medio (el pliego de condiciones dice que basta con "una berlina de cuatro puertas o un vehículo similar".

Ahora, ¿cuánto puedes ganar repartiendo paquetes de Amazon? La cantidad depende de los viajes que hagas. Desde la empresa anuncian que cada repartidor recibe "hasta 28 euros por cada tramo de dos horas". Ganar 14 euros la hora por conducir no está nada mal, claro que luego hay que descontar retenciones, pago de la cuota de autónomos...

3. Alquílalo cuando no lo uses

Te vas de viaje de trabajo, de vacaciones o, simplemente, no tienes planeado utilizar tu coche durante unos días. Mientras esté parado no te va a generar gastos, es cierto, pero también puedes hacer que te proporcione ingresos. ¿Cómo? Alquilándolo a otros conductores.

En España existen varias empresas que gestionan el alquiler de coches entre particulares.

Una de ellas es Drivy. Esta aplicación funciona en Madrid y Barcelona y se encarga de poner en contacto a personas que quieren alquilar su coche por días (no hace falta que sean largos períodos de tiempo, de hecho, la media está en dos o tres días). La tarifa de alquiler la fija el conductor que se lleva un 70% de la ganancia final.

Drivy incorpora una app para alquilar coches desde el móvil

4. Alquila tu plaza de garaje por horas

La filosofía de este negocio es la misma que la anterior pero aplicada a las plazas de parking.

El alquiler de plazas de parking entre particulares es todavía más flexible ya que se pueden negociar días y horas. Imagina que vives en el centro de Madrid, donde aparcar es misión imposible (más aún en los días de restricciones por contaminación). ¿Cuánto crees que te darían por una plaza de garaje?

Lo que puedes ganar compartiendo tu plaza depende de tu ambición. Como en el alquiler del coche eres tú quien pacta la tarifa pero, claro, si pones un precio muy superior a la media puede que nadie quiera hacer negocios contigo. Para que te hagas una idea, una plaza en una de las calles más céntricas de Madrid ronda los 18 euros al día.

¿Dónde alquilar tu plaza de garaje? Busca en Internet, hay muchas opciones; aplicaciones como Parky, El Parking o Aparcalia funcionan a las mil maravillas.

5. La opción más 'dramática': el empeño

Lo de empeñar cualquier bien suena muy dramático; más si es algo tan valioso como un coche. Pero con la mente fría hay que pensar que empeñar un coche es una forma rápida de ganar dinero sin tener que deshacerse del vehículo.

Hay muchas compañías que se dedican a esto y que ofrecen hasta un 60% del valor de tu coche a cambio de que se lo entregues. Resulta especialmente interesante para aquellas personas que necesiten liquidez puntualmente pero, hay que tener en cuenta los inconvenientes de empeñar un coche:

  • los intereses son muy elevados
  • el plazo de recompra es muy limitado -apenas un mes y medio-
  • son ellos los que deciden cuánto vale tu coche

Por si te animas, aquí tienes todo lo que necesitas saber para empeñar tu coche.

Fotos: Serbecar y Marketmoving

Lecturas recomendadas